Martes. 18.06.2019

INFORME MUNDIAL GEM 2017

La actividad emprendedora en España crece un 6,2%

La actividad emprendedora en España crece un 6,2%

El mayor informe mundial sobre emprendimiento asegura que, por primera vez en ocho años, se inicia la recuperación del número de españoles que planean tener su propia actividad, remontando hacia cifras anteriores a la crisis económica. Confirma que el 42% de emprendedores españoles planea generar empleo.

La actividad emprendedora en España crece un 6,2%

La actividad emprendedora española ha aumentado el 6,2%, un punto más con respecto al año anterior, y por primera vez en ocho años ha superado el umbral del 6%, iniciando la recuperación hacia las cifras que alcanzaba antes de la crisis, según el Informe Mundial GEM 2017 (Global Entrepreneurship Monitor), presentado este año en Seúl. Éste es el mayor estudio vinculado a emprendimiento del mundo, que se publica de forma ininterrumpida desde 1999, y que evalúa características, motivaciones y ambiciones de cientos de miles de personas de más de 60 países.

El emprendimiento está viviendo un apogeo en todo el mundo y presenta un predominio de las iniciativas impulsadas por oportunidades del mercado, aunque destaca una disminución en las perspectivas de creación de empleo en todos los niveles de desarrollo económico.

La tasa de negocios establecidos (con más de 3,5 años en el mercado) también ha mejorado, situando a España en la media de los países europeos, que alcanza el 7%, y por encima del total de las economías impulsadas por la innovación.

Impacto del emprendimiento en la economía española

En términos generales, el informe refleja que cada vez más personas eligen trabajar de forma autónoma. En este sentido, Federico Gutiérrez-Solana, director de CISE y presidente de la RED GEM España, explica que “esta es una tendencia de futuro inmediato: los nuevos emprendedores van a encontrar sus oportunidades en el autoempleo basado en el propio conocimiento más que en la creación de empresas”.

Los datos indican que existe una correlación entre los altos niveles de motivación por oportunidad y las perspectivas de creación de empleo. De esta manera, América del Norte se sitúa como la región con mayor proporción de emprendedores que esperan crear puestos de trabajo en los próximos cinco años (58,8%), mientras que en Europa la mitad indican que generarán al menos un empleo.

En España el 42% planea generar empleo, y un 9% espera contratar seis o más empleados para el crecimiento de sus iniciativas en los próximos cinco años.

El informe GEM, desde el punto de vista de la formulación de políticas, señala que es importante implementar medidas, regulaciones y educación dirigidos específicamente a apoyar a los emprendedores con aspiraciones de crecimiento medio o alto y con iniciativas viables y escalables con el fin de optimizar su impacto sobre el crecimiento económico.

Más apoyo y educación en emprendimiento

El Informe Mundial GEM realiza entrevistas a expertos en emprendimiento de todo el mundo que evalúan doce componentes que se consideran imprescindibles para crear un ambiente estimulante para los emprendedores.

En España han resaltado el valor de las iniciativas gubernamentales encaminadas a impulsar el emprendimiento, aunque han criticado que no se acompañen con políticas que reduzcan los trámites burocráticos y las cargas impositivas.

Si bien su valoración sobre la educación en emprendimiento ha mejorado, los expertos insisten en que esta formación todavía tiene un papel secundario y recomiendan la introducción de más conceptos sobre actividad emprendedora tanto en etapa escolar como universitaria.

El fomento de la transferencia de I+D al tejido productivo también es señalado como un punto débil en España sobre el que es necesario realizar políticas más efectivas. Gutiérrez-Solana coincide con los expertos en la necesidad de incentivar las actitudes emprendedoras entre los investigadores ya que “las personas emprendedoras son un vehículo sustancial de la transferencia del conocimiento y, por tanto, de potenciar la innovación y la competitividad”.

Actividad emprendedora en el mundo

El principal índice que analiza GEM es la Tasa de Actividad Emprendedora, que mide las iniciativas de hasta 3,5 años de vida en el mercado sobre la población de 18 a 64 años, que, según el informe, se mantuvo estable o aumentó en dos tercios en todos los países encuestados.

Debido a que la actividad emprendedora tiende a ser más alta en economías con menor desarrollo económico, la TEA de América Latina y el Caribe (18,5%) o África (13,7) son mucho más elevadas que la europea (8,1%), que incluye los países con índices de emprendimiento más bajos del mundo: Bulgaria (3,7), Francia (3,9) e Italia (4,3).

Aumento de la innovación en España

El grado de innovación, que GEM define como aquella iniciativa emprendedora que ofrece un producto o servicio nuevo para el mercado, es también más elevado en economías desarrolladas como Canadá (43%), Estados unidos (36%) o Francia (48%). El último informe presentado en Corea del Sur cubre el 68% de la población y el 86% del PIB mundial. Esta iniciativa global cuenta en España con la coordinación del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE) y el patrocinio de Banco Santander y la Fundación Rafael del Pino, e indica que esta motivación se sitúa en el 68% en España y un cuarto de los encuestados afirma que sus iniciativas ofrecen productos o servicios innovadores.

La innovación en España ha aumentado hasta alcanzar el 25% (mejorando el índice de los últimos ocho años), superando los niveles de economías competitivas como Holanda (22%) o Alemania (23%), aunque aún se mantiene por debajo de la media europea (28%).

 

La actividad emprendedora en España crece un 6,2%