sábado. 04.04.2020

DE CARÁCTER FISCAL Y ADMINISTRATIVO

Los hosteleros exigen más medidas para soportar las pérdidas por el coronavirus

Los hosteleros exigen más medidas para soportar las pérdidas por el coronavirus
Los hosteleros exigen al Gobierno una serie de medidas de carácter fiscal y administrativo para paliar los efectos de la crisis provocada por el coronavirus. El 95% de los negocios de este sector son autónomos y micropymes, sin colchón para hacer frente al parón decretado de sus actividades.
Los hosteleros exigen más medidas para soportar las pérdidas por el coronavirus

El Real Decreto por el que se obliga a cerrar bares y restaurantes desde el pasado sábado no ha gustado a Hostelería de España, una confederación empresarial que engloba a 270.000 negocios del sector.  Se trata de una actividad donde la mayoría son pequeños negocios incapaces de hacer frente a este parón de la actividad. De hecho, el 95% de los hosteleros tienen menos de diez empleados en plantilla y, de ellos, el 45% no cuenta con trabajadores.

Los autónomos del sector ya están viendo como se acercan las fechas clave para ellos, en las que ingresan buena parte de su facturación anual, como la Semana Santa y el Puente de Mayo, sin la certeza de que todo vuelva a la normalidad en esas semanas. De hecho, un 96% de los negocios del sector ya notaban una caída de clientes antes de que el Gobierno obligase a cerrar todos estos establecimientos, con retrocesos que podían llegar hasta el 40% en el peor de los casos, según los datos que puso sobre la mesa el pasado jueves el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego.

Tras el cierre de cara al público de todos los negocios del sector, la situación está yendo a peor, ya que estos negocios no están generando ningún tipo de ingreso. Por este motivo, la Confederación calificó como insuficiente el paquete de medidas económicas que el Gobierno puso en marcha para paliar los efectos económicos que ya está provocando el coronavirus. Una serie de iniciativas que pretenden apoyar la actividad empresarial y, de forma especial, a los sectores directamente afectados por el Estado de Alarma, entre los que se incluyen los autónomos hosteleros.

En concreto, las medidas del Gobierno  incluyen la posibilidad de aplazar el pago de impuestos durante un periodo de seis meses, tres de ellos sin intereses; una línea de financiación específica por importe de 400 millones de euros para atender las necesidades de liquidez de las empresas y trabajadores autónomos del sector turístico y hostelero, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO); la posibilidad de que los negocios que han recibido préstamos de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa puedan aplazar su reembolso; y la ampliación de las bonificaciones a la Seguridad Social para contratos fijos discontinuos que se realicen entre los meses de febrero y junio.

Sin embargo, las medidas no han terminado de convencer al sector. Alejandro Sánchez, dueño del restaurante Cava Baja de Madrid, explicó lo difícil que esta siendo para él y los demás hosteleros la situación actual: "un negocio cerrado cuesta mucho dinero, porque hay que seguir pagando una serie de gastos fijos. La verdad es que yo no contaba ni con la mitad de medidas de las que han puesto en marcha pero, a pesar de ello, no es suficiente para poder mantener el restaurante. No sé si vamos a aguantar esta crisis pero, si quieren que aguantemos, necesitamos ayuda".

Este hostelero tiene que hacer frente al pago de tres nóminas, "aunque es un alivio, contando con que hay compañeros que tienen hasta quince", señaló. Lo que más le preocupa es no contar con los ingresos de las próximas semanas. De hecho, según reconoció, ya no cuenta con los ingresos de la Semana Santa, "la mejor semana del año", y no espera que para el Puente de Mayo la situación mejore. "De momento ya he perdido el día del padre, que ya de por si es un buen palo", concluyo.

Los autónomos solicitan medidas fiscales y administrativas

A pesar de que Hostelería de España reconoció el esfuerzo del Gobierno para frenar los efectos económicos de esta pandemia al movilizar hasta 200.000 millones de euros, "además de otras medidas como la flexibilización de los ERTE y las destinadas a garantizar la liquidez de los negocios", piden que se adopten más medidas para evitar la quiebra de los más de 300.000 hosteleros del país.

Entre ellas, solicitan la suspensión de cualquier obligación de pago de los establecimientos hosteleros a las administraciones, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)y los impuestos de las terrazas. Además, extienden las reivindicaciones a otros ámbitos administrativos, como los Ayuntamientos y las comunidades autónomas, quienes tienen competencia directa en este tipo de impuestos. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid ya puso en marcha la semana pasada una bonificación del 25% en IBI e IAE.

Teniendo en cuenta el perjuicio que está ocasionando la crisis del coronavirus a los trabajadores por cuenta propia del sector, desde Hostelería de España ven necesaria la suspensión de la cotización de los autónomos de hostelería. Además, piden que se supriman las obligaciones económicas de los establecimientos hosteleros con los arrendadores de sus negocios, puesto que éstos no están en su normal funcionamiento, tal y como ya ha anunciado el presidente galo, Macron, que hará en su país. Aunque desde la Confederación puntualizaron a este diario que apelan a la buena voluntad de los arrendadores, ya que no es una medida que el Gobierno pueda poner en marcha fácilmente.

En línea con esta medida, ven necesaria también la supresión de las tasas e impuestos en todos los suministros de energía. Por otro lado, para evitar la desaparición de los negocios, consideran de vital importancia la paralización de las obligaciones con los bancos de préstamos, hipotecas y créditos, entre otros.

Fuentes de Hostelería de España señalan que todavía no han obtenido una respuesta del Ejecutivo de Pedro Sánchez, aunque durante el día de ayer se reunieron  con la Ministra de Industria, Turismo y Comercio, María Reyes Maroto, por lo que pronto aportarán nueva información. "Apelamos una vez más a la sensibilidad del Gobierno español y pedimos que tenga en cuenta la situación a la que se enfrentan los negocios hosteleros españoles, que dan empleo a más de 1,2 millones de trabajadores en el conjunto del sector de la restauración", concluyeron desde la Confederación.

Los hosteleros exigen más medidas para soportar las pérdidas por el coronavirus