jueves. 21.11.2019

¿SABES LO QUE ES?

Hacienda está investigando a los negocios por 'Inconsistencia Fiscal'

Hacienda está investigando a los negocios por 'Inconsistencia Fiscal'

La Agencia Tributaria envió en mayo una carta a los autónomos avisándoles de una posible inspección. Desde este momento, empezó a propagarse el término 'Incosistencia Fiscal'. Se trata básicamente de facturar por debajo de la media del sector y es motivo más que suficiente para que Hacienda llame a la puerta de un negocio.

Hacienda está investigando a los negocios por 'Inconsistencia Fiscal'

Durante los últimos meses, es probable que muchos autónomos se hayan encontrado con el término ‘Inconsistencia Fiscal’. Igual de probable es que la mayoría no entiendan lo que significa. Este concepto empezó a cobrar importancia cuando, el pasado mes de mayo, la Agencia Tributaria (AEAT) anunció que los autónomos podrían recibir una carta para que explicaran algunas incongruencias fiscales, y así lo explicó este medio.

En la misiva se incluía un aviso para aquellos trabajadores por cuenta propia que facturan por debajo de la media del sector. El escrito tenía como objetivo avisarles de la posible llegada de un inspector al establecimiento para verificar que las cuentas del negocio se adaptan a la realidad.

Por lo general, todos los autónomos que se dedican a una misma actividad -y en una misma zona-  tienen un volumen similar de facturación. Por lo que, cuando uno de estos negocios presenta un balance de pérdidas y ganancias muy diferente al de sus competidores, saltan las alarmas de la Administración. A esto se le denomina ‘Inconsistencia fiscal’. 

Ejemplo de este tipo de incongruencias sería el de un restaurante situado en frente de la Universidad de Zaragoza. Según pudo saber este medio, los negocios del sector hostelero en esta zona suelen facturar entre 18.000 y 25.000 euros al mes en verano. Hacienda comprueba que uno de los negocios de esta zona está muy por debajo de este espectro. Sumando julio y agosto a penas llega a los 20.000 euros de facturación siendo que, los demás, han conservado sus cuentas parecidas a otros años. El Fisco podría enviar una notificación por Inconsistencia Fiscal a este negocio. En ella, avisaría al autónomo de las incongruencias detectadas. Si persistieran, tarde o temprano, la Agencia Tributaria abriría una investigación. Es un ejemplo que podría extrapolarse a otros sectores.

Esta situación no tiene por qué ser necesariamente un caso de fraude, podría deberse a otras razones como una mala racha o una gestión ineficaz de los recursos. Sin embargo, que un negocio facture npor debajo de la media una y otra vez es motivo suficiente para que la Agencia Tributaria se fije en él. Y es que, Hacienda tiene registrados los datos de todos los contribuyentes; desglosados por sector; actividad y ejercicio. Es fácil que una caída continuada -e injustificada- de la facturación acabe en inspección.

La Agencia conoce perfectamente tus datos

Es un secreto a voces que la Administración conoce todos y cada uno de los detalles de cualquier negocio. De hecho, en esta última carta remitida a los autónomos – es el tercer año consecutivo que la envían – se incluyeron los ratios que comparan la actividad del establecimiento con la de su sector.

En un primer momento, cuando la Agencia descubre estas inconsistencias, realiza un primer aviso advirtiendo de las incongruencias en la facturación del negocio. Además, recordará que -si estas persistieran- se podría dar lugar a los procedimientos de control tributario que fueran necesarios.

Los datos de la Administración son precisos. En ellos se incluyen fuentes de estudio como los márgenes brutos y netos, el porcentaje de cobros con tarjeta y efectivo, y todo lo relativo al sector de actividad en el que opera el negocio. Estas inconsistencias no son motivo suficiente para una sanción. No obstante, basta con que la Agencia se comunique con el autónomo por primera vez para que el inspector aparezca en el establecimiento.

 Es decir, desde Hacienda son conscientes de que puede existir algún motivo - dentro de la legalidad-  para que los datos negocio no sean similares a los de sus competidores en un momento puntual. Pero, de repetirse estas cuentas, se estudiaría el caso para cerciorarse de que no se trata de un fraude. La Agencia, además, no sólo analiza los datos del sector; también atiende a las cuentas del propio negocio de los últimos años. Aquí, la Administración examina que la facturación del autónomo esté dentro de la media respecto a ejercicios anteriores. .

Hacienda está investigando a los negocios por 'Inconsistencia Fiscal'