sábado. 17.04.2021

"LAS AYUDAS DIRECTAS LLEGAN TARDE Y SON INSUFICIENTES", DICEN

Los hosteleros reclaman compensaciones patrimoniales para los 100.000 negocios cerrados por la pandemia

hosteleria-concentracion-madrid
Los hosteleros españoles reclaman al Tribunal Supremo medidas para aquellos negocios del sector que han tenido que cerrar por culpa de la pandemia y que no pueden solicitar ayudas directas
Los hosteleros reclaman compensaciones patrimoniales para los 100.000 negocios cerrados por la pandemia

Desde el inicio de la pandemia, los confinamientos, toques de queda y cierres perimetrales han supuesto el fin para más de 100.000 negocios dedicados a la hostelería. El pasado martes, el sector abanderado por la Confederación Empresarial de Hostelería de España reclamó al Tribunal Supremo que las ayudas directas definidas en Real Decreto Ley 5/2021 de 12 de marzo eran insuficientes y tardías. En especial para aquellos autónomos y pequeños negocios que tuvieron que cerrar o liquidar su empresa y que reclaman los daños patrimoniales acaecidos por las decisiones de Comunidades Autónomas y el Gobierno Central.

“Prácticamente 100.000 hosteleros han tenido que cerrar o echar la persiana por la pandemia”, lamentó José Luis Yzuel Sanz, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España. El presidente de la confederación alabó la llegada de las ayudas pero criticó su tardanza para un sector que ha reclamado durante meses su necesidad. En especial, para todos aquellos hosteleros que no se enmarcan en los 7.000 millones de ayudas directas aprobadas por el gobierno, a causa de impagos o deudas tributarias que no han podido subsanar por las vicisitudes del contexto. “No puede ser que los negocios que más necesitan las ayudas, los que no están al día con la administración, sean excluidos”, reclamó el colectivo. “Hay que ponerse al día pero después de las ayudas. Además, todo apunta a que va a ser insuficiente para los más de 100 subsectores que intervienen en nuestra actividad”, señaló el presidente.

Asimismo, la confederación presentó al Tribunal Supremos más de 2.000 reclamaciones patrimoniales por el daño ejercido por la administración. “Tenemos derecho a ser compensados”, reclamó el presidente. Los datos interanuales muestran que, desde el inicio del Estado de Alarma en marzo del 2020, el sector ha sufrido pérdidas por valor de más de 70.000 millones de euros. Tejido productivo que constituye el 4,7% del PIB español, lo que supone una caída de la facturación que supera el 50% y en algunas zonas, dependientes del turismo, casi el 80%.

Los hosteleros también denunciaron ante el Supremo que, en cuestión laboral las cifras del sector son alarmantes. Alrededor de 300.000 empleos desaparecieron, a los que hay que sumarle aquellos trabajadores que se encuentran afectados por un ERTE, suma que asciende a 750.000 empleos afectados. El colectivo afirmó que, actualmente, casi la mitad de todos los trabajadores del país en ERTE pertenecen al sector de la hostelería y representan siete de cada diez empleos perdidos.

Por otro lado, los representantes del sector hostelero instaron a las Comunidades Autónomas a la concreción del reparto de ayudas, así como los criterios de acceso de las mismas. “Deben ser rápidas, urgentes. Son ayudas para anteayer, para hace meses, es muy necesario que este tejido productivo no sufra más y que las empresas vivas reciban esas ayudas lo antes posible”, enfatizó Yzuel Sanz. El colectivo también exigió que las ayudas fueran proporcionales al tamaño de la empresa, algo que creen vital para que

Además, la organización denunció la criminalización que viene sufriendo el sector acusado de ser el foco de contagios. Los informes del Ministerio de Sanidad recogen que menos del 2,3% de los contagios se produjeron en hostelería, frente a la transmisión en reuniones sociales que suponen el 15,3% de los casos de contagio. Uno de los síntomas que ha supuesto el cierre de la hostelería, cómo el de otras actividades como el ocio nocturno, es el aumento de encuentros privados donde se producen la mayor parte de los contagios. Asimismo, no existe un patrón en la relación entre las medidas restrictivas en la hostelería y la evolución de datos sanitarios.

Sector prioritario en la vacunación, bajada de impuestos y prorroga de los ERTE

Otras de las demandas que el colectivo reclamó ante el Supremo fue la consideración como sector prioritario y esencial en la vacunación por su exposición permanente y nivel de riesgo de contagio. La confederación también defendió otras propuestas como las mejoras de movilidad: pasaportes sanitarios, tarjetas de inmunidad y vadilez de PCR’s).

Asimismo, el sector solicitó la ampliación de los ERTE durante todo el 2021 y la eliminación de la cláusula de compromiso de mantenimiento del empleo,. A nivel fiscal, los hosteleros solicitaron al Gobierno el compromiso de bajar la fiscalidad del consumo, IVA al 5% y no subir los impuestos directos o indirectos que lastre la capacidad de reactivación y la competitividad del tejido productivo.  También demandaron un Plan de reactivación y la competitividad internacional de nuestra industria que promuevan el consumo y la actividad económica del sector.

España a la zaga en las ayudas europeas para hostelería y turismo

Las ayudas directas aportadas por el gobierno no son exclusivas para el sector hostelero, el cual demanda un plan específico para su recuperación en vez de estar inmerso en el mismo que el resto de actividades.  De los 60.000 millones de euros de ayudas directas al sector del turismo y la hostelería en Europa, España sólo representa el 0,75%. Estos datos “evidencian que países en los que el turismo representa un menor peso en el PIB, han destinado hasta el momento 30 veces más ayudas que España al sector turístico y hostelero”, afirmó la confederación. “El Gobierno por fin ha entendido que las ayudas directas son la única vía posible, como venimos solicitando desde el comienzo, y como se han aplicado en Europa desde un primer momento”, aseguró el presidente.

Los hosteleros reclaman compensaciones patrimoniales para los 100.000 negocios cerrados por la pandemia