domingo. 17.10.2021

LOS SECTORES Y CCAA CON MÁS ACTIVIDADES "INVIABLES"

Un informe señala cuántos autónomos tienen negocios 'zombies' y podrían quedarse fuera de las ayudas directas

cerrado-covid

Según un informe de la consultora Informa DyB, ya hay casi 40.000 empresas 'zombies', es decir, negocios "inviables" y que, además, podrían quedar excluidos de las nuevas ayudas directas. La mayoría son micropymes.

Un informe señala cuántos autónomos tienen negocios 'zombies' y podrían quedarse fuera de las ayudas directas

Un año después del estallido de la pandemia, cerca de medio millón de autónomos continúan con sus negocios o actividades cerradas y otros 300.000 prevén bajar la persiana definitivamente de aquí a final de año. Si bien las medidas financieras implementadas por el Gobierno para dotar de liquidez a los negocios -fundamentalmente los avales del ICO-, surtieron su efecto en los peores meses de la crisis, ahora, el endeudamiento podría jugar una mala pasada a estas actividades y algunas acabarán siendo "inviables". Aunque este concepto, al igual que empresa zombie está siendo cuestionado ya que depende de los criterios que se apliquen.

Según el último informe de la consultora internacional Informa DyB, realizado en base a una síntesis de los criterios de la OCDE y del Banco de España para determinar la viabilidad de los negocios, en nuestro país ya habría cerca de 40.000 empresas 'zombies', es decir, actividades consideradas inviables en base al criterio de que no pueden cubrir sus gastos financieros con los ingresos que generan. Y un 91% de ellas serían microempresas, con menos de diez empleados en plantilla.

Una cifra que preocupa cada vez más a expertos y organizaciones empresariales, teniendo en cuenta que el Gobierno lleva tiempo advirtiendo de que no mantendrá artificialmente a las que denomina "empresas zombie". De hecho, los requisitos de acceso a las conocidas ayudas directas se diseñaron de tal forma que sólo puedan acceder a ellas los "negocios viables". Este condición genera todavía temor entre miles de autónomos afectados por la crisis que llevan meses esperando subvenciones y  desconocen si, a estas alturas, sus negocios pasarán el corte impuesto por el Gobierno para ser considerados "viables". Máxime cuando muchos de ellos están endeudados y llevan un año soportando restricciones y con los ingresos bajo cero.  

El requisito de ser "viable" para poder acceder a las nuevas ayudas suscitó dos debates: el primero de carácter ético y el segundo técnico. Por un lado, ¿se debería dejar atrás a aquellos negocios, y las familias que dependen de ellos, que no tengan la capacidad suficiente para sobrevivir a una crisis porque ya venían lastrados de antes? Y, en segundo lugar ¿cómo se determinaría qué negocio es viable y cuál no?.

De momento, la segunda de las cuestiones parece que estaría aclarada con la publicación en el Real Decreto 5/2021 de los requisitos de acceso a las ayudas directas. La limitación que impuso finalmente el Gobierno para excluir a los negocios inviables de las ayudas es la necesidad de no haber presentado pérdidas en 2019  y también la obligación de tener que mantenerse de alta hasta 2022 para no devolver la cuantía percibida. Todo ello, teniendo en cuenta que estas condiciones publicadas en el BOE todavía tienen que pasar algunos filtros más y están sujetas a las posibles modificaciones a las que insten tanto los agentes sociales, como los grupos parlamentarios a través de enmiendas. 

¿Cuál es el perfil del autónomo al frente de una empresa 'zombie'?

Los expertos también advierten que no hay que olvidar que, detrás de estos negocios catalogados como 'zombies', también hay autónomos y pequeños empresarios que necesitan de su actividad para subsistir, a pesar de que ésta no parezca viable a medio plazo.

Según el informe de la consultora Informa DyB, en España habría un total de 39.560 empresas zombis, el 7 % de las sociedades con más de 10 años de antigüedad. Un 91% de estos negocios que no pueden cubrir sus gastos financieros con los ingresos que generan son microempresas. De hecho, tanto las empresas grandes como las medianas no llegan a representar el 2 % del total y las de pequeño tamaño son cerca del 6 %.   

Sectores con mayor número de negocios inviables

Por sectores, Construcción y actividades inmobiliarias y el de Comunicaciones son los que acumulan una mayor cantidad de empresas zombis, con el 19 % y el 18 % del total, en particular aquellas que se dedican a la actividad inmobiliaria y la informática. Comercio es el siguiente con un 17 %. Los sectores con menor número de compañías en esta situación son Administración, 0,03 %, Industrias extractivas, 0,36 %, Educación, 1,43 %, y Sanidad, 1,61 %. En Hostelería encontramos al 4 %, casi todas en la rama de Servicios de alojamiento.  

