sábado. 17.04.2021

LA COSTA AGRADECE LA LLEGADA DE EUROPEOS

Indignación entre los autónomos del sector turístico por las restricciones en Semana Santa

turismo-españa-autonomos

El Gobierno anunció recientemente que permitirá la llegada de extranjeros pero impedirá el movimiento entre comunidades autónomas durante la Semana Santa. Miles de autónomos del sector turístico ven cada vez más difícil su recuperación.

Indignación entre los autónomos del sector turístico por las restricciones en Semana Santa

Miles de emprendedores y autónomos preveían que, a estas alturas de la pandemia, la nueva normalidad llegaría a sus actividades y podrían experimentar una cierta recuperación económica en sus negocios. Sin embargo, la Semana Santa llega cargada de preocupaciones, concretamente por los cierres perimetrales. Medidas de contingencia desiguales en el territorio español por las decisiones de las instituciones que afectan directamente a muchos colectivos, en especial a los negocios turísticos. 

El turismo es para España, lo que el petróleo para muchos países productores: su principal fuente de ingresos. De hecho, supone el 13% del PIB anual. Se trata de un sector del que no sólo dependen cientos de actividades directamente, sino también indirectamente, como la hostelería, el ocio nocturno o los pequeños comercios, 

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció ayer en rueda de prensa que las restricciones de movilidad siguen siendo las que se establecieron el 10 de marzo: cierre perimetral en las CCAA, a excepción de las Islas Canarias y Baleares. “España está siguiendo escrupulosamente todas las recomendaciones comunitarias”, declaró la ministra. No obstante, llama la atención para mucho la paradoja que supone que los españoles no puedan ir a las diferentes comunidades españolas, pero sí puedan hacerlo los europeos, a los que se les ha abierto las fronteras.

Ante esto, existe una oposición en bloque por los distintos sectores económicos que entienden que existe una discriminación entre los residentes en España y el resto de Europa. Los turistas de países como Alemania o Francia, dos de los principales inversores turísticos de España, podrán ir a destinos como Mallorca o Benidorm, aunque desde la Península un malagueño o leonés tendrá prohibido viajar por ocio a Baleares. Cabe destacar, que aquellos turistas que aterricen en España deben cumplir los requisitos que se les impone en cada país: una prueba negativa en las 72 horas previas en el caso de países considerados de riesgo y no se les permite moverse de la comunidad a la que lleguen.  

El acuerdo del cierre perimetral impide en todo el territorio, del 26 de marzo al 9 de abril, el libre movimiento entre comunidades. Asimismo, el toque de queda se hace universal e igualitario para todas las CCAA de once de la noche a seis de la mañana; con la posibilidad de adelantarlo a las 10 de la noche. Respecto al número de personas que se pueden reunir, se limita a un máximo de cuatro en espacios públicos cerrados y seis en espacios públicos abiertos, salvo que se trate de convivientes.

Indignación entre los autónomos del sector turístico

La mayoría de autónomos del sector turístico no esperaban que se prohibiera la movilidad entre comunidades para la Semana Santa. De hecho, muchos de estos negocios viven del turismo interno, y no del internacional, como pueden ser las casas rurales, o la hostelería de zonas del interior en el que se realiza un turismo más familiar.

En este sentido, Sara Santos, presidenta de la Asociación Hostelería Compostela recalcó la importancia y necesidad de turismo nacional. “Estamos un poco perplejos ante la situación. Un gallego no puede viajar directamente a Barcelona o viceversa. Sin embargo si quiere puede llegar a la ciudad condal desde París”, afirmó la presidenta. Santiago de Compostela depende un 40% del turismo nacional. “Los hoteles están cerrados, yo tengo una pensión y un hotel y llevo más de un año sin abrir. No hay peregrinos, hasta que no vuelvan a abrir las CCAA y el turismo en general, no recuperaremos la ocupación necesaria para que los negocios sean viables”, lamentó Santos. Desde la asociación calculan sólo un 15% de ocupación a lo largo de la Semana Santa, cifras insostenibles para que el sector recupere la normalidad.

