sábado. 04.04.2020

COINCIDE CON LA ENTRADA EN VIGOR DEL CONTROL HORARIO

Las horas extra que hasta ahora no se pagaban se han reducido un 13%

Las horas extra que hasta ahora no se pagaban se han reducido un 13%
Las horas extra sin pagar se han reducido en más de un 13% desde el año pasado. La caída de este tiempo de trabajo sin remunerar coincide con la entrada en vigor de la obligación de registro horario.
Las horas extra que hasta ahora no se pagaban se han reducido un 13%

El pasado 12 de mayo entró en vigor el Real Decreto que obliga a los empleadores a registrar la jornada de trabajo de su plantilla. Desde aquel momento, la Inspección comenzó a sancionar a aquellos negocios que no cumplieran con el registro horario y también a los que tienen a  trabajadores con horas extra sin declarar. De hecho, tal y como explicó este medio, en diciembre ya se habían superado los 500 expedientes abiertos, exclusivamente, por el control horario.

De todos ellos, 107 fueron sancionados con una media de 1.000 euros. Aunque, según recoge la norma, las sanciones por incumplimiento del deber de registro horario pueden alcanzar los 6.250 euros.

.Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las horas extra de los asalariados cayeron a lo largo de 2019. Aunque la caída fue menor en el segundo semestre del año (-9,3%) que en el primero (-11,6%). Durante la primera parte del año, especialmente en los últimos tres meses, las horas extra no pagadas cayeron un 13,3% respecto al mismo semestre de 2018. 

Por tanto,  la mayor reducción de tiempo de trabajo sin remunerar por parte de los negocios coincidió con la entrada en vigor de la obligación de registrar la jornada de los empleados.  Sin embargo, cabe destacar que las horas no remuneradas no fueron las únicas que cayeron. También las horas extra pagadas se redujeron en un 6,2% en el mismo periodo.

Todavía se mantienen cinco millones de horas que no se cobran

A pesar de la reducción de horas extra, la caída ha sido pequeña teniendo en cuenta las cifras de la encuesta de población activa (EPA). Durante la segunda mitad del año, momento en el que se empieza a aplicar la normativa, los asalariados hicieron un total de 4,75 millones de horas extra sin cobrar, por lo que solo se redujeron unas 725.000 horas con respecto al mismo periodo del año anterior.

Uno de los datos más sorprendentes del informe del INE es el número de horas extra no pagadas que se da en el sector de la ciencia. Los empleadores de este sector dejaron de pagar 1.476.500‬ horas a los técnicos y profesionales científicos e intelectuales durante el último semestre de 2019. El siguiente sector que más horas extra debe a sus trabajadores, muy por debajo del anterior, es el de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores; con 786.000 horas.

"En la era del teletrabajo, de la conciliación y de la flexibilidad laboral, en la que se trabaja por objetivos en muchos casos; la rigidez laboral es contraproducente. Lo que no quita para que si se deben pagar horas extras, se paguen", señalaron desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Por su parte, desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) explicaron que aún es "pronto para asociar esta reducción de horas a la norma del registro horario". Además, incidieron en que la gran parte de los empleadores se estaban limitando a cumplir con la normativa: "algunos con más facilidades y otros con menos". Razón por la que siguen apostando y defendiendo la flexibilidad. 

Sin embargo, cabe apuntar que los trabajadores no pueden hacer todas las horas extras que necesite el negocio, aunque el mismo empleado esté de acuerdo. Hay que tener cuidado con la cantidad de horas extraordinarias ya que, por ley, no se pueden hacer más de 80 horas al año

Además, se trata de un tiempo de trabajo voluntario por parte del trabajador a solicitud de su empleador. Esto quiere decir que el negocio no puede obligar al asalariado a trabajar horas de más. No sólo hay limitaciones en el cómo, también en el cuanto. Entre los derechos de los trabajadores se encuentra el que la remuneración de las horas trabajadas fuera de la jornada debe ser superior a las ordinarias. 

Las horas extra que hasta ahora no se pagaban se han reducido un 13%