martes. 15.06.2021

SE DESMARCA DE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PAÍS VASCO

La Justicia rechaza la reapertura de los hosteleros valencianos y asturianos y mantiene las restricciones

restaurante-bar-covid

La Justicia valenciana y asturiana, de momento,  se desmarcan de la línea establecida por el tribunal vasco, que decidió la semana pasada suprimir las medidas restrictivas y dejar reabrir a los hosteleros. El sector considera que las restricciones no están justificadas científicamente.

La Justicia rechaza la reapertura de los hosteleros valencianos y asturianos y mantiene las restricciones

Los hosteleros valencianos y asturianos siguieron la senda de los vascos y recurrieron ante los tribunales la decisión de sus respectivas administraciones de cerrar la hostelería por el incremento de contagios. Contra todo pronóstico, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco tumbó las medidas adoptadas en 85 municipios de la comunidad y ordenó reabrir la hostelería. Sin embargo, los autónomos de bares, restaurantes y cafeterías de otros territorios no han corrido la misma suerte.

El sector de la hostelería lleva días organizándose para reclamar la suspensión de medidas que consideran excesivas en determinadas comunidades autónomas. Máxime cuando llevan más de un año con caídas medias en los ingresos superiores al 60% y no se les está compensando por los cierres con las suficientes ayudas directas. 

A pesar de todo, en los últimos días, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) se han desmarcado del auto emitido por la Justicia vasca y han decidido rechazar la solicitud de las patronales de hostelería de ambas comunidades cuyos negocios permanecen cerrados desde hace semanas y que solicitaban que se anularan las medidas restrictivas. 

El Tribunal valenciano decidió mantener cerrado el sector de la hostelería. De este modo, rechazó la suspensión 'cautelarísima'- que supondría la supresión inmediata y de forma cautelar- de las restricciones que se pusieron en marcha por parte de la Generalitat para frenar el avance del coronavirus en mitad de la tercera ola. Dichas medidas establecen el cierre total de la hostelería, salvo para los pedidos a domicilio, desde el pasado 21 de enero de 2021 hasta el próximo 1 de marzo. 

Lo mismo ocurrió con el Tribunal Asturiano que denegó las medidas cautelarísimas solicitadas por la patronal hostelera Otea  hasta que los jueces concluyan si estaba o no justificado científicamente que los cierres fueran a parar el incremento de contagios. No obstante, cabe recordar que esto no significa que el proceso no siga adelante: lo único que dicen ambos tribunales es que no se sostienen las razones de urgencia para suspender de inmediato las restricciones de ambas comunidades, lo que no quiere decir que, más adelante, cuando justifique la Administración las medidas adoptadas, no se tome una decisión diferente.

Avalan por ahora la decisión de la Administración

La sala de lo contencioso-administrativo de la sección cuarta del TSJ valenciano avala por el momento la decisión de la Generalitat de mantener el cierre total de los locales mientras se entra en el fondo de la cuestión. En el mismo sentido,  el pasado lunes 15 el Tribunal Supremo de Justicia asturiano, también rechazó con el mismo argumento la petición de la patronal hostelera asturiana: ninguno de los dos ven motivos para levantar de inmediato las medidas restrictivas. Es decir, lo que valió en País vasco para acabar con el cierre de la hostelería, por el momento, no está sirviendo en otras comunidades.

En el auto del Tribunal valenciano,  los magistrados no entran a hacer valoraciones respecto al cierre de locales hosteleros como tal, sino que apuntan que, debido a que éste surge de la orden dictada el pasado 19 de enero por el Consell, e hizo surtir “efectos a partir de las 00.00 horas del 21 de enero, 25 días antes" de que la Asociación de Hoteleros de Castellón recurriera las medidas ante la justicia, no ve "fundada la solicitud de suspensión cautelarísima". 

Se está trabajando en el plan de desescalada en Valencia

Entre todo esto, el Gobierno presidido por Ximo Puig comenzó el pasado martes a preparar el plan de desescalada de la mano de los principales representantes del sector hostelero, aunque de momento prioriza  mantener las medidas sanitarias y restrictivas ya establecidas hasta el 1 de marzo de 2021.

Respecto a los hosteleros, estos piden a través de las principales patronales la reapertura de los locales con un 50% de aforo, mesas de hasta ocho comensales y un horario de cierre ligado al toque de queda.  

Los hosteleros del País Vascos continúan abiertos tras la sentencia

Lo establecido por el Tribunal de la Comunidad Valenciana contrasta con la decisión que se tomó el pasado 9 de febrero en el País Vasco, donde el Tribunal Superior sí permitió a la hostelería reabrir sus negocios y locales en aquellos municipios que se encontrasen en la denominada “zona roja” por la alta incidencia de contagios por coronavirus a la espera de tomar una decisión definitiva, aceptando la reclamación de las Asociaciones de Hostelería pertenecientes a las tres provincias vascas. 

El pasado 21 de enero, el Gobierno autonómico ordenó el cierre del sector en 85 municipios, entre ellos las tres capitales vascas. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dictado una sentencia por la que, a partir del pasado martes 9 de febrero, dejara de estar en vigor esta prohibición porque no ve fundamentos para estas restricciones. 

Desde la semana pasada, los bares y restaurantes de la comunidad volvieron a abrir la persiana con algunas limitaciones en horario o aforos. Los jueces ordenaron la reapertura de los locales del sector en aquellos municipios del País Vasco con incidencia superior a los 500 casos, que eran los afectados por el cierre decretado por las autoridades

"La apertura de la actividad hostelera, en las condiciones antedichas (con las limitaciones de horarios y aforos que imperan desde inicio de la crisis sanitaria) no aparece en este momento como un elemento de riesgo cierto y grave para la salud pública”, señalaron desde el Tribunal vasco.

La Justicia rechaza la reapertura de los hosteleros valencianos y asturianos y mantiene las restricciones