Miércoles. 24.04.2019

APROBADO EL PLAN REINCORPORA-T

El Gobierno quiere impulsar el autoempleo de los parados mayores en poblaciones rurales

El Gobierno quiere impulsar el autoempleo de los parados mayores en poblaciones rurales

El Ejecutivo pretende aprobar ayudas específicas para impulsar el autoempleo y la economía social en localidades de menos de 5.000 habitantes y desarrollar programas de emprendimiento para parados de larga duración mayores de 45 años que retornen a sus poblaciones de origen.

El Gobierno quiere impulsar el autoempleo de los parados mayores en poblaciones rurales

La llamada "España vacía" puede convertirse en una oportunidad para el emprendimiento y el trabajo autónomo. De repetir mandato tras las elecciones del 28A, el Ejecutivo socialista pretende poner en marcha el plan trienal Reincorpora-T, que tendrá vigencia hasta 2021 y que ha sido aprobado en el último Consejo de Ministros de la legislatura.

El plan, que tal y como ha explicado Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, “cuenta con un carácter integral y transversal, llama a implicarse a las empresas”. Se desarrolla en dos direcciones: la promoción de actuaciones para incrementar la empleabilidad de los parados de larga duración y las actuaciones preventivas. A su vez, los seis ejes de actuación incorporan un total de 63 medidas entre las que se encuentran varias destinadas fomentar el emprendimiento y el autoempleo.

Además de la figura del orientador profesional, que en palabras de Valerio “será como el médico de cabecera para estas personas”, se diseñarán programas para los mayores de 45 años que lleven desempleados más de 12 meses -los considerados de larga o muy larga duración- que retornen a sus poblaciones de origen. Éstos se completarán con ayudas económicas que impulsen el trabajo autónomo. Dichos incentivos tendrán “mayor intensidad” si las actividades se implantan en localidades de menos de 5.000 habitantes. El objetivo de esto últimos es hacer más atractivo el emprendimiento en las zonas rurales en las que la economía es menos dinámica.

Para promover el desarrollo local y la economía social, se prevé llevar adelante mejoras en las políticas de relevo generacional, ampliar la oferta de servicios en zonas en riesgo de despoblación, incentivar a las mujeres que deseen emprender una actividad -especialmente en el ámbito rural, o intensificar la trasferencia de tecnologías a las localidades con menos habitantes.

Por otra parte, y con efecto en todo el territorio nacional, se promoverá la colaboración público privada en iniciativas de autoempleo. Así, con el objetivo de que las empresas apuesten por lo que para Valerio es un “ejercicio de responsabilidad social”, se bonificarán la cotizaciones de las empresas que contraten parados de larga o muy larga duración, en una cuantía anual de 1.300 euros y 1.500 euros si la contratación recae en mujeres. Medida que cabe recordar entró en vigor el pasado 1 de abril. También se bonificará un 5% la formación si el porcentaje de contratación de este tipo de activos alcanza un mínimo del 10% de la plantilla.

“Reincorpora-T es un plus de trabajo, dedicación y esfuerzo para incorporar a los parados de larga duración”, cuya tasa en España supera con creces a la del conjunto de la Unión Europea, un 6,8% frente al 2,8% respectivamente, ha explicado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Asimismo, en respuesta a los sindicatos que califican el plan de "brindis al sol".  Valerio ha sentenciado que "lo son más los lunes al sol. Lo bueno de este plan es que es un plan dinámico y ambicioso cuyas medidas serán evaluadas y se irán modificando según se obtengan o no resultados".

1.313 millones para reducir la tasa de paro de larga duración

Según los datos aportados por Valerio, el plan Reincorpora-T nace con la meta de reducir en tres años la tasa de paro de larga duración sobre la población activa 2,5 puntos porcentuales, hasta el 4,3% a finales de 2021. Para ello, es necesario que cada año disminuya el número de parados de larga duración mayores de 30 años en una media de 140.000, o lo que es lo mismo 422.100 a lo largo de todo el trienio. Esto es, el número de personas afectadas por esta lacra pasaría de los 1.272.100 actuales a 850.000. Asimismo, rebajaría el número de desempleados de "muy larga duración" (más de 24 meses) un 12%, lo que en términos absolutos se traduce en 361.819. 

Por otra parte, se pretende disminuir a la mitad la actual brecha de género entre hombres y mujeres en esta situación, desde 11,6% actual hasta el 5,3%. Resultando beneficiadas 259.700 mujeres y 162.800 hombres. 

Respecto a la dotación económica, el Plan contará con un presupuesto de 1.313 millones de euros que se repartirán del siguiente modo: 363,2 millones de euros en 2019, 447 para  2020 y 502,8 millones de euros para 2021. A esta cuantía, se sumarán los 2.687 millones de euros “ya previstos” por la recuperación del subsidio para mayores de 52 años y la recuperación de las cotizaciones para las cuidadoras no profesionales, “ambas ya en vigor”, puntalizaba Valerio.

El Gobierno quiere impulsar el autoempleo de los parados mayores en poblaciones rurales