lunes. 18.01.2021

EN OCTUBRE FALTABA POR RECAUDAR CASI LA MITAD

Hacienda asegura que la mayoría de los autónomos ya han devuelto los impuestos aplazados por el COVID

Hacienda asegura que la mayoría de los autónomos lograron devolver antes del 20 de noviembre los impuestos aplazados por el Covid-19, a pesar de que en octubre faltaban por recaudar casi la mitad de los 3,5 millones de euros que debían.

Hacienda asegura que la mayoría de los autónomos ya han devuelto los impuestos aplazados por el COVID

Los autónomos que aplazaron el pago de sus impuestos el pasado mes de abril, contaban con un total de seis meses para su devolución y, según Hacienda, la mayoría de ellos cumplieron con el plazo. El Gobierno ofreció a los trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios la posibilidad de posponer sus obligaciones fiscales entre los meses de marzo y mayo. De ellos, los cuatro primeros meses serían sin abonar intereses- hasta el 20 de septiembre- y, los dos restantes, pagando un interés de demora del 3,75% -hasta el 20 de noviembre-.  

Esta medida se planteó de cara a una posible recuperación económica en los meses de verano que, aún a día de hoy, sigue sin llegar. A pesar de ello, los autónomos están cumpliendo con sus obligaciones y están devolviendo los impuestos aplazados. Así lo confirmaron fuentes cercanas a la Agencia Tributaria que aseguraron que “la gran mayoría de los autónomos han logrado hacer frente al pago de sus impuestos aplazados, antes de la fecha límite que anunció el Ejecutivo, el 20 de noviembre”

Un comportamiento por parte del colectivo que no se reflejaba en el último Informe Mensual de Recaudación Tributaria referente al mes de octubre. Éste sacaba a la luz que al Ministerio de Hacienda aún le faltaban por recaudar más de 1.300 millones en impuestos aplazados de los 3.500 millones de euros que su titular, María Jesús Montero, estimó que se recaudaría con estos aplazamientos, cuando anunció la medida el pasado mes de abril.

"Los datos del mes de noviembre son aún provisionales, pero puede verse ya cómo la mayoría de los contribuyentes han hecho frente a sus pagos pospuestos y se ha conseguido disminuir parte de la cuantía que faltaba por recaudar", apuntaron fuentes cercanas al Fisco. 

En octubre faltaban más de 1.300 millones

Según el documento elaborado por Hacienda, el mes de octubre finalizó con unos datos recaudatorios muy inferiores a los del pasado año 2019. La ministra de Hacienda estimó en 3.500 millones de euros la recaudación de los impuestos aplazados por el Covid-19 a autónomos y pymes. No obstante, a falta de un mes para que terminase el plazo impuesto por el Ejecutivo, aún faltaban por abonar más de 1.300 millones.

Esto es algo que no sorprendió a la Agencia Tributaria ya que, según explicaron “los intereses tras el mes de septiembre son muy bajos, por lo que es normal que muchos autónomos prefirieran dejar pasar el plazo sin intereses y esperaran al último momento para hacer frente al pago. Los datos provisionales demuestran que, a vencimiento del 20 de noviembre, hay un cumplimiento favorable de pago de aplazamientos. Incluso equivalente a los procesos de aplazamiento de cualquier otro año”, aseguraron desde la Administración. 

A pesar de ello, desde Hacienda reconocieron que “no es que no vaya a haber ratio de mora, sino que el que hay no es mayor que el de cualquier otro momento, lo cual es muy positivo teniendo en cuenta el contexto en el que estamos. Lo lógico es que fuese mucho más acentuado por la situación que está viviendo el tejido productivo, pero nos tranquiliza ver que la gran mayoría han podido cumplir con sus obligaciones en términos similares a años anteriores”. 

Intereses y recargos de los aplazamientos de impuestos

Desde el pasado 20 de septiembre, los autónomos que solicitaron el aplazamiento a raíz del COVID y todavía no hubieran saldado la deuda deben tener en cuenta que los intereses empezaron a correr y se sumaron al importe que aplazaron el pasado 20 de mayo. Esto fue así hasta el 20 de noviembre, momento en el que la Agencia Tributaria cargó en su cuenta el importe total de la deuda aplazada.

Según explicaron desde la Administración, "a partir del cuarto mes,  los autónomos tendrán que abonar, además de la deuda, intereses de demora. La cantidad de intereses dependerá de cuándo pague el autónomo. Si lo hace todo en el quinto mes, lógicamente, serán menos intereses que si espera al sexto. También depende, claro, de la cantidad de deuda. El interés de demora es del 3,75% y gira sobre los días que pasan entre el fin del periodo voluntario (20 de mayo) y el momento del vencimiento, dependiendo de cuándo pague, si en el quinto o sexto mes". 

Si, después de esa fecha, el autónomo no tenía el dinero suficiente en la cuenta y la Agencia Tributaria no pudo cobrar los impuestos aplazados y los correspondientes intereses, le llegará una liquidación de apremio con el recargo correspondiente por no hacerlo en plazo. 

En el caso de que se pague la totalidad de la deuda fuera del período voluntario pero antes de la notificación de la providencia de apremio, se aplicará un recargo ejecutivo del 5 %. De lo contrario -si fuera después de la notificación- se aplicará un recargo de apremio ordinario del 20%. 

Hubieran sido necesarias ayudas directas

Según las últimas cifras que hizo públicas Montero, los aplazamientos beneficiaron a 638.652 autónomos y pymes. A pesar de que esto supuso un alivio para el colectivo, los asesores fiscales opinan que "hubiera sido más efectivo destinar ayudas directas a los pequeños negocios para ayudarles a subsistir y solucionar sus problemas, no posponerlos". 

Para el presidente de la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales, Joan Torres, la situación que atraviesan los autónomos sigue siendo "insostenible. Si bien es cierto que los aplazamientos fueron un empujón para muchos negocios, que pudieron disponer de más liquidez durante el Estado de Alarma al no tener que pagar algunos impuestos como el IVA, muchos de ellos siguen muy afectados".

El experto explicó que aquellos profesionales que no hayan podido hacer frente a los aplazamientos en las fechas que estimó el Ejecutivo, pasan a tener un plazo "extemporáneo, lo que conlleva recargos de hasta el 20% en sus impuestos". Por ello, Torres señaló que "posiblemente el planteamiento ha sido erróneo desde un principio. Lo mejor hubiese sido analizar la facturación de cada autónomo y que el Estado les proporcionase ese dinero para mantener su infraestructura". 

Además, el asesor fiscal explicó como esta opción ayudaría a eliminar en gran medida la problemática de la economía sumergida en el país. "Muchos negocios se plantearían el hecho de no declarar ciertos ingresos, porque si el Gobierno les da la liquidez correspondiente a su facturación y no le es suficiente para mantener su negocio, eso significaría que tenían ingresos extra que no declaraban", señaló. 

Hacienda asegura que la mayoría de los autónomos ya han devuelto los impuestos aplazados por el COVID