Miércoles. 22.05.2019

FINTECH E INSURTECH

Luz verde al ‘banco de pruebas’ para los autónomos que digitalizan la banca

Luz verde al ‘banco de pruebas’ para los autónomos que digitalizan la banca

El Gobierno ha aprobado hoy el Anteproyecto de Ley que regula el conocido como “Sandbox”, es decir, el banco de pruebas para proyectos de innovación tecnológica en el sector de las fintech e insurtech. Casi todos están llevados a cabo por autónomos.

Luz verde al ‘banco de pruebas’ para los autónomos que digitalizan la banca

El penúltimo Consejo de Ministros de la legislatura más breve desde que se instauró la Democracia en España ha querido hacer un guiño al sector financiero. Hoy se ha aprobado el Anteproyecto de Ley de transformación digital del sector financiero. El que desarrolla el reglamento para la implementación del Sandbox (caja de arena). O lo que es lo mismo, para la creación de un banco de pruebas con clientes reales tanto para la banca como para proyectos de emprendedores de innovación tecnológica en los ámbitos del fintech  e insurtech (emprendimientos finacieros y aseguradores de base tecnológica que en su mayoría son liderados por autónomos).

Con ello el Gobierno da lo que para el sector financiero en su conjunto es “un paso esencial para la innovación financiera y la transformación digital del propio sector”. El Anteproyecto de Ley, impulsado por el el ministro de Economía del anterior Ejecutivo, Román Escolano, establece el quién, el cómo y bajo qué condiciones se podrá acceder a este espacio, que estará controlado por tres supervisores, el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Además, coloca a España como líder de la innovación financiera en Europa (hasta el momento solo Reino Unido cuenta con una herramienta de este estilo), con los efectos que esto tiene lo relativo a la atracción de talento e inversión, mejora de la competitividad o creación de empleo. De hecho, según la AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) una vez se ratifique con carácter definitivo (lo que previsiblemente se hará la Diputación Permanente una vez disueltas las Cortes Generales el próximo día 5 de marzo) y se ponga en marcha de forma efectiva, las inversiones en el mercado español se podrían incrementar hasta en 1.000 millones de euros y se generarán unos 4.500 nuevos empleos. Y estas cifras sólo en el sector de las fintech e insurtech.

La tesis anterior fue corroborada, asimismo, en una reciente jornada sobre el Sandbox organizada por las principales asociaciones de banca y seguros (AEB, AEFI, CECA, Unacc y UNESPA) donde se concluyó que el Sandbox “permitirá consolidar el dinamismo del ecosistema fintech nacional, retener talento tecnológico especializado en España, promover la inversión en sectores punteros de la economía nacional y generar empleo, toda vez que se agilizan los procesos y se fomenta un mercado de servicios financieros más competitivo”.

A día de hoy operan en España más de 300 fintech. Además hasta mediados del pasado año registraban un crecimiento superior al 53%, porcentaje que se espera se incremente de forma notable una vez se ponga en funcionamiento el Sandbox.

Espacio controlado y Seguro

En la citada jornada se insistió en que las innovaciones del ‘espacio de pruebas’ se producen en un “entorno completamente seguro, tanto para las entidades, como para los supervisores y los consumidores, en un marco jurídico que combina solidez y seguridad”.Afirmación que no se realizó en vano, ya que uno de los pilares del Anteproyecto de Ley es que el banco de pruebas “se trata de un espacio controlado, seguro para los participantes y sin riesgo para el conjunto del sistema financiero”. Es más, se fijan “siete cautelas principales” entre ellas derecho al desistimiento, responsabilidad del promotor y daños patrimoniales o garantías por daños.  

Por su parte y dentro del ámbito de las entidades financieras, BBVA, también alude en un comunicado al “poco riesgo” de un espacio de innovaciones no sujeto a la regulación y normativa aplicable para la banca.

Proyectos innovadores

Según el texto del Anteproyecto de Ley, las licencias para operar en el espacio de pruebas se otorgarán a “proyectos que aporten innovación financiera de base tecnológica y que se encuentren suficientemente avanzados” así como aquellos que doten de “valor añadido” a ámbitos como la mejora del cumplimiento normativo, la regulación y la supervisión financiera, aumentar la eficiencia de mercados y entidades, facilitar el acceso a los servicios financieros e incrementar su calidad y la protección de los clientes.

En este sentido, desde BBVA añaden que “el ‘Sandbox’ adelanta el punto de contacto entre innovadores y autoridades” al objeto de comprobar si nuevos desarrollos son verdaderamente eficientes y tienen sentido una vez implantados en el mercado. Además, facilita que el supervisor compruebe si la innovación tiene encaje en la legislación.

Afirmación en línea con otra de las conclusiones acordadas por el sector en la citada jornada sobre Sandbox, “esta herramienta permitirá, además, acelerar la comprensión del impacto de las nuevas tecnologías en la prestación de servicios financieros y asegurar que su adopción tenga un impacto positivo para el consumidor, sin generar riesgos para la sociedad o la estabilidad financiera”.

Luz verde al ‘banco de pruebas’ para los autónomos que digitalizan la banca