sábado. 19.10.2019

ENTREVISTA A RAFAEL GRANADOS, PRESIDENTE DE ATA GALICIA

“Una buena formación del autónomo es imprescindible para su futuro”

Rafael Granados, presidente de ATA Galicia
Rafael Granados, presidente de ATA Galicia

Rafael Granados preside la Federación de Autónomos (ATA) en Galicia. En su comunidad, marcada por el peso específico del ámbito rural, los autónomos viven tiempos duros por el envejecimiento de la población y la falta de relevo generacional. No obstante, hay señales positivas como la irrupción de nuevas actividades entre el colectivo emprendedor. De cara al futuro, insiste en que hay que mejorar la formación y el asesoramiento al autoempleado.

“Una buena formación del autónomo es imprescindible para su futuro”

-¿Cómo ha evolucionado el trabajador autónomo en su comunidad?

-En los últimos ocho años, los sectores que tradicionalmente contaban con más autónomos como la agricultura, construcción, comercio y hostelería han reducido el número de afiliados. Han ganado protagonismo otros como las actividades profesionales, la educación o las actividades sanitarias por la aparición de nuevas profesiones y nichos de mercado asociados a ellas.

-¿Han salido los autónomos gallegos de la crisis?

-A día de hoy no podemos decir que se haya salido de la crisis. Hay sectores como la agricultura y el comercio que pierden autónomos. Por otra parte, es importante reseñar la pérdida de peso relativo que están teniendo las mujeres dentro del colectivo. El año 2016 se cerró con la pérdida de 1.612 autónomos en Galicia, de los que 1.287 fueron mujeres. Esto es importante, pues Galicia es la comunidad en la que las mujeres tienen mayor peso relativo en el RETA, por encima de la media estatal.

-¿Qué papel ejercen en Galicia los autónomos del ámbito rural?

-El rural pasa por momentos difíciles derivados, entre otros problemas, de un envejecimiento de la población y de una falta de relevo generacional en sectores básicos como la agricultura o la Ganadería. Galicia es una zona eminentemente rural, sólo tienen la consideración de zona urbana los siete ayuntamientos de los núcleos de población más grandes (A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo, Ferrol y Santiago de Compostela). Por eso, la mayor parte de los autónomos se concentran en zonas consideradas rurales. La Xunta ha anunciado una inyección de 30 millones para relanzar el rural gallego, con medidas para fomentar el emprendimiento y acciones dirigidas a impulsar la formación, como la elaboración de un programa de formación en industrias forestales. Estas medidas está previsto que beneficien a unas 13.000 personas.

También, dentro del Plan de Banda Ancha 2020 se ha aprobado una orden de ayudas para la contratación de internet de alta velocidad por parte de los autónomos y las empresas del rural. Estas iniciativas son de vital importancia para relanzar el emprendimiento en zonas rurales.

-¿Cuál es la hoja de ruta de ATA-Galicia?

En la Mesa del Empleo Autónomo, el consejero de Economía, Empleo e Industria nos presentó la Estrategia de Autónomos 2020, con las medidas que la Xunta prevé aprobar en 2017. La estrategia tiene tres retos: mejorar los apoyos, para incorporar nuevas personas al RETA y fortalecer el trabajo autónomo; mejorar la calidad, para facilitar mejores condiciones al autónomo, y mejorar los servicios, para simplificar y agilizar la interacción con el colectivo. 

El plan de la Xunta para fomentar el relevo generacional no ha dado los frutos deseados

-Y logrado eso, ¿cuáles serán sus siguientes metas?

-Continuaremos colaborando con la Xunta de Galicia, las diputaciones y ayuntamientos con los objetivos de fomentar el asociacionismo, difundir el autoempleo, mejorar la formación y lograr asesoramiento individualizado a los autónomos.

En el ámbito de la formación, la Ley 30/2015 que regula el sistema de Formación Profesional para el Empleo debe marcar un punto de inflexión ya que establece que las asociaciones de autónomos deben participar en el diseño, programación y difusión de las actividades formativas del colectivo. Hasta ahora el autónomo era el hermano pobre, pues el presupuesto para su formación era ínfimo comparado con el destinado a trabajadores del régimen general, además de que la formación no se adecuaba a sus necesidades. Esto tiene que cambiar, hay que trabajar ya en un estudio de las necesidades formativas de los autónomos en cada región para que la oferta formativa sea útil y contribuya a la mejora de sus competencias y de sus negocios. Una buena formación del autónomo es imprescindible para su futuro.

-¿Qué medidas destacaría de las puestas en marcha por el Gobierno gallego?

