domingo. 05.04.2020

LAS ASOCIACIONES DE AUTÓNOMOS DEFIENDEN EL MODELO

Las grandes empresas del transporte arremeten contra el sistema de módulos

Las grandes empresas del transporte arremeten contra el sistema de módulos
Asociaciones que representan a grandes y medianos operadores del sector del transporte volvieron a pedir, el pasado miércoles, que se eliminen los módulos para 2020. Los transportistas autónomos han denunciado este ataque a un sistema de tributación que permite la supervivencia de los más pequeños..
Las grandes empresas del transporte arremeten contra el sistema de módulos

Vuelve a avivarse el conflicto por la permanencia de los módulos. Algunas asociaciones que representan a los grandes y medianos operadores del transporte de mercancías por carretera volvieron a solicitar la eliminación de este sistema, que afectaría a más de 120.000 transportistas autónomos.

El pasado miércoles, durante la reunión que mantuvieron las organizaciones del sector con la directora general del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNMT), dependiente del Ministerio de Fomento, asociaciones de grandes y medianos operadores, como Fenadismer o Astic, volvieron a solicitar que el próximo año 2020 se elimine el sistema de estimación objetiva por el que tributan unos 128.000 profesionales afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Así lo confirmaron a Autónomos y Emprendedores fuentes del sector que participaron en el encuentro.

Frente a esta posición, Fetransa (Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías) y Feintra (Federación Independiente de Transportistas) fueron las únicas asociaciones que defendieron la continuidad del sistema. Al menos, durante un periodo transitorio que permita a los transportistas autónomos abordar el cambio al sistema de estimación directa.

“Llevamos cinco años proponiendo a Hacienda que se cree una mesa técnica que solucione la importante brecha impositiva de la que se nos acusa. Nunca nos hemos opuesto a ello, pero es necesario que se establezca un periodo de transición suave”, explicó Víctor Fernández, presidente de Fenadismer a este diario.

De lo contrario, según cálculos de esta misma organización, entre el 60% y el 70% de los 28.000 autónomos del transporte pesado y de los 100.000 del ligero (entre 77.000 y 90.000 profesionales) se verían obligados a abandonar la profesión, o a trabajar en la economía sumergida. Con el perjuicio que esto causaría, tanto en términos de empleo, como de recaudación.

El ahorro en costes de gestión es otra de las causas por las que Fenadismer defiende la continuidad del sistema de módulos. A este respecto, explicaron que “es un sistema sencillo, que puede abordar directamente el autónomo, sin necesidad de contratar una gestoría ni incurrir en gastos adicionales”.

Tributar por el sistema de estimación directa obligaría a los transportistas a desembolsar entre 1.500 y 2.000 euros anuales  para pagar los honorarios del gestor. A esta cantidad, habría que añadirle entre 133.000 y 190.500 euros por coste anual del camión.

Por ello, “es absolutamente necesario que se establezca un periodo transitorio que garantice que estos autónomos puedan  continuar con su actividad”, insistió González.

Las grandes quieren ocupar el hueco que dejen los autónomos

En opinión del presidente de Fetransa, “el ataque furibundo e injustificado de los operadores al sistema de módulos se debe, posiblemente, a que quieren allanar el camino para hacerse un hueco en el mercado”. Hecho que resulta paradójico si se tiene en cuenta que, precisamente, son estas compañías las que subcontratan a autónomos para poder prestar muchos de sus servicios. “En torno al 90% de los trabajadores por cuenta propia están subcontratados por empresas de mayor tamaño”.

La raíz del conflicto se encuentra en la excesiva atomización del transporte por carretera y el sobredimensionamiento que tuvo lugar durante los años de crisis, que dejó a muchos autónomos y empresas al borde de la quiebra por la fata de demanda. Sin embargo, desde que la economía empezó a remontar, “se ha comprobado que los autónomos que tributan por módulos no son los únicos causantes de los problemas que atraviesa el sector”, aseguró González. “Es más, en ningún caso hacen competencia desleal, como se les acusa. Todo lo contrario, los trabajadores por cuenta propia hemos contribuido a que el sector del transporte sea uno de los más competitivos de Europa”.

En concreto, serían las empresas 'buzón', deslocalizadas en países con bajos costes laborales, y las cooperativas de trabajo asociado que emplean la figura del autónomo de forma fraudulenta, las que verdaderamente estarían dañando el sector.

A este respecto, desde Fetransa insistieron en que “no se puede confundir ni a la opinión pública ni a la Administración, culpando a los autónomos de los problemas por los que atraviesa el sector del transporte”, y recordaron que “los transportistas autónomos no pueden acceder a muchas de las subvenciones y ayudas a las que optan los operadores”.

Ahorro de costes y confianza en el Gobierno

La propuesta presentada por la patronal de los transportistas autónomos a los responsables del Ministerio de Hacienda, consiste en que durante un periodo de cuatro años, en cada ejercicio, se aplique un porcentaje de subida por tonelada de carga útil -módulo de referencia-, y se mantengan los límites de 125.000 euros. Con ello, se evitaría, además, “la posibilidad de facturas falsas”.

A la espera de que haya Gobierno y de que éste de el visto bueno a dicha propuesta, en Fetransa confían que el Ejecutivo en funciones cumpla con su promesa de prorrogar en 2020 los límites de módulos por cuarto años consecutivos, tal y como adelantó Autónomos y Emprendedores. “Confiamos en la palabra del Gobierno. No prorrogarlos sería una torpeza y un paso en falso tremendo”, aseguró el presidente de Fetransa, Víctor González.

Las grandes empresas del transporte arremeten contra el sistema de módulos