A pesar que existe una atmósfera de indignación generalizada en los distintos colectivos de trabajadores por cuenta propia, algunos sectores agradecen la llegada de turistas extranjeros. Desde la  Confederación Española De Agencias De Viajes (CEAV), este tipo de medidas supone una dosis de oxígeno para un colectivo que se ha visto arrinconado por la pandemia. “Hemos tenido una caída de la facturación del 90%”, aseguró Mercedes Tejero, gerente de la confederación. “Es un poco ambiguo que permitan al extranjero entrar en España.  Sin embargo, "agradecemos que entre las islas no haya restricciones, a pesar de que el turismo interior esté cancelado”, afirmó la gerente.

Estas medidas alivian a que “no se destruya más el sector”, dado que un 20% de los miembros del colectivo está cerrado de forma permanente o parcial. Las agencias de viajes han podido subsistir gracias a los ERTE y prestaciones. Por el contrario, durante los primeros meses de la pandemia se vieron asfixiados al tener que “devolver el 100% de los paquetes de viajes a causa del aluvión de cancelaciones de los clientes, incluyendo los gastos de hoteles y vuelos”, comentó Tejero.

Comunidades con cierre perimetral y restricciones de movilidad entre provincias

A falta de posibles cambios, así quedan las restricciones en las diferentes comunidades autónomas:

ANDALUCÍA

Andalucía mantiene cerrada perimetralmente la comunidad y tampoco permite viajar entre sus provincias. Además, se cierran perimetralmente aquellos municipios que superan una tasa de contagio superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

ARAGÓN

Aragón mantiene el cierre perimetral de la comunidad al menos hasta el 9 de abril. Desde el 12 de marzo sí permite los desplazamientos entre las tres provincias.

ASTURIAS

Asturias también prohíbe entrar y salir de la comunidad.

BALEARES

Las Islas Baleares no aplican un cierre perimetral.

CANARIAS

Las islas Canarias no están cerradas perimetralmente. Eso sí, para llegar a ellas hay que presentar una prueba de Covid negativa realizada en las 72 horas anteriores.

CANTABRIA

Cantabria se encuentra cerrada perimetralmente al menos hasta el 15 de abril.

CASTILLA Y LEÓN

Castilla y León está cerrada perimetralmente. Sí se permite la movilidad entre provincias.

CASTILLA-LA MANCHA

Castilla-La Mancha mantiene el cierre perimetral en la comunidad autónoma, pero sí permite la movilidad entre provincias.

CATALUÑA

Cataluña aplica el cierre perimetral en la comunidad autónoma. Sin embargo, la Generalitat permite el desplazamiento comarcal desde el lunes 15 de marzo. Eso sí, siempre que los desplazamientos sean con el mismo núcleo de convivencia.

COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad de Madrid permite la libre entrada y salida de su territorio. El único confinamiento perimetral establecido es el de las zonas básicas de salud o municipios con restricciones.

COMUNIDAD VALENCIANA

La Comunidad Valenciana está cerrada perimetralmente. La Generalitat ha levantado el cierre que aplicaba a las ciudades con más de 50.000 habitantes los fines de semana a partir del 1 de marzo.

EXTREMADURA

Actualmente, Extremadura no aplica cierres perimetrales ni en la región ni en sus municipios.

GALICIA

Galicia prohíbe entrar y salir de la comunidad sin causas justificadas. Sin embargo, si permite el libre desplazamiento entre provincias.

LA RIOJA

La Rioja se encuentra confinada perimetralmente a nivel autonómico.

MURCIA

La Región de Murcia aplica el cierre perimetral en la comunidad. Además, están cerrados perimetralmente los municipios en nivel de alerta extremo.

NAVARRA

El Gobierno de Navarra mantiene el cierre perimetral de su territorio.

PAÍS VASCO

El País Vasco se encuentra cerrado perimetralmente. Sin embargo, los residentes en Euskadi ya pueden desplazarse sin limitaciones dentro de la comunidad autónoma.

CEUTA Y MELILLA

Las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla se encuentran cerradas perimetralmente.

Indignación entre los autónomos del sector turístico por las restricciones en Semana Santa