jueves. 05.08.2021

REALIZÓ MÁS DE 966.000 OPERACIONES EN 2020

EL ICO sólo recibió 1.298 quejas de negocios por la concesión de los préstamos avalados por el Estado

ico-solicitudes-autonomos

El ICO sólo recibió 1.298 quejas de negocios por las líneas de crédito avaladas por el Estado durante la pandemia. Es una cifra que destaca por su baja incidencia en comparación con las 966.000 operaciones que llegaron a realizar durante 2020.

EL ICO sólo recibió 1.298 quejas de negocios por la concesión de los préstamos avalados por el Estado

Más de 611.000 autónomos y pequeños negocios han accedido a un préstamo avalado por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) durante 2020. La Línea ICO-Covid-19 puesta en marcha durante la emergencia sanitaria permitió a los trabajadores autónomos acceder a financiación con estas líneas, a través de su entidad bancaria. A pesar de que esta entidad pública tramitó más de 966.000 operaciones en 2020, ésta sólo recibió 1.298 quejas. Si bien, la CNMC estudia las supuestas irregularidades en la tramitación de los ICO que se produjo en algunas entidades bancarias.

Todos los datos provienen de la memoria del año 2020 que ha publicado la entidad. El documento recoge que el ICO, hasta 31 de diciembre de 2020, había avalado 89.000 millones de euros a más de 611.000 autónomos y negocios. Esto supone la movilización de más de 117.000 millones de euros a través de casi 966.000 operaciones. Se trata de una cifra muy alta de operaciones resueltas en un año, que sobresale con la baja incidencia de quejas recibidas por las mismas.

Según en el informe que publica el ICO anualmente, si bien las quejas de clientes que recibió su departamento de servicio de atención al cliente subieron exponencialmente el año pasado, éstas sólo suponen algo más del 0,13% de las operaciones. Así, mientras que en 2019 se recibieron un total de 136 quejan, en 2020 las incidencias ascendieron 1.493.

Un incremento que es consecuencia directa de la implementación de las líneas de crédito ICO-Covid19. De hecho, éstas representan el 87% de las reclamaciones que llegaron al departamento de atención al cliente del ICO. Esto es un total de 1.293 reclamaciones por las líneas de avaladas por el Estado y que suponen un 0,13% de las más de 966.000 operaciones realizaciones a través de ese mecanismo de financiación.

Asimismo, la entidad pública explica que como esa gran mayoría estaba de alguna manera “relacionada con operaciones de crédito de las Líneas de Avales COVID-19, por lo que muchas de ellas fueron trasladadas a las entidades financieras”. Sin embargo, en las memorias, no detalla más información sobre posibles irregularidades en la tramitación de estos créditos públicos. Algo sobre lo que sí se han quejado los autónomos

La CNMC lo está investigado

Si bien el ICO no registra un alto volumen de reclamaciones sobre la tramitación de los créditos avalados por el Gobierno durante la emergencia sanitaria, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sí. Ante importante de volumen de quejas que recibieron durante 2020 a través de su buzón de denuncias, el organismo abrió una investigación para estudiar y confirmar ese aluvión de incidencias recibidas.

Así explicaba la entidad en un comunicado las razones del inicio de su investigación: “la CNMC investiga la vinculación a distintos productos que los bancos habrían exigido como condición para que los clientes pudieran acceder a las líneas de avales ICO COVID. Además analiza la utilización de los créditos como mecanismo para reestructurar deudas financieras preexistentes”. En concreto, las entidades bancarias investigadas no sólo estarían imponiendo un tipo de interés mayor a los autónomos que solicitasen un ICO -algo que prohibía el real decreto-ley que los regula, sino que incluso les habría obligado a adquirir ciertos tipo de productos adicionales, según aseguró la propia comisión.

La entidad sospecha de que los bancos vincularon una serie de productos a la solicitud de la línea ICO COVID, puesta en marcha por el Estado. Algunos de estos productos serían seguros, servicios de alarma o la compra de televisores. También se podría haber obligado a utilizar los avales como un mecanismo para restructurar productos financieros preexistentes.  Para culminar la investigación de estas presuntas irregularidades, la CNMC se ha dado un plazo de 18 meses.

Los bancos trabajaron con rapidez 

No obstante, desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Asociación Española de Banca (AEB) niegan esas irregularidades en la tramitación de los crédito públicos. El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, defendió durante el Curso de Verano que organizó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el papel de los bancos durante la emergencia sanitaria y la rapidez con la que pusieron en marcha dichas líneas de financiación.

Durante su intervención, Garamendi puso en valor el hecho de que el efectivo que le llegó a los autónomos - a través de las líneas- pertenecía a los bancos y no al Estado, ni al ICO. “Son las entidades financieras las que han puesto el dinero, el Estado sólo daba una garantía. Son los bancos los que están arriesgando parte de ese dinero” afirmó el presidente de CEOE.

Por su parte de la Asociación Española de Banca (AEB) subrayó la importante “colaboración” que tuvieron los bancos con el ICO para hacer “llegar rápidamente más de 120.000 millones de euros a cerca de 600.000 empresas, de ellas un 98% pymes y autónomos”. Lo que se unió a “la puesta en marcha de moratorias en préstamos al consumo e hipotecarios que contribuyeron a aliviar la situación financiera de cerca de un millón y medio de familias y autónomos”.

Es precisamente ese compromiso con los pequeños negocios lo que les hace desconfiar del alto volumen de reclamaciones que asegura la CNMC tener. “No hay datos oficiales sobre las potenciales reclamaciones en el caso de los préstamos con aval. Dudamos de cualquier forma sobre la veracidad de los elevados casos que comenta”. E insisten, sobre el expediente de investigación que abrió la CNMC a algunas entidades bancarias, que “su apertura no prejuzga el resultado final, como dijo el propio organismo”.

EL ICO sólo recibió 1.298 quejas de negocios por la concesión de los préstamos avalados por el Estado