domingo. 05.12.2021

EN NOVIEMBRE 50.000 EMPLEADOS DEJARÁN DE ESTAR AFECTADOS

La Inspección ya ha multado a casi 6.000 negocios por irregularidades en los ERTE

negocio-bar-

Muchos negocios están dejando de solicitar los ERTE y el Gobierno calcula que en noviembre 50.000 trabajadores dejarán de estar afectados. Por otro lado, la Inspección ha multado a casi 6.000 negocios por fraude en estos expedientes.

La Inspección ya ha multado a casi 6.000 negocios por irregularidades en los ERTE

Desde la puesta en marcha de los ERTE, el Gobierno encomendó a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social investigar especialmente a los negocios que solicitasen la medida para vigilar que no se estuvieran cometiendo fraudes y que, por ejemplo, un empleado que estuviera afectado por un ERTE no estuviera también yendo a trabajar. Y, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de esta semana, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, anunció los resultados de la última campaña que la Inspección de Trabajo había realizado específicamente sobre los ERTE. Según dijo Díaz, se habían iniciado los procedimientos de inspección sobre 44.393 negocios, de los cuales se habían finalizado 35.190 (9.203 están a la espera de conocer los resultados de la vista).

En total, la campaña de inspección de los ERTE terminó con 5.832 actas sancionadoras. Esto significa que el 16,57 % de las investigaciones a negocios a causa de un uso fraudulento de los Expedientes han terminado con una multa. Normalmente, las sanciones suelen rondar los 4.900 euros por empresario.

Si bien, y a pesar de los datos de la campaña de la Inspección, en los últimos meses los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han perdido fuelle. Han pasado de tener a más de 3,6 millones de trabajadores acogidos en su punto más alto de 2020, a proteger sólo a 140.572, según los datos de afiliación de mediados de noviembre. Estos se debe, a que los autónomos y pequeños negocios están dejando de solicitarlos porque ya no cumplen los requisitos para acceder o temen no poder cumplir la cláusula de salvaguarda del empleo, entre otros motivos.

Hay 50.000 empleados menos afectados por un ERTE

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, confirmó esta pérdida de fuerza de los ERTE durante la rueda de prensa que suele dar a mediados de mes para exponer los datos de afiliación de la Seguridad Social. Según dijo, el número de personas afectadas por un ERTE se había reducido de manera importante en los últimos meses y también durante la primera quincena de noviembre.

Concretamente, en los primeros quince días de noviembre, hay 50.146 empleados menos acogidos a un ERTE que el mes anterior. (En octubre el número de personas afectadas por un Expediente cayó en 48.512 y en septiembre en 32.960). El descenso de noviembre sitúa la cifra de afectados en un nuevo mínimo de 140.572. De éstos, 47.600 están en ERTE parcial y 92.900 tienen los contratos suspendidos.

Para Escrivá se trata de un dato importante puesto que se produce “justo cuando entraba en vigor el nuevo mecanismo de ERTE, donde había procedimientos adicionales de registro y había que establecer planes de formación”. Éste obliga a los autónomos interesados a realizar nuevamente el proceso de solicitud y llevar a cabo prácticas formativas a sus empleados. Por lo que, Escrivá reconoció que habrá que esperar hasta diciembre para conocer los resultados de este nuevo esquemas de ERTE.

¿Por qué se se está produciendo esta caída de los ERTE?

Para el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones esta caída en los ERTE tiene que ver con la recuperación y la creación de empleo que se ha producido en los últimos meses, y que como advirtió Escrivá también se produciría en este mes de noviembre...

Sin embargo, y aparte de la mejora y recuperación que podrían estar sufriendo algunas actividades económicas, los expertos explicaron a este diario algunas de las razones de la caída de afectados en los ERTE. O, mejor dicho, de por qué los trabajadores por cuenta propia no los están utilizando tanto como antes. Algunos de los motivos que dieron fueron:

  1. No todos los sectores pueden acogerse a los nuevos ERTE: El Real Decreto-ley 11/2021, por el que se amplían los Expedientes hasta Febrero, recoge un listado de las actividades que pueden acogerse a los ERTE y ésta no incluye a todos los autónomos que podrían estar afectados.
  2. Miedo a no poder hacer frente a la Cláusula de Salvaguarda del Empelo: la obligación de tener que mantener el empleo durante 6 meses es también otra de las causas que estaría echando para atrás a los autónomos a la hora de prorrogar o solicitar nuevamente estos expedientes.
  3. No pueden alegar la 'causa Covid-19' para acogerse: la mayoría de los negocios no pueden justificar su petición de los ERTE alegando una ‘causa Covid-19’. Es decir, no tienen una limitación impuesta por una autoridad laboral a su actividad.
  4. Los ERTE de noviembre no se prorrogan automáticamente: a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, los Expedientes no se prorrogan y en noviembre había que volver a solicitarlos.
  5. Los Expedientes deben ir ligados a la formación: unido a lo anterior, una de las características de los nuevos ERTE de noviembre es que deben estar ligados a un programa formativo. La idea del Gobierno es que los autónomos empleadores solicitasen formación para sus trabajadores durante los periodos de suspensión o reducción de empleo, "lo cual puede volverse un inconveniente para los pequeños negocios, ya que obligar a ofrecer formación a los trabajadores de un restaurante o de un taller supone costes y trámites", apuntaron distintos expertos.

La Inspección ya ha multado a casi 6.000 negocios por irregularidades en los ERTE