miércoles. 28.10.2020

Más de la mitad de los autónomos piden una rebaja del IVA

Las cotizaciones sociales son el tercer motivo de preocupación para el colectivo que creará uno de cada cuatro empleos el próximo año.
Más de la mitad de los autónomos piden una rebaja del IVA

El IVA es el impuesto que más preocupa a los autónomos muy por encima de otros impuestos como el IRPF, Sociedades o las propias cotizaciones sociales. Si les dieran a elegir el 54,2% optaría por rebajar este impuesto. Así lo han reconocido en el Barómetro anual sobre la situación de los autónomos elaborado por ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) que se presentaba esta mañana.

El porcentaje es 15 puntos superior al de aquellos que prefieren una rebaja del IRPF o del Impuesto de sociedades (39,2%), y 18 a la de quienes optan por las cotizaciones sociales (36,3%). No es de extrañar ya que la subida del IVA del 18% al 21% en 2012 supuso un mazazo para muchos negocios regentados por autónomos que, crisis mediante, vieron mermadas aún más sus ventas. De hecho una nueva subida de impuestos se traduciría bien en una reducción de márgenes, bien en el encarecimiento de los precios de venta. En cualquier caso el resultado sería una parálisis del consumo, lo que afectaría al crecimiento económico y a la creación de nuevos puestos de trabajo.

En relación a las cotizaciones, del barómetro se extrae otro dato significativo. Una tercera parte (34%) afirma que éstas deben adecuarse a los rendimientos netos de la actividad mientras que otro tercio (32,8%) consideran justo lo contrario. La curiosidad se da en que el 33% restante no sabe o no contesta.

Generadores de empleo

 

Según las previsiones de ATA de los 400.000 empleos que se generarán este año uno de cada cuatro corresponderá al colectivo de autónomos. De ellos 30.000 serán nuevas altas en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y 60.000 serán contrataciones realizadas por el colectivo. Cifra esta última ligeramente inferior a la del pasado año (75.000) y que se corresponde, a su vez, con los resultados del barómetro. De los 1.100 encuestados, el 33,5% prevé contratar nuevos trabajadores este año, seis décimas menos que en el barómetro de diciembre de 2015 (34,1%).

Mayor distancia existe en el lado opuesto. Más de la mitad (50,9%) han contestado que no tienen previsto crear nuevos empleos, frente al 44,2% anterior. A este respecto la incertidumbre y la caída de la actividad son los motivos que más pesan, seguidos de las dificultades económicas. Con respecto a la duración, el 20,7% optará por contrataciones indefinidas frente al 51,3% que lo hará con carácter temporal.

Desde la Federación, su presidente Lorenzo Amor ha pedido que para evitar que la desaceleración en el crecimiento del colectivo se prolongue se deben poner en marcha “cuanto antes” las actuaciones recogidas en la Ley de medidas urgentes para el trabajo autónomo, entre otras la extensión de la tarifa plana, la posibilidad de darse de alta o baja en cualquier momento del mes o la rebaja de los recargos por demora en los pagos a la Seguridad Social. En este punto Amor ha advertido “cuidado con las enmiendas porque pueden retrasar la aprobación de la Ley. No se puede pretender incorporar entre lo urgente cosas que no se han hecho desde 2007 y que se pueden tramitar vía proposición de Ley”.

Morosidad y financiación

 

La de cal y la de arena se dan en este apartado. La de cal la aporta la financiación, al 66% de los autónomos que han acudido a una entidad a pedir un préstamo han salido con un sello en verde. Asimismo más de la mitad han obtenido la cantidad que habían solicitado.

La de arena le corresponde a la morosidad. “Ser un moroso en España sale gratis”, se lamentaba Lorenzo Amor. El porcentaje de autómos que sufrió la lacra de la morosidad en 2016 fue casi seis puntos superior al del año anterior, un 49,3% frente al 43,4%. De éstos el 22,6% cobra entre tres y seis meses y un 8,1% tiene que esperar entre 8 meses y un año para que el dinero les llegue a su cuenta corriente. En esta línea el presidente de ATA espera “el cumplimiento expreso” de las medidas anunciadas la pasada semana por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, durante su comparencencia en el Congreso de los Diputados, así como que “se desarrollen mecanismos para que la empresas paguen a tiempo”.

Punto y seguido

 

En relación a lo acontecido el pasado año el colectivo reconoce que “no ha sido un año malo para la facturación, aunque tres de cada diez continúan sin percibir una mejora de la situación económica. De cara a este 2017 se prevé una mejora de las expectativas, y así lo reconocen tres de cada cuatro autónomos.

Si nos centramos en las previsiones para los negocios en sí, los autónomos son más optimistas que hace un año habiéndo pasado del 41,5% al 43,2% los que piensan que las cosas les irán mejor.

Más de la mitad de los autónomos piden una rebaja del IVA