Domingo. 24.03.2019

Y QUE ACUDA A LOS COMERCIOS DE PROXIMIDAD

El Gobierno intenta concienciar al consumidor de que no compre falsificaciones

El Ministerio intenta concienciar al consumidor de que no compre falsificaciones

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo,  anunció ayer la campaña institucional ‘Sé responsable con tus compras, hay mucho en juego’, para concienciar al consumidor de que realice sus compras navideñas en tiendas de proximidad que comercializan productos legales. La distribución de productos falsificados provoca la pérdida de 6.175 millones de euros en ventas al sector, y la destrucción de 67.000 empleos directos al año.

El Gobierno intenta concienciar al consumidor de que no compre falsificaciones

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, presentó ayer la campaña institucional ‘Sé responsable con tus compras, hay mucho en juego’. Se trata de una iniciativa que pretende concienciar al consumidor de que realice sus compras navideñas en tiendas de proximidad que comercializan productos legales.

La campaña se desarrollará en prensa, radio y redes sociales bajo el lema “No son iguales”, acompañado del texto “Si compras productos originales y desechas las falsificaciones, generas empleo, cultura, innovación, proyectos empresariales…Además, estás protegiendo tus derechos como consumidor y contribuyes, aunque no lo creas, a luchar contra la explotación laboral”.

El sector necesita de la lucha contra las falsificaciones

Reyes Maroto señaló la importancia de la lucha contra las falsificaciones, ya que los datos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea evidencian un serio problema al atender a cómo afectan al sector del comercio español. La distribución de productos falsificados provoca la pérdida de 6.175 millones de euros en ventas al sector, y la destrucción de 67.000 empleos directos al año. “Además de provocar riesgos para la salud de los consumidores, cuyos derechos se ven limitados, al no contar con la garantía que ofrecen los productos oficiales”, según apuntan desde el Ministerio.

La ministra ha incidido en la necesidad de que las administraciones central, autonómicas y locales colaboren con esta iniciativa. También ha informado de que el Ministerio está elaborando un Plan Nacional de Lucha Contra la Falsificación 2019-2020, que abordará el problema en cuatro ejes: coordinación entre administraciones, regulación, formación y concienciación y análisis de la situación.

El ministerio ya ha puesto en marcha la Mesa contra el Intrusismo

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha informado de que este plan de lucha fue anunciado, junto con la campaña de sensibilización y una futura reforma de la Ley de Marcas, en la primera reunión de la Mesa contra el Intrusismo, de la que forman parte, el pasado 4 de diciembre. La CEC ha señalado que están totalmente alineados con este tipo de acciones: “Creemos que son absolutamente necesarias para concienciar al consumidor sobre los perjuicios que tiene adquirir falsificaciones”.

Esta Mesa contra el Intrusismo tiene como objetivo la coordinación de los sectores público y privado para el estudio, propuesta y ejecución de las actuaciones destinadas a prevenir y eliminar las conductas vulneradoras de los derechos de propiedad industrial. Esta primer reunión fue coordinada por el director general de Política Comercial y Competitividad de la Secretaría de Estado de Comercio, José Luis Káíser, y contó con la participación de José Antonio Gil Celedonio, director general de la Oficina Española de Patentes y Marcas, representantes de los Ministerios de Interior, Justicia, Hacienda y Sanidad, Consumo y Bienestar Social, de la Federación Española de Municipios y Provincias y de los Ayuntamientos de Madrid, Málaga, Leganés y Sevilla; y representantes de PROMARCA, ANDEMA, CEC y COAPI.

Con la constitución de este grupo de trabajo, el Gobierno cumple el compromiso de establecer un marco de coordinación que dé respuesta a la preocupación por la venta de productos sin garantías y a las demandas del sector del pequeño y mediano comercio de proximidad. “A la Mesa contra el Intrusismo irán incorporándose progresivamente Ayuntamientos y otras entidades económicas y sociales”, informan desde el Ministerio.

Las falsificaciones afectan gravemente a la economía

La importancia de las marcas también se refleja en las cifras económicas españolas cuando atendemos a que su distribución representa el 40% del PIB, el 33% del empleo, el 55% del I+D nacional, el 60% del sector del comercio, el 45% de las exportaciones y el 46% de los impuestos. “Las cifras de participación de las marcas en las magnitudes económicas de nuestro país reflejan su importancia para el presente y el futuro de la economía y sociedad española”, apuntan desde el Ministerio.

El daño de las falsificaciones en las ventas y el empleo español es casi dos puntos superior a la media europea. Los sectores nacionales con mayores pérdidas son el textil, con 2.063 millones de euros (8,2%); el farmacéutico, con 1.432 millones de euros (7,6%); el cosmético, con 933 millones de euros (16,2%); el de las bebidas, con 581 millones de euros (11,1%); y el de los smartphones, con 386 millones de euros (10%).

Los daños no son solo de naturaleza económica. Se estima una pérdida de 15.000 millones de euros en ingresos fiscales y contribuciones a la Seguridad Social. Además, la falsificación desincentiva la inversión en nuevas ideas, diseños y marcas, al impedir su rentabilización; y la fabricación de productos falsificados no respeta la regulación medioambiental, pudiendo producir daños en el entorno local.

España se encuentra en los mismos niveles de concienciación sobre la importancia de los derechos de propiedad intelectual que el resto de Europa. Además, muestra un mayor rechazo a la falsificación y los contenidos ilícitos que la mayoría de países de la Unión, posicionándose muy por encima de la media europea.

No obstante, se observa un claro aumento del consumo de productos falsificados y de piratería por los jóvenes comprendidos entre los 15 y 24 años de edad. “El porcentaje de europeos que declara adquirir productos falsificados o acceder a contenido pirateado sigue siendo reducido pero se observa un incremento frente a 2013 (el informe estudia los datos recabados entre el 2013 y el 1017), especialmente en la población joven”, señalan desde el Ministerio.

El Gobierno intenta concienciar al consumidor de que no compre falsificaciones