Domingo. 18.11.2018

DESCARTA EXTENDER LA BONIFICACIÓN DEL DIÉSEL A OTROS COLECTIVOS

Hacienda finalmente prorrogará los límites de módulos un año más

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda

Tal y como ha avanzado a primera hora de esta mañana Autónomos y Emprendedores, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha ratificado hoy que los límites de 250.000 y 150.000 euros de facturación para los autónomos que tributan en régimen de módulos "no se endurecerán" a lo largo de 2019. Además, no cierra la puerta a que la decisión sea definitiva. Ésta se ha tomado a instancias de una propuesta planteada por ATA y se vincula a la creación de un grupo de trabajo que determinará los nuevos criterios de acceso y pertenencia a este sistema así como el periodo transitorio para realizar el cambio al régimen de estimación directa. El colectivo más beneficiado será el de los transportistas.

Hacienda finalmente prorrogará los límites de módulos un año más

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha insuflado aire a los 400.000 autónomos que tributan en el régimen de estimación objetiva. Por tercer año consecutivo Hacienda no rebajará los límites de 250.000 y 150.000 euros de facturación para los 'moduleros', tal y como ya adelantaba a primera hora de esta mañana Autónomos y Emprendedores. "No reduciremos los límites actuales de módulos", ha afirmado Montero durante su participación en el Foro Cinco Días. Así, el año próximo los topes de exclusión "no se endurecerán" y se mantendrán del siguiente modo: 

  • Cuando los rendimientos íntegros del autónomo superen los 250.000 euros;
  • Cuando la facturación a otros empresarios y profesionales superen los 125.000 euros;
  • Cuando las compras en bienes y servicios superen los 250.000 euros

La decisión, que según han detallado después fuentes internas del Ministerio "podría tomarse con carácter definitivo", -dando marcha atrás con la revisión que aprobó el Gobierno del Partido Popular en 2015-,  responde de forma positiva a la propuesta presentada por la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA). Precisamente, su presidente, Lorenzo Amor se pronunciaba nada más conocer la noticia. “Mantener los límites actuales permitirá a muchos autónomos seguir con sus actividades. Amor, ha pedido responsabilidad a los grupos parlamentarios a la hora de respaldar y convalidar en el Congreso una decisión que ha calificado de  “fundamental" para el colectivo, especialmente para el de los transportistas autónomos, muchos de los cuales cuentan con bajos ingresos y que "de ser expulsados del sistema verían peligrar seriamente su actividad"

La propuesta de inclusión a la Orden anual de módulos que ATA puso encima de la mesa de Hacienda y que finalmente ha obtenido el visto bueno, vincula la prórroga a la creación de un grupo de trabajo que garantice un periodo de transición de cuatro años para proceder al cambio de régimen. Con ello se diluiría el incremento de costes fiscales -entre 6.000 y 12.000 euros- que tendrán que afrontar los 'moduleros', asegurando así la viabilidad de las actividades.

Otra de las tareas a las que tendrá que hacer frente el citado grupo será la de revisar los criterios establecidos para los módulos en función de los que se calcula la cuota a pagar. Misión esta última, entre las que se encuentran la eliminación de las penalizaciones por número de empleados contratados, que tal y como vienen denunciando desde la ATA "va en contra de la creación de empleo", o qué actividades han de pasar a tributar en estimación directa. 

"Dicha prórroga vendrá acompañada por la creación de un grupo de trabajo de expertos y representantes de las organizaciones de autónomos más representativas en el Instituto de Estudios Fiscales con el fin de analizar y evaluar el método de estimación objetiva y el establecimiento de un periodo transitorio de cuatro años, para una reforma progresiva del sistema de estimación objetiva y la orientación de ciertas actividades hacia el sistema de estimación directa”, cita el texto redactado por la Federación al que ha tenido acceso este medio. 

Por otra parte y con respecto al calendario, Hacienda sería la primera interesada en que la orden se aprobase vía Real Decreto de urgencia, ya que la prórroga no sólo aportaría una mayor certidumbre a los autónomos permitiendo una mejor planificación de sus estructuras de negocio de cara al próximo año, sino que además  "se evitaría el efecto perverso de que los profesionales dejen de facturar en los últimos meses meses del año", explican fuentes de ATA. Sin embargo, desde el departamento que dirige Montero insisten en que la decisión verá la luz "con la aprobación de la Ley de Presupuestos".

