Sábado. 25.05.2019

ACHACAN LA CAÍDA DE VENTAS AL CORTE DEL TRÁFICO

¿Es Madrid Central culpable de la crisis que sufren los comerciantes?

¿Es Madrid Central culpable de la crisis que sufren los comerciantes?

La Plataforma de Afectados por Madrid Central ha publicado una encuesta sobre el impacto de la nueva regulación del Distrito Centro en los negocios de la zona. Pero los datos del comercio a nivel nacional demuestran que los supuestos que pone sobre la mesa la organización son comunes al resto de comercios españoles, no solo madrileños.

¿Es Madrid Central culpable de la crisis que sufren los comerciantes?

El 82% de los negocios ubicados en el interior de Madrid Central sufren consecuencias económicas, según la Plataforma de Afectados por Madrid Central. No obstante, es un hecho que el sector del comercio está viviendo una época de crisis grave. El comercio minorista, por ejemplo, sufrió en septiembre los peores resultados de ventas de los últimos 19 meses a nivel nacional – no solo madrileño -, y los meses posteriores no han sido mejores, según los últimos datos de la Confederación Española de Comercio (CEC). Las campañas de navidades y rebajas no fueron esperanzadoras, de hecho el sector las calificó como un periodo de “ventas discretas” y un “escaso interés” de los consumidores. La pregunta que muchos se hacen es: ¿Esta crisis del sector en la capital solamente es fruto de la nueva regulación de Madrid Central?

La Plataforma de Afectados por esta situación presentó el pasado 28 de Febrero los resultados del Estudio Impacto Económico Madrid Central para Pymes Y Trabajadores relativo al mes de enero y febrero de 2019. La organización mostró su decepción por el fracaso en el desarrollo de las diferentes reuniones de la Mesa de Seguimiento y reclama la implicación de la propia Alcaldesa, Manuela Carmena, para terminar de organizar Madrid Central.

Preocupación de los autónomos en Distrito Centro

Tres meses después de la puesta en marcha de Madrid Central, la preocupación entre las pymes, autónomos y trabajadores del Distrito Centro sobre el impacto negativo de Madrid Central en la actividad económica es generalizada, según señaló la Plataforma. Si durante las Navidades, el 83,9% de los encuestados consideró que Madrid Central afectaría bastante o mucho a su negocio, dos meses después, esta cifra se mantiene en el 84,1%. Esta creciente desconfianza se debe a que las rebajas y la campaña de Navidad fueron nefastas. No obstante, estos resultados son comunes al conjunto de comercios españoles, no solo a los madrileños, ya que diciembre experimentó un crecimiento de ventas plano (0,0%) a nivel nacional.

De acuerdo con los resultados del estudio publicado por la Plataforma, el impacto económico de Madrid Central durante enero y febrero, en comparación con estos dos meses de 2018, constata que la facturación del sector ha caído un 13,2%. Según el Índice del Comercio Minorista publicado por el INE, durante 2018 se produjo un levísimo crecimiento en el comercio del 0,8% a nivel nacional, frente al 3,5% que creció en 2017; lo que viene a confirmar la grave crisis que llevan meses anunciando las principales asociaciones de este sector. De hecho, 2018 cerró el año con 6.998 empresas de comercio menos que en 2017, lo que puede explicar esta caída de la facturación en Madrid.

Consecuencias Negativas de Madrid Central

En primer lugar, para el 83,3% de las empresas encuestadas el principal problema provocado por Madrid Central será su impacto sobre el cambio de hábitos de consumo. La realidad es que, desde que se ampliaron las aceras de la zona el año pasado, el tránsito peatonal ha aumentado: la cifra de peatones llegó a 7.300 por hora en algunos puntos y a más de 76.000 al día durante el pasado periodo vacacional, según el balance sobre la ampliación de aceras en la Gran Vía publicado por el Ayuntamiento. Algo que puede incentivar a los consumidores a pararse en los escaparates de los comercios de la zona, incluso a entrar en los establecimientos, ya que, durante los últimos tiempos, la tendencia del consumidor se ha dirigido hacia la compra online, sin moverse de casa. Según los últimos datos de la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de Valores) durante el primer trimestre del año pasado la facturación del comercio electrónico alcanzó los 8.974 millones de euros. Un 32,8% más que en el mismo periodo de 2017.

Para el 71,8% de las empresas afectará al abastecimiento, según los datos de la Plataforma. Sin embargo, en enero, el ayuntamiento aprobó una medida por la que los autónomos y los pequeños empresarios madrileños podrán acceder con sus vehículos a sus negocios situados en Madrid Central sin exponerse a continuas multas. Esta medida afecta a 17.140 pymes y a 10.714 autónomos y, de no haberse tomado, hubiera supuesto un grave problema para los propietarios de estos negocios. También se ha llegado a acuerdos para los trabajadores en horario nocturno.

Por último, el estudio también hace referencia a la caída de los precios, que es un problema para el 54,7% de los encuestados. Sin embargo, la caída de los precios ya es una realidad. Pero el propio secretario general de la Confederación Española de Comercio, José Guerrero, achaca esta situación a los descuentos permanentes y a la grave crisis estructural del sector. Afirma que “los consumidores han desplazado gran parte de sus compras a los meses de noviembre y diciembre, cuando también hay descuentos generalizados, lo cual tiene su reflejo directo en una reducción de las compras en el resto de campañas”. Esto ha obligado a muchos comercios a bajar sus precios. García Izquierdo apunta a que el auge del comercio electrónico y la fiebre de los descuentos permanentes “han generado un profundo cambio en los hábitos del consumidor”. Unas tendencias a la que el pequeño y mediano comercio se ve arrastrado a adherirse “a costa de una fuerte reducción de márgenes. Las pymes no pueden seguir el ritmo de los grandes y ya estamos viendo las consecuencias”.

¿Es Madrid Central culpable de la crisis que sufren los comerciantes?