-La Ley del Emprendimiento y la Competitividad de Galicia, aprobada en 2013, fue una apuesta importante de la Xunta por el emprendimiento y el trabajo autónomo. Incluyó medidas para la reducción de trabas administrativas, incentivos fiscales, facilidades para la financiación, etc. Pero su impacto no ha tenido el efecto esperado, a pesar de que el número de autónomos en Galicia ha aumentado. También fue importante la creación de la oficina Doing Business, una plataforma virtual para la reducción de las cargas administrativas.

-¿Dónde han de reforzarse las políticas de impulso para el colectivo?

-Sería importante adoptar medidas para la consolidación y mantenimiento de los negocios, ya que son muchos los que se ponen en funcionamiento y no superan los tres años de vida. Es muy importante hacer una evaluación de la viabilidad de los proyectos antes de que vean la luz, para detectar posibles deficiencias. En ese sentido, será fundamental la labor de los profesionales de las unidades Galicia Emprende o de la Oficina del Autónomo.

Rafael Granados

Por otra parte, hay muchos autónomos próximos a la edad de jubilación que no encuentran a personas interesadas en continuar sus negocios. El plan de la Xunta para fomentar el relevo generacional no ha dado los frutos deseados. Dentro de la Mesa del Empleo Autónomo se está trabajando para darle una vuelta de tuerca al plan, es importante el asesoramiento y la formación a quienes intervienen en el proceso de transmisión de empresas, más que la simple ayuda directa por la cesión de negocios.

-¿Son suficientes los fondos del Gobierno Regional para la promoción del trabajo autónomo? 

-Según datos de la Xunta, Galicia fue la Comunidad que más apoyos puso a disposición del trabajo autónomo, más de 27 millones de euros, así que no nos podemos quejar. Para el período 2017-2020, la previsión de ayudas destinadas al colectivo se cifra en 40 millones al año, 160 millones en todo el período. Los objetivos son ambiciosos, se prevé que sean 20.000 los autónomos beneficiarios de la ampliación de la tarifa plana, incrementar en 1.500 personas los autónomos con asalariados, 4.000 personas que utilicen el bono autónomo o formar a 4.000 autónomos con las distintas medidas de formación.

-¿Sigue siendo la falta de crédito el principal escollo para los autónomos?

-Es uno de los principales escollos, pero no el único. Otros problemas que afectan al colectivo y deben resolverse son el incumplimiento por las administraciones y empresas privadas de los plazos de pago de las facturas contraídas con los autónomos fijados en la Ley de Morosidad, las trabas administrativas, una oferta formativa poco adecuada a las necesidades reales y los elevados costes fiscales y laborales.

Es importante evaluar la viabilidad de los proyectos antes de que vean la luz

-¿Hay voluntad de diálogo entre la administración regional y los autónomos?

-Nos hemos visto perjudicados por la paralización del Consejo Gallego del Trabajo Autónomo, que debería haberse constituido en 2013, si bien es cierto que en los dos últimos años la comunicación con la Xunta ha sido más fluida y se ha logrado constituir la Mesa del Empleo Autónomo, con el objetivo de debatir en ella todas las políticas que nos afecten y constituir grupos de trabajo para abordar temas concretos. Han sido varias las propuestas de ATA Galicia para mejorar las órdenes de ayudas que benefician a nuestro colectivo y mejorar el articulado de la Ley de Emprendimiento de Galicia.

-¿Qué impacto tendrá en Galicia la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo? 

-Habrá que esperar a su publicación en el BOE para tener una opinión más concreta sobre su alcance. Son medidas importantes como la ampliación de la tarifa plana, la reducción de los recargos a la Seguridad Social por ingresos fuera de plazo de las cuotas de autónomos, medidas para la conciliación familiar y laboral, para clarificar los gastos a deducir por los autónomos en el IRPF… Su aprobación favorecerá el emprendimiento en nuestra comunidad y el mantenimiento, consolidación y crecimiento de los autónomos ya existentes. 

-¿Cómo ha afectado la inestabilidad política a los autónomos de su comunidad? 

-El retraso en la formación del Gobierno por la celebración de segundas elecciones perjudicó la toma de decisiones importantes, no se aprobaron leyes y reales decretos para la mejora de nuestro colectivo y los estímulos que tendrían que haber llegado a nuestra comunidad vía Presupuestos Generales del Estado, se retrasaron. El mapa político que surge de las últimas elecciones estatales ha cambiado mucho, y los políticos deben ser conscientes de ello y actuar con responsabilidad. Las decisiones que afectan al conjunto de la ciudadanía deben tomarse de forma consensuada y no debe de haber una parálisis en la toma de decisiones por los intereses de cada partido.

“Una buena formación del autónomo es imprescindible para su futuro”