jueves. 17.10.2019

RALENTIZACIÓN DE LA ECONOMÍA

Las microempresas prevén crear menos empleo en los próximos años

Cuerva (Cepyme), Menéndez (SEPE) y Martín (Randstad)
Cuerva (Cepyme), Menéndez (SEPE) y Martín (Randstad)

Las microempresas seguirán generando puestos de trabajo dentro de 5 años pero a un ritmo más lento del que se esperaba. Son las conclusiones del último informe de Cepyme y Randstad. Las previsiones sobre la creación de empleo en negocios de entre 1 y 9 trabajadores caen un 8% respecto al año pasado.

Las microempresas prevén crear menos empleo en los próximos años

El informe Anual de Empleo en las Pymes elaborado por Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) y Randstad advierte una ralentización en el ritmo de creación de empleo de los negocios que tienen entre 1 y 9 trabajadores y que representan el 86% del tejido empresarial español.

El análisis, que se presentó ayer por la mañana en la sede de la patronal de los pequeños empresarios, cifra en 288.198 los puestos de trabajo que generarán las microempresas en los próximos cinco años. Un 8,3% menos que el dato obtenido en el informe anterior, cuando las previsiones se situaron en 314.332.

A diez años vista, las previsiones son aún peores. La contracción será del 13,46%. Es decir, frente a los 532.944 nuevos empleos previstos hace un año, las estimaciones apuntan ahora a 461.203.

Que se cree menos empleo no significa que se destruyan puestos de trabajo o que, necesariamente, se produzca un aumento del paro. Aunque durante la presentación del informe, Rodrigo Martín -presidente ejecutivo de Randstad en España y Latinoamérica- constató  una "ligera desaceleración” que se está produciendo mes a mes, también abundó en la idea de que el crecimiento del mercado laboral está siendo “muy sano”. Es más, de seguir así, "en diez años se superarán máximos históricos de afiliación y la tasa de paro se situará por debajo del 10%", explicó Martín.

De hecho, pese a la desaceleración del ritmo de crecimiento, los analistas de Randstad y Cepyme destacaron en su estudio que serán un millón los empleos que creen los pequeños y medianos negocios de aquí a 2023. Por tamaño de empresa, el estudio destacó que serán los negocios que se sitúan entre 10 y 49 trabajadores los que generarán un mayor número de puestos de trabajo. De aquí a cinco años 372.696, un 9,9% más que las previsiones de hace un año.Las grandes empresas se mantendrán en los mismos términos que los estimados el pasado año y pondrán a disposición de los trabajadores 312.610 vacantes.

Creación empleo_Randstad

Un 40% menos de nuevos puestos de trabajo cada año

En términos anuales, los 200.000 puestos de trabajo con los que contribuirán los pequeños y medianos negocios cada año suponen un descenso del ritmo de creación de empleo del 41% con respecto a 2018, cuando se generaron 340.000 nuevas altas.

Porcentaje que está en línea con las previsiones que manejan desde ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) que estiman que los autónomos crearan este 2019 un 40% menos de empleo. Así, los aproximadamente 120.000 empleos que generó el colectivo (entre altas y contrataciones) se quedarán en apenas 72.000 a cierre de este año.  

Carlos Ruíz, director de Economía e Innovación de Cepyme atribuyó la ralentización a la “mayor incertidumbre” provocada por la parálisis política en España. Tampoco habrían ayudado decisiones como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales. Que, en palabras de Ruíz, “a día de hoy, está teniendo un impacto significativo”. No obstante, las expectativas de la patronal de las pymes en el largo plazo es que éste se acabe compensando.

Hostelería y comercio electrónico concentrarán las ofertas

Del informe de Randstad se deduce que hostelería y comercio - impulsado principalmente por el comercio electrónico, junto a informática y educación. serán dos de los sectores donde se concentrarán la mayor parte de las demandas de empleo. En concreto, el 50%.

Asimismo, se pone el acento en el desajuste entre la oferta y la demanda que se podría producir durante la próxima década si no se toman medidas. Incluso se advirtió que “el exceso de oferta será cubierto por profesionales de otras cualificaciones”. Entre los empleos que experimentarán “mayores problemas de déficit” están los de directivos, los cualificados y no cualificados en la construcción y todos aquellos relacionados con las ciencias y la ingeniería. A este respecto, el presidente ejecutivo de Randstad ha alertado de que “mientras que la demanda de empleos STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas -por sus siglas en inglés-) aumenta, las matriculaciones en este tipo de carreras universitarias caen a un ritmo del 7%”.

Por su parte Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme destacó la importancia de dotar a las pymes de “herramientas para atraer y retener el talento”. Especialmente en un momento en el que la digitalización será determinante para la supervivencia de las empresas.

Una de estas herramientas es la formación, cuyo papel Cuerva calificó de “esencial”. Ámbito en el que trabaja y seguirá trabajando la administración activamente, según Maru Menéndez, subdirectora de Políticas Activas de Empleo. “Vamos a continuar con la reforma del catálogo de especialidades formativas”. Transición que se producirá bajo el compromiso de “acercar la formación a la empresa” y “cualificar a los trabajadores según las necesidades de las mismas” concluyó.

Las microempresas prevén crear menos empleo en los próximos años