El transporte pendiente del diésel

Los 80.000 profesionales tanto del transporte ligero como pesado que trabajan para empresas y que se hubieran visto abocados a asumir un incremento de unos 12.000 euros en costes fiscales, según los cálculos de Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), integrada en ATA, son quienes más celebran la noticia. “Los módulos para el transporte son imprescindibles para seguir manteniendo la figura del autónomo. Los límites de 125.000 sigue siendo una cantidad muy baja teniendo en cuenta que nuestros costes rondan esas cifras", asegura Fetransa, desde donde recuerdan que "el impacto que supondría para los transportistas la eliminación de los módulos en el sector traería consigo un gran número de bajas y esas bajas quedarían en una situación muy comprometida”.

Esta organización mayoritaria de transportistas autónomos añade que el colectivo de profesionales que tributan en régimen de estimación objetiva no se ha recuperado al mismo ritmo que el resto. Los datos de ATA apuntan a que los rendimientos netos anuales de los 'moduleros' en 2016 (último ejercicio publicado) fueron de 10.393 euros más de 1.100 euros inferiores a los autónomos que rinden cuentas al fisco en estimación directa (12.496).

Solventado el escollo de los módulos, tanto el sector del transporte en particular como el de los autónomos en general, tendrá que enfrentarse a la subida de casi un 5% del diésel (entre 9 y 13 céntimos por litro) y que proporcionará a las arcas del fisco unos ingresos adicionales de 2.100 millones de euros. En las próximas semanas debería negociarse la extensión de las bonificaciones del diésel profesional a colectivos como el de vehículos de menos de 7.500 kilogramos de tonelaje (furgonetas...), agentes comerciales o taxistas del ámbito rural. Algo para lo que Hacienda no parece estar muy por labor, "tenemos pendientes analizarlo bajo el marco del diálogo social, pero lo que no podemos permitir es aprobar medidas que se escapen al control y acaben beneficiando más a un régimen que a otro".

Incluso, la ministra Montero hacía referencia a misma esta cuestión durante su discurso "no podemos arbitrar mecanismos que produzcan una diferencia abismal del Régimen de Autónomos con el Régimen General. El de autónomos es un colectivo a proteger pero pensando en el futuro y en el resto de colectivos", ha dicho. En este sentido uno de los mayores temores del Gobierno es llevar adelante medidas que incentiven el fraude y "aumenten la desigualdad entre regímenes favoreciendo el trasvase de uno a otro y con ello el aumento de falsos autónomos", han insistido después fuentes de Hacienda.    

Por otra parte, la titular de Hacienda también se ha referido al impacto que la subida del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) tendrá en los afiliados al RETA con ingresos más bajos. Delante de Magdalena Valerio, su homóloga en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Montero ha recalcado que "no afectará a las bases mínimas". Asimismo, ha apuntado que el colectivo de trabajadores por cuenta propia "no es homogéneo", y ha dejado caer que muchos autónomos están infracotizando, "la propuesta del Gobierno persigue una doble velocidad para mejorar las pensiones y otras prestaciones como el accidente de trabajo o las contingencias comunes de los autónomos. De ahí que defendamos que tengan que cotizar por ingresos reales".

Caída del 40% en módulos

La reforma fiscal de octubre de 2015 levantó ampollas entre los casi 650.000 autónomos que, por aquel entonces, tributaban por el régimen de estimación objetiva -que fija la cuota fiscal de cada trimestre en base a parámetros como la superficie de los locales, el número de personas que trabajan en el negocio o consumo eléctrico, y no según los ingresos reales-. Ésta rebajaba los límites de facturación establecidos en 100.000 y 50.000 euros. Es decir, de 250.000 hasta 150.000 euros para quienes facturan directamente a sus clientes (hostelería, comercio, …) y de 150.000 hasta 75.000 euros para aquellos que lo hacen a otras empresas.

La realidad es que las sucesivas modificaciones de este régimen que se han acometido durante los últimos años -que han reducido las actividades sujetas a estimación objetiva- se han dejado notar en el número de autónomos que tributan en el sistema de módulos. En concreto ATA cifra la caída en un 38,7% menos entre 2008 y 2016 (últimos datos publicados), año que cerró con 396.528 'moduleros'.

Hacienda finalmente prorrogará los límites de módulos un año más