Domingo. 23.09.2018

NO HAN OBTENIDO RESPUESTA DE HACIENDA

La incertidumbre por los módulos impulsa al transporte a la huelga

La incertidumbre por los módulos puede llevar al transporte a la huelga

Silencio. Ésta es la respuesta que han recibido los transportistas autónomos a su carta para reunirse con la Secretaría de Estado de Hacienda y averiguar qué va a pasar este año con el sistema de módulos. Si no se soluciona el problema de su fiscalidad, los transportistas no descartan ningún escenario, incluso, el de la convocatoria de una huelga.

La incertidumbre por los módulos impulsa al transporte a la huelga

A poco más de tres meses para que se acabe el año, los transportistas autónomos aún no saben qué va a pasar con su fiscalidad, si podrán mantenerse en el actual sistema de módulos o si les obligarán a pasarse al de estimación directa, teniendo que renunciar muchos de ellos a su medio de vida por los costes que implica el cambio. Una situación de incertidumbre que aumenta con forme pasa el tiempo y que se agrava ante el silencio que reciben por parte de la Administración.

“Desde Fetransa solicitamos a principios de julio una reunión con la Secretaría de Estado de Hacienda y todavía no nos han contestado. Estamos un poco preocupados, porque lo que queremos evitar es, precisamente, la situación de incertidumbre que se generó el año pasado cuando esperaron hasta el 29 de diciembre para aprobar, en el último Consejo de Ministros, la prórroga del anterior límite de los módulos” explicó Víctor González, presidente de la Federación Española de Transporte, Servicios Integrales para Transportistas Autónomos y Pymes (Fetransa).

El mantenimiento del actual límite en el sistema de módulos que afecta a los transportístas autónomos ha sido durante los tres últimos años su caballo de batalla, desde que en 2015 organizaciones como Fetransa y ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) comenzaron a luchar para que no se pusiera en marcha la reforma fiscal del 2016 y que preveía que los autónomos que superasen los 75.000 euros de ingresos anuales tuviesen que abandonar el sistema de módulos y comenzar a tributar en estimación directa. Finalmente fue el 30 de octubre de 2015 cuando se publicó en el Boletín Oficial del Estado una moratoria de dos años para mantener el límite de 125.000 euros anuales vigente hasta entonces en sistema de módulos para los transportistas. Como explica Víctor González, Fetransa y ATA lograron en 2017 una nueva prórroga, confiando en que la Administración encontraría una solución definitiva. Pero el 2018 se está acabando y aún están a la espera de una respuesta para saber cómo deberán tributar este ejercicio.

Una respuesta que no llega, razón por la que “vamos a volver a solicitar la reunión. El tiempo se agota y lo ideal sería evitar que la gente se colapse” insistió González. Y es que según explica el presidente de Fetransa el transporte pesado suele llegar a 75.000 euros a finales de septiembre y octubre: “Mucha gente se encuentra en esa encrucijada de no saber qué hacer, si continuar trabajando o no, porque quiere seguir dentro del sistema de módulos”.

Las consecuencias para el transportista

La reforma fiscal de 2016 preveía una bajada en los límites del sistema de módulos de 250.000 a 150.000 euros para quiénes facturan directamente a sus clientes y de 125.000 a 75.000 euros para aquellos que lo hacen a otras empresas. Una reforma que se denunció por parte de Fetransa y de ATA porque provocaría que muchos autónomos abandonasen la actividad. “Muchos transportistas tendrían que marcharse y se buscarían una salida en otros sectores, probablemente faenas de conductor. Pero los que se mantuvieran en el camión sufrirían un aumento de la presión fiscal y de los costes de gestoría” explicó González.  

Al margen de que muchos transportistas no podrían asumir el trasvase de los módulos a la estimación directa por los costes, el hecho de que muchos se vean obligados a abandonar la actividad daría lugar a un mayor fraude, a más falsos autónomos y a la proliferación de las llamadas empresas buzón, afirma González. “Los transportistas autónomos tienen una media de edad superior a los 50 años y no se está produciendo un relevo generacional, porque la profesión ha dejado de ser atractiva y éstas condiciones no interesan. Esto está dejando espacio a la competencia desleal, proliferando los falsos autónomos a través de la vulneración de la figura del trabajo asociado y las empresas buzón, compañías con sede en un país de Europa del Este pero que operan en España. Todo ésto se favorece mucho si desaparece la figura del autónomo del sector del transporte”.

El presidente de Fetransa asevera que “los módulos para el transporte son imprescindibles para seguir manteniendo la figura del autónomo y que el límite de 125.000 sigue siendo una cantidad muy baja teniendo en cuenta que nuestros costes rondan esas cifras”. Por ello ha insistido en que se mantenga el límite para que “los 40.000 compañeros del pesado, y otros tantos del ligero, no se queden en riesgo de exclusión. Hay que tener en cuenta que lo que avala la inversión del camión en casi todos los casos es la vivienda. El impacto que supondría para los transportistas la eliminación de los módulos en el sector traería consigo un gran número de bajas y esas bajas quedarían en una situación muy comprometida”.

Dispuestos a todo

Que se mantengan el sistema de módulos es crucial para muchos autónomos, especialmente para los transportistas. Por ello desde Fetransa piden al Gobierno una respuesta para “informar a la gente lo antes posible y que puedan dirigir sus empresas e inversiones en función de una cosa cierta y no la incertidumbre, que es el enemigo número uno de los empresarios”.

Para ello están dispuestos a hablar y negociar: “Tenemos muchas ideas sobre cómo luchar contra el fraude dentro del sistema de módulos o incluso modular los índices… Pero lo que no entendemos es la involución, el intentar complicar el proceso”. Según ha apuntado el presidente de Fetransa, el sistema de módulos permite a muchos autónomos poder realizar el proceso ellos mismo porque es un sistema muy simple.

La continuidad o no del sistema de módulos está en manos da Administración y los transportistas esperan que su respuesta llegue pronto y confían en que “sea coherente con lo que el PSOE ha dicho en los últimos años. Por lo tanto, no nos planteamos un escenario diferente”. Pero en caso negativo, no descartan ninguna posibilidad, incluida la huelga. “Si llegará el caso y nos obligarán, nos la plantearíamos desde luego” dijo González.

La incertidumbre por los módulos impulsa al transporte a la huelga