Miércoles. 24.04.2019

AFECTARÍA A 200.000 AUTÓNOMOS

Hacienda propone un plan para acotar el régimen de módulos

Hacienda propone un plan para acotar el régimen de módulos

El Ministerio que lidera María Jesús Montero está manteniendo reuniones con expertos y asociaciones de autónomos para limitar en un futuro el acceso al régimen de estimación objetiva. Se establecería un periodo transitorio de cuatro años y quedarían fuera de este régimen aquellos autónomos con rendimientos más altos.

Hacienda propone un plan para acotar el régimen de módulos

Tras tres años consecutivos en los que Hacienda ha concedido prórrogas a la exigencia legal de limitar el sistema de tributación por módulos, el ministerio ya está estudiando el sistema definitivo para resolver el problema. Según informa hoy el diario Expansión, el departamento de dirige María Jesús Montero habría mantenido reuniones con expertos y asociaciones de autónomos con el objetivo de “establecer un periodo transitorio, tras el cual saldrían del sistema más de 200.000 autónomos”. Aquellos que cuentan con “rendimientos más elevados” y los que “facturan a otras empresas”. Es decir, podrían continuar en este régimen de tributación aquellos autónomos que facturen a particulares aunque se rebajarían los topes de facturación previstos actualmente.  

El margen temporal que se estaría barajando para llevar a efecto la reforma del régimen de estimación objetiva tendría como fecha tope el año 2023.

Las intenciones de Hacienda están en la línea de la propuesta que presentó ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) el pasado mes de noviembre, cuando se aprobó la prórroga de los límites actuales, y que adelantó Autónomos y Emprendedores. De hecho, ésta se vinculaba a la creación de un grupo de trabajo que garantizase un periodo de transición de cuatro años que minimizaría los entre 6.000 y 12.000 euros de incremento de costes fiscales que tendrán que asumir los autónomos ‘moduleros’ al tener que pasar de golpe al sistema de tributación directa.

Asimismo, el citado grupo de trabajo -que se organizará bajo el marco del Instituto de Estudios Fiscales (IEF) y en el que participarán expertos y representantes de las asociaciones de autónomos- deberá debatir acerca de los criterios sobre los que se calculará la cuota a pagar. Entre éstos, estaría la supresión de las penalizaciones establecidas por número de empleados contratados, lo que supone un lastre para la creación de empleo de este tipo de profesionales. Otra de las misiones del grupo de trabajo será la de determinar qué tipo de actividades tendrán que empezar a tributar por estimación directa.  

Autónomos y Emprendedores ha confirmado con fuentes conocedoras de la negociación que “aunque no se ha constituido el grupo de trabajo, sí se están produciendo estas reuniones”. A este respecto insisten en que “se están buscando fórmulas con la idea de ajustar quién debe estar en el régimen de módulos en función de sus rendimientos”.

Límites y tipos

La reforma del sistema de tributación por módulos lleva coleando desde el año 2015, cuando el Gobierno del Partido Popular propuso la rebaja de los actuales límites de exclusión desde los 250.000 a los 150.000 euros de rendimientos para quienes facturasen a empresas y desde los 150.000 a los 75.000 euros de rendimientos para los que lo hicieran a particulares. La razón tenía que ver con el posible fraude fiscal que algunos contribuyentes estarían cometiendo, facturando por cantidades inferiores a las reales.

La tesis de Hacienda se derivaría de los datos que la Agencia Tributaria (AEAT) recoge en la estadística de Rendimientos de Actividades Económicas de 2016. En el caso de los módulos el tipo medio efectivo más elevado se aplica en la actividades como el comercio y la hostelería donde se es del 8,14%. Por debajo se encuentran construcción con un 7,36% y transporte, con el 2,71%. Todos ellos muy inferiores al 21,12% del tipo medio efectivo de quienes tributan en el régimen de estimación directa.

Actualmente, pueden acogerse a este sistema aquellos autónomos:

  • Con rendimientos íntegros inferiores a 250.000 euros
  • Cuando la facturación a otros empresarios y profesionales no superen los 125.000 euros
  • Cuando las compras en bienes y servicios no excedan de 250.000 euros.

Entre las actividades comprendidas en la Orden de Módulos se encuentran algunas tan sensibles para la economía como transporte, comercio minorista, hostelería, construcción y agricultura, ganadería y pesca.

En cuanto a los criterios empleados por Hacienda para calcular cuánto ha de tributar el autónomo que escoge este sistema están el número de trabajadores por cuenta propia y empleados por cuenta ajena, la potencia eléctrica y la superficie del local en el que se desarrolla la actividad. A éstos se les aplica una serie de coeficientes correctores y reductores por el uso de incentivos el empleo y contratación, número de habitantes del municipio o duración de la temporada de actividad.

No obstante, cabe destacar que el número de ‘moduleros’ se ha ido reduciendo progresivamente desde el año 2011 habiendo pasado de los casi 600.000 autónomos tributando por este sistema a los 400.000 actuales.

Hacienda propone un plan para acotar el régimen de módulos