Aunque la visibilidad de la protesta pueda parecer mayor

Más del 90% de los autónomos dice que no secundará el paro del transporte convocado por la "plataforma"

La inmensa mayoría de los transportistas autónomos se ha desmarcado de la convocatoria de paros convocada por la denominada Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, y reiteraron que sus organizaciones son los únicos interlocutores válidos en las negociaciones con el Gobierno.
Más del 90% de los autónomos se desmarca del parón del transporte por carretera de la semana que viene
Más del 90% de los autónomos se desmarca del parón del transporte por carretera de la semana que viene
Más del 90% de los autónomos dice que no secundará el paro del transporte convocado por la "plataforma"

Más del 90% de los transportistas autónomos no secundará el paro patronal convocado por la llamada "Plataforma Nacional en Defensa del Transporte" a partir del próximo domingo, 13 de noviembre. Las asociaciones de transportistas más representativas del sector votaron no apoyar una movilización que, en palabras de los profesionales por cuenta propia, no tiene unos objetivos transparentes.

La negativa de los asociados de Fetransa o Fenadismer, organizaciones con mayor número de trasportistas afiliados, a secundar el paro de los transportistas autónomos deja sola a la Plataforma, que -aseguran- cuenta con “representatividad cero” en el sector, valoraron desde Fetransa. Las estimaciones apuntan a que apenas contaba con 800 seguidores el pasado mes de marzo. Se trata de un dato que podría haber descendido considerablemente tras la retirada del apoyo por parte de los autónomos de territorios como Navarra o Aragón, y que no les permitió formar parte del Comité Nacional del Transporte por Carretera al no contar con una representatividad significativa acreditada. No obstante, desde estas organizaciones advirtieron que 50 camiones parando el tráfico en una vía pública pueden crear cierto caos que los medios de comunicación van a resaltar. Pero 800 camioneros en España no representan a los 65.000 que trabajan en el sector, aseguraron.

Mucho más peso tienen las asociaciones que forman parte del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), el único interlocutor que realmente negocia con el Gobierno. Del total de transportistas, las asociaciones de autónomos presentes en la mesa han acreditado tener los apoyos de 36.000 autónomos y pequeñas empresas, más de la mitad del total de los que operan en España.  

A esta cifra habría que sumar otras asociaciones de profesionales del transporte que no forman parte del CNTC, pero cuyos miembros han votado en contra del paro convocado. Teniendo en cuenta estos datos, la realidad es que más del 90% de los autónomos y pequeños empresarios del transporte trabajará con normalidad la semana que viene. 

Además, los transportistas confían en que no se produzcan manifestaciones violentas en esta ocasión, al contrario de las situaciones vividas durante el pasado mes de marzo. “El seguimiento será mucho menor, por lo que se espera una menor presencia de piquetes y reivindicaciones”, explicó a este diario José Carlos López Jato, vicepresidente de Fetransa. Aunque otras organizaciones advirtieron que unos pocos camiones parando carreteras parecen muchos más de lo que son en realidad.

La postura de los transportistas autónomos ante los paros convocados 

Muchas asociaciones profesionales del sector del transporte, nacionales y autonómicas, han hecho públicas en los últimos días sus valoraciones sobre el paro convocado por la "Plataforma en Defensa del Transporte". La mayoría consideró que la convocatoria no tiene sentido, y afirmaron no terminar de comprender los motivos del parón. 

“Apenas tres meses después de la aprobación de la ley, la misma persona (refiriéndose a Manuel Hernández, el portavoz de la Plataforma) que dio su bendición a la misma viene a decir que no sirve, sin dejar el tiempo suficiente para poder evaluar su grado de eficacia”, explicaron desde Fetransa tras decidir no apoyar ninguna de las movilizaciones convocadas a partir del próximo domingo.  

“No entendemos qué pretenden (desde la Plataforma). Cambian el discurso cada dos por tres. Achacan el paro a un incumplimiento de la ley, pero a la vez piden un cambio de legislación, cuando en su momento la aplaudieron”, valoró a este diario Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA). 

Por su parte, otras asociaciones empresariales del sector del transporte también mostraron su rechazo a los paros tras consultar entre sus afiliados. Fue el caso de CETM, la asociación de empresarios de transporte de mercancías, o la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET). Para éstas, CNTC es el “único interlocutor válido, ya que ha hecho un proceso de demostración de qué representatividad tiene para estar sentado en el Ministerio”, algo que no se cumple en el caso de la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte.

Fetransa mandó ayer un comunicado explicando que "ante la próxima convocatoria de un paro indefinido en el sector del transporte de mercancías por carretera, FETRANSA desea hacer partícipe a sus afiliados y a la opinión pública en general cuál es su posición al respecto y las circunstancias que rodean a la mencionada convocatoria:

1.- El pasado día 2 de agosto, se publicó el RD 14/2022 titulado como “de medidas de sostenibilidad económica en el ámbito del sector del transporte”.

