domingo. 19.09.2021

RECLAMAN QUE SE MANTENGAN MIENTRAS HAYA RESTRICCIONES

Los autónomos piden que el cese de actividad y los ERTE duren hasta final de año

seguridad-social-escriva-cese
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones junto a Yolanda Díaz, ministra de Trabajo
El próximo 30 de septiembre dejará de estar en vigor el cese de actividad y los ERTEs. Los autónomos y sectores más afectados por la pandemia piden al Gobierno que ambas ayudas se alarguen hasta que terminen las restricciones. 
Los autónomos piden que el cese de actividad y los ERTE duren hasta final de año

Queda apenas un día para que termine agosto y empiece un nuevo curso político con varias novedades y reformas que afectarán a los autónomos, a nivel laboral, fiscal y en el sistema de pensiones. Además, en septiembre también expirarán las dos principales ayudas para los negocios: los ERTEs y las prestaciones por cese de actividad.

Ambas medidas, de las que dependen todavía casi medio millón de trabajadores, empresas y autónomos, dejarán de estar en vigor el próximo día 30 de septiembre. A falta de un mes para que expiren los expedientes y las prestaciones, las asociaciones sectoriales y representativas del colectivo tienen claro que el verano no ha sido suficiente para recuperar la actividad de los miles de autónomos que ya se encontraban en junio en la cuerda floja y que llevan más de un año y medio gastando de sus reservas para poder continuar con la persiana abierta. 

Muchos negocios empiezan a ver la luz al final del túnel, pero "hay todavía muchas restricciones de aforo y sectores como el ocio nocturno que no pueden abrir. Mientras las haya, se tienen que mantener el cese y los ERTE. Si no se hace, se estaría dañando a estas actividades a las que no se les está permitiendo trabajar. Confío en que se vuelvan a alargar estas ayudas que han servido mucho para ayudar al colectivo durante la pandemia", advirtió  recientemente el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, en una entrevista concedida a este periódico.

En la misma línea, los sectores especialmente afectados por la crisis, como hosteleros, taxistas, o agencias de viaje piden al Gobierno que alargue la prestación y los ERTEs  "mientras duren las restricciones", y al menos hasta final de año. De lo contrario, "se multiplicarán los cierres con el comienzo del curso". 

Los autónomos piden que siga el cese de actividad y los ERTE mientras duren las restricciones

Según los economistas, la campaña de verano ha servido para que algunos sectores recuperen parte de la facturación perdida y  hace pensar que el 2022 podría ser un buen año. Ahora bien, los expertos tienen claro que la recuperación será lenta y desigual. De hecho, muchas actividades como la hostelería, el comercio y el ocio nocturno continúan soportando severas restricciones en casi todos los territorios. Y otras, como los taxis y agencias de viajes , que dependen de otros sectores y de la confianza de los turistas, siguen soportando caídas de la actividad del 30% y del 90%, respectivamente, en relación a las cifras de 2019.

Por ello, como en anteriores ocasiones, los autónomos exigen al Gobierno que no deje caer estas ayudas y haga, al menos, una última prórroga que permita a los pequeños negocios llegar a 2022 sin echar el cierre.  

Los hosteleros piden ERTE y cese de actividad mientras sigan limitados los interiores

La hostelería es uno de esos sectores para los que la recuperación económica del verano no ha sido suficiente. "Estos meses han ido muy bien para las zonas turísticas, pero llega septiembre y la cruda realidad nos traerá de nuevo grandes caídas de ingresos. Siguen las barras cerradas y los interiores limitados, por lo que la actividad no puede ser la misma. Mientras haya restricciones, tiene que haber prórroga de los ERTEs y el cese de actividad más allá de septiembre", explicó José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España.

Según Yzuel, ni la extensión de las prestaciones ni la de los expedientes deberían ser negociables. "Ya se está hablando de que la hostelería y otros sectores como el alojamiento no entrarían en los actuales baremos para considerarse sectores ultraprotegidos en los ERTEs y, por tanto, los empresarios perderían las exoneraciones por sus empleados. No sabemos aún qué ni cómo se negociará pero, desde luego, sí o sí tienen que extenderse estas medidas mientras duren las restricciones, que en algunos sitios son muy severas. Lo que está claro es que el hostelero que no tiene terraza, al frente de un bar pequeño y que ahora vive de dos mesas adosadas en una plataforma, no puede permitirse seguir abierto sin ERTEs y prestaciones".  

