martes. 25.02.2020

MINISTRA DE INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO

Maroto quiere duplicar las partidas para el comercio minorista

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.
Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

La intención de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, es que la partida destinada al Plan Integral de Apoyo al Comercio Minorista  2019 – 2020 se amplíe de 6,4 a cerca de 13 millones de euros. La digitalización para que el las tiendas tradicionales entren en la era del comercio electrónico y el relevo generacional serán los pilares sobre los que pivotará el Plan.

Maroto quiere duplicar las partidas para el comercio minorista

El comercio minorista es una de las prioridades en la agenda del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Por ello “la intención es más que duplicar” el presupuesto destinado al Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista para el periodo 2019 – 2020. Así lo han confirmado fuentes ministeriales que han insistido en la “fuerte preocupación” de la ministra del ramo, Reyes Maroto por un sector que aporta el más del 5% del PIB nacional y sostiene un 11% del empleo en España.

De conseguir su propósito la dotación pasaría de los 6,4 millones de euros con los que cuenta actualmente hasta, aproximadamente, 13 millones de euros, que se destinarán principalmente a actuaciones para la digitalización del comercio de proximidad y su adaptación a los nuevos hábitos de consumo y a programas que favorezcan el relevo generacional. También se pretende la preservación de los núcleos comerciales de las ciudades y la potenciación de las áreas comerciales urbanas. Lo que no han aclarado dichas fuentes es si, de aprobarse dicho incremento, la partida tendrá carácter anual o se repartirá a durante los dos años de vigencia del Plan y si se mantendrá la cofinanciación de los FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) como venía ocurriendo en las seis ediciones anteriores.

Fue la propia Reyes Maroto, quien reconoció ayer, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum celebrado ayer en Madrid  que “el pequeño comercio no se acaba de recuperar al ritmo del resto de la economía” lo que achacó, principalmente, a la “disrupción del mercado online”. Según apuntan varios informes, el comercio minorista pierde un 40% de competitividad por la falta de digitalización. Es más, en lo que llevamos de año, se han perdido 9.820 autónomos del comercio minorista, con lo que ello supone para un sector en el que los trabajadores por cuenta propia representan casi el 51% del total y otro 48% son micropymes.

Conscientes de ello, “el Gobierno está trabajando en potenciar y ayudar a los formatos tradicionales mediante un plan de modernización del comercio minorista y de proximidad”, explicó. Asimismo, hizo hincapié en la falta de capacitación de algunos negocios para adaptarse al comercio electrónico, “si no actuamos muchos tendrán que echar el cierre y se perderá vida en las calles”.

El primer paso que se dará será la puesta en marcha del Observatorio Comercio 4.0 cuyo objetivo es analizar de las debilidades y fortalezas del sector ante el reto de la digitalización e identificar las líneas de trabajo que permitan al pequeño comercio adaptarse a estos cambios.

Modernizar los pequeños negocios será también un espaldarazo al relevo generacional, según afirmó la ministra ya que animará a que las generaciones más jóvenes den continuidad a los negocios de las zonas rurales. “No podemos permitir que mueran negocios que funcionan porque no hay nadie que de les continuidad. Tenemos que trabajar en lo local”.

Asimismo, otro de los puntos fuertes del plan a los que se refirió la titular de Industria, Comercio y Turismo es la creación de la Mesa contra el intrusismo, donde se sentarán las bases para el desarrollo del Plan Nacional contra la Piratería, y que contaría con el respaldo del 100% de las autonomías.

100 millones de euros

Conseguir que el comercio de proximidad recupere su vigor y continúe siendo eje vertebrador tanto del ámbito rural como de los centros de las grandes capitales, es causa común a todos los grupos políticos. El pasado 19 de septiembre Ciudadanos presentaba en el Congreso de los Diputados una proposición no de Ley (PNL) sobre el Impulso al desarrollo del comercio minorista y el fomento de su transformación digital, que se debatirá en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo a mediados de mes.  “Hay que diseñar políticas estatales que permitan que la revolución digital llegue al comercio tradicional”, ha explicado José Luis Martínez, portavoz de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Grupo Parlamentario Ciudadanos. Martínez ha afirmado que el comercio electrónico “no es un enemigo del comercio minorista. Al contrario puede llegar a ser un gran aliado, hoy en día es raro lo que no puede venderse a través de internet, pero como todo hay que saber hacerlo”.

La PNL presentada por la formación naranja relaciona siete actuaciones urgentes para desarrollar bajo el marco de la colaboración público – privada. Entre ellas la la mejora de las infraestructuras necesarias para que las redes avanzadas lleguen a cualquier zona tanto del ámbito rural como urbano, impulsar la presencia de las pymes en el comercio electrónico, mejorar la formación en competencias digitales o impulsar el proceso de transformación digital de la industria, a través de iniciativas que logren la efectiva incorporación de la tecnología en los procesos productivos

Punto este que también se recoge en la agenda del ministerio de Comercio, que bajo el marco de las actuaciones asociadas para impulsar la Industria 4.0, pondrá a disposición de los emprendedores y las pequeñas empresas 100 millones de euros.

El Grupo Socialista en el Congreso también presentó el día 20 de septiembre (un día después de la de Ciudadanos) su propia PNL para la elaboración de un Plan de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista de España 2019-2020. Los socialistas plantean dos puntos centradas en que las actuaciones pongan el foco en “ayudar especialmente a los formatos tradicionales a incorporarse al mundo digital”, y que en su desarrollo se incorporen “acciones conjuntas con las comunidades autónoma, los ayuntamientos y los representantes del sector”.  

Maroto quiere duplicar las partidas para el comercio minorista