2.- Dicho Real Decreto se publicó con el consenso de la parte del sector que no contaba con representación en el Comité Nacional de Transportes por Carretera (CNTC) y, al parecer, con el conocimiento por su parte del texto definitivo con carácter previo al propio CNTC, dado que dos días antes de su publicación fue público y notorio la aceptación plena del mismo por su parte.

3.- En dicho Real Decreto se recogen una serie de reivindicaciones tales como: Que el precio cobrado ha de cubrir la totalidad de los costes de los transportistas. Que los contratos de transportes, salvo supuestos muy concretos, se han de formalizar por escrito y han de recoger una serie de menciones obligatorias. Que se sancionará de manera muy severa a las empresas incumplidoras de dichas obligaciones, incluidos a los propios transportistas.

4.- A día de hoy, apenas tres meses después de la publicación de la mencionada norma, la misma persona que públicamente dio su bendición a la misma, viene a decir que dicha norma no sirve; y sin, en cualquier caso, dejar pasar el tiempo suficiente para poder evaluar su grado de eficacia.

5.- Resulta especialmente grave que el sector se vea de nuevo llamado a un paro indefinido por parte de la misma persona que, sin el más mínimo miedo a contradecirse, proclama ahora como no válido lo que hace tan corto periodo era calificado de lo contrario ya que, o bien no entiende las normas que el mismo dice haber negociado, o bien solamente busca el conflicto por el conflicto.

6.- El sector no puede verse convocado a un paro indefinido con las consecuencias que ello tiene para el propio sector, para la economía de nuestro país y para la sociedad en general, con la excusa de que no se está cumpliendo la normativa, toda vez que no ha transcurrido el suficiente tiempo para poder evaluar los efectos que la misma está teniendo.

7.- En su momento, Fetransa expresó sus reservas acerca de la eficacia del mencionado Real Decreto por la dificultad que entraña, en la práctica, la aplicación de la mencionada norma a los transportes internacionales y a los transportes de cabotaje, toda vez que una buena parte son operados por empresas foráneas y fuera del ámbito de aplicación de la normativa. También entendíamos que resultaba especialmente complejo el hacer casar la misma con los principios de la libertad de mercado. Estas cuestiones eran previsibles en aquel momento y lo siguen siendo a día de hoy, teniendo un acomodo legal de muy difícil encaje cualquier solución que pretenda imponer una determinada tarifa, y menos en ámbitos y a empresas que no están establecidas en España. Al igual que, al contrario de lo que se deja entrever, no es cierto que en otros países se haya podido ir más allá de lo que las normas han ido aquí en materia de precios para los servicios de transporte. 

8.- Por todo ello, desde el más absoluto respeto a las personas o asociaciones que opinan otra cosa, creemos que el camino emprendido por una parte del sector no conduce a ninguna parte y va a ocasionar un daño irreparable a la parte más vulnerable del mismo, a la economía del país en general y la propia sociedad española, intentando conducir a los transportistas más pequeños a un callejón sin salida que solamente va a provocar frustración y desencanto. En consecuencia, FETRANSA no puede secundar el paro convocado.

9.- Así mismo, queremos hacer un llamamiento al respeto escrupuloso de los derechos de todos los transportistas, lo mismo de los que entiendan que han de secundar el paro como de los que no.

También Tradime Aragón, que en en el anterior paro tuvo una posición a favor, esta vez quiso dejar claro en un comunicado que "no pertenecemos a este movimiento" y que no han recibido ninguna convocatoria de paro como sí sucedió la vez anterior. Y manifiestan "su total desacuerdo" con esta huelga. Consideran que la "paralización del sector sería insostenible para muchos autónomos y pymes".

¿En qué consiste la ley del transporte y cómo afecta a los autónomos? 

Las negociaciones entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y las asociaciones profesionales del sector del transporte dieron lugar a la entrada en vigor, el pasado mes de agosto, de una nueva legislación que buscó garantizar una rentabilidad mínima para los transportistas, sobre todo entre los profesionales por cuenta propia. Así, se establecieron una serie de medidas, entre las que destacan:  

  • La prohibición de trabajar a pérdidas. Se trata de una medida que busca evitar la competencia desleal, que afecta de manera especial a los transportistas autónomos.  

  • La obligatoriedad de recoger los contratos por escrito. Además, en los documentos debe figurar el precio del servicio, que siempre debe superior a los costes.  

  • La prohibición de que los conductores realicen labores de carga y descarga. Esta tarea corresponde al cargador, cuyos costes a menudo corren a cargo del cliente. 

Por otro lado, el ministerio dirigido por Raquel Sánchez se comprometió a analizar en un plazo de seis meses –se cumplirán el próximo mes de febrero- la efectividad de las medidas y su nivel de cumplimiento. Este punto es uno de los motivos de la convocatoria de paro por parte de la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, que consideró que no se está cumpliendo con el decreto-ley aprobado en agosto. “Pretenden que la Guardia Civil controle en carretera los precios fijados en los contratos, lo cual es absurdo”, valoró a este diario Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA).  

Más del 90% de los autónomos dice que no secundará el paro del transporte convocado por la "plataforma"
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad