Miércoles. 12.12.2018

REYES MAROTO ILLERA

La ministra reconoce que se han destinado pocas ayudas al comercio

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, ha puesto esta mañana sobre la mesa el problema que está sufriendo el sector del comercio por la falta de ayudas: “Existe un apoyo insuficiente al comercio de proximidad”, ha señalado. Del mismo modo, ha incidido en los inconvenientes de la despoblación de los medios rurales y la necesidad de adaptarse a la transformación digital.

La ministra reconoce que se han destinado pocas ayudas al comercio

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto Illera, ha reconocido esta mañana que hay pocas ayudas para el sector y que “existe un apoyo insuficiente al comercio de proximidad”. Estas declaraciones han tenido lugar durante la IX Edición del Madrid Retail Congress organizado por la Confederación Española de Comercio (CEC).

Maroto ha empezado su intervención poniendo sobre la mesa los últimos datos sobre el sector: “Es importante el comercio y concretamente el comercio de proximidad para la actividad económica