Captura1

Captura 2

Fuente: Informa DyB

Comunidades autónomas con más empresas 'zombie'

Por comunidades, Madrid concentra 7.194 empresas zombis, el 18 % del total, seguida por Cataluña con el 17 % y Andalucía y Valencia con un 11 % en ambos casos.  Pero si se observa la diferencia con el porcentaje de empresas presentes en cada comunidad, en Madrid y Valencia esta cifra seguiría siendo similar, pero en Andalucía llega casi al 13 % y en Cataluña es más elevado también, el 20 %, por lo que su tasa relativa de empresas zombis sería menor.   

Captura11Captura 22

El Banco de España también prevé hasta un 10% de negocios "inviables"

En la misma línea, y con criterios similares, en su último informe elaborado para Cepyme, Oscar Arce, director general de Economía y Estadística del Supervisor estimó que la cifra de empresas insolventes en España podría aumentar entre un 4% y un 8% en función de si la crisis registra o no efectos permanentes sobre sus resultados.

En el informe, el BdE se refiere a los negocios "insolventes", y a éstos, los divide en dos: los "viables"  y los "inviables". En otras palabras, aquellos a los que la crisis ha dejado sin capacidad para hacer frente a sus obligaciones pero que pueden salir adelante, y aquellos que no sólo son insolventes, sino que además no tienen posibilidades de sobrevivir a la pandemia.

Según el Banco de España, en las empresas insolventes pero viables (las que pueden esperar resultados positivos pero insuficientes para atender la deuda), podría bastar una reestructuración de la deuda, mediante quitas, para garantizar su supervivencia. Sin embargo, las empresas insolventes e inviables están abocadas a la liquidación.

Para calcular cuántos negocios serían "inviables" tras la COVID-19, el organismo proyecta dos posibles escenarios: uno en el que España recupera rápidamente la normalidad económica tras la crisis sanitaria y otro en el que nuestro país se enquista en la crisis económica, a pesar de haber sorteado la sanitaria.

En el mejor de los escenarios, el primero, en el que habría una rápida absorción de los efectos del COVID, el porcentaje de empresas insolventes pasaría del 10,5% del 2019 al 14,5% en el 2020. Y dentro de este último porcentaje, el 6% del total de los negocios serían actividades inviables, abocadas a su liquidación, ante la expectativa de que sus resultados negativos se mantendrán a largo plazo.

Sin embargo, en el peor de los escenarios, con persistencia a medio plazo de los daños del COVID,  el porcentaje de insolvencia alcanzaría el 19% y, de ellos, el 9,9% del total de negocios serían inviables. 

También quedan fueran de las ayudas los que no estén entre las actividades seleccionadas

Al requisito de "viabilidad" para acceder a las ayudas, también hay que añadir el de encontrarse entre los 95 epígrafes publicados por el Gobierno, y que serán los únicos destinatarios de estas subvenciones, a la espera de posibles modificaciones.

De hecho, sólo el requisito de pertenecer a uno de los 95 sectores publicados en el Real Decreto-Ley 5/2021, que regula estas subvenciones, dejaría directamente excluidos al 53% de los negocios.

Concretamente, serían nada menos que dos millones de empresas, del total de 3,5 que hay registradas en España, las que quedarían excluidas de las ayudas directas del Gobierno, independientemente de si se han visto o no afectadas por la pandemia y de si cumplen o no el resto de requisitos fijados por el Ejecutivo, según un reciente informe de la Confederación Española de la PYME (CEPYME),en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística. 

Desde que empezó la pandemia, las patronales de empresarios y organizaciones de autónomos han venido advirtiendo al Gobierno del riesgo que supone fijar los requisitos de acceso a cualquier ayuda o prestación en base a la pertenencia a uno u otro sector, ya que, en un mismo sector, pueden coexistir realidades muy diferentes, en función de la ubicación o el tamaño del negocio. Desde CEPYME consideran que "la inclusión de pertenencia a CNAEs concretos para dirimir la elegibilidad de las empresas no obedece a ningún patrón que determine la viabilidad de las empresas ni el impacto económico que han sufrido durante esta crisis. En cambio, excluye a miles de negocios que también sufren pérdidas debido a las restricciones administrativas aprobadas y que, por tanto, no pueden optar a compensaciones económicas que ayuden a su viabilidad".

A pesar de ello, lo cierto es que pertenecer a la lista de epígrafes publicada en el BOE el pasado 5 de marzo sigue siendo condición indispensable para acceder a las ayudas. Y este requisito, según la patronal de la pequeña y mediana empresa, ha reducido el espectro de negocios elegibles, es decir, de potenciales beneficiarios, a sólo 1,5 millones de actividades de las más de 3,4 millones de empresas registradas. Es decir, tras aplicar solamente una de las tres condiciones de acceso a las ayudas, como mucho podrían cobrar las subvenciones el 47% de los negocios.  

Un informe señala cuántos autónomos tienen negocios 'zombies' y podrían quedarse fuera de las ayudas directas