Las agencias de viaje necesitan ambas ayudas para continuar abiertas

Las agencias de viaje han sido quizás el sector -junto al ocio nocturno- más afectado por las restricciones desde que el pasado mes de marzo de 2020 se decretara el estado de alarma. "A diferencia de otras actividades, las agencias de viaje no han tenido ni un solo respiro en un año y medio. Ha habido momentos más y menos malos pero, sin duda, hemos sido un sector metido hasta el fondo en esta crisis. La mejor de nuestras previsiones apunta a acabar el año con un 30% de la facturación que tuvimos en 2019, que fue de por si un año muy malo para el sector. Así que, si no se alargan las medidas de protección, se espera una cascada de cierres en nuestra actividad", explicó Cesar Gutierrez, presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE

Según Gutiérrez, no sólo es "muy necesario" que se extienda de nuevo el cese de actividad y los ERTEs mientras duren las restricciones, sino que "se tendrían que cambiar algunas de las actuales condiciones de la prestación, que excluyen a la mayoría de autónomos y pequeños empresarios al frente de agencias de viajes. En la última prórroga se exigió para acceder al cese compatible con la actividad -POECATA- un periodo de cotización que todas las agencias de viaje habían consumido, porque la mayoría accedieron desde el primer momento a esta ayuda. Por lo que, en el mejor de los casos, hemos podido acceder a una prestación -la extraordinaria por bajos ingresos- que supone poco más de 400 euros al mes".  

Mientras que en el sector turístico ha crecido la afiliación, "en las agencias de viaje, en pleno verano que es cuando mejor se nos tendría que haber dado, se han perdido 3.300 afiliados. Una verdadera sangría. Que haya muchos turistas españoles en Benidorm o en Gandía no nos afecta, porque la mayoría de estos turistas no acuden a una agencia de viajes para planificar sus vacaciones. Espero que esto se tenga en cuenta a la hora de diseñar los ERTEs  y el cese de actividad, y que se permita a los autónomos más afectados seguir beneficiándose de estas ayudas y exoneraciones. De lo contrario, veo difícil que la mayoría de nuestros negocios aguanten cuatro meses más", advirtió el presidente de FETAVE.

El taxi seguirá necesitando el cese mientras no haya eventos ni ocio nocturno 

El taxi ha sido también uno de los sectores más afectados por la pandemia. "A pesar de que las restricciones en ningún momento nos han dejado sin trabajar al 100%, hemos soportado limitaciones de todo tipo. Ahora, en casi todas las ciudades se permite circular sin limitaciones pero, aún con todo, no hemos recuperado la normalidad. Mientras haya restricciones en sectores como el ocio nocturno, habrá caídas de la actividad en el taxi, porque vivimos de los mismo clientes", explicó Miguel Ruano, Presidente de la Federación Andaluza del Taxi (FAAT). 

Se estima que ahora mismo, los taxistas estarían trabajando "entre un 30% y un 40% menos que antes de la crisis. Es cierto que hemos superado los peores momentos, en los que tuvimos caídas cercanas al 90%, pero seguimos lejos de la normalidad. Mientras el ocio nocturno no vuelva a la normalidad, y mientras siga sin haber conciertos, partidos de futbol, y demás eventos de los que nos nutrimos, seguiremos necesitando los ERTEs y, sobre todo, el cese de actividad", apuntó Ruano. 

Ahora mismo, según el presidente de FAAT, habría entorno a un 70% de autónomos en el sector del taxi acogidos a alguna de las prestaciones por cese de actividad por lo que "instamos al Gobierno a que ponga en marcha una prórroga más que nos permita volver a la normalidad sin dejar más bajas por el camino".

Los autónomos del ocio nocturno dan "por supuesto" que seguirán las ayudas

Los autónomos al frente de discotecas y locales de ocio nocturno han estado desde el principio de la pandemia en el foco de todas las restricciones. Muchos de estos negocios ni si quiera han logrado abrir un año y medio después y , los que sí, a penas habrían alcanzado un 11% de su facturación en 2019, según los últimos datos de la asociación sectorial España de noche.

Según las conclusiones del séptimo estudio sobre el ‘Impacto de la crisis del COVID del sector del ocio y los espectáculos’, elaborado por España de Noche, el 83,2% de los encuestados asegura que su negocio está "en la ruina" a causa de las restricciones  impuestas por las comunidades autónomas y el Gobierno central. 

Por ello, "damos por supuesto que, hasta que no recuperemos el 100% de la actividad vamos a seguir teniendo protección, tanto ERTEs como cese de actividad. Aunque nos dejen recuperar la actividad en septiembre, nuestra economía seguirá dañada varios meses más y necesitamos seguir contando con ERTEs y prestaciones mientras dure todo este periodo de transición", explicó Vicente Pizcueta, portavoz de la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos, España de Noche.

Los autónomos piden que el cese de actividad y los ERTE duren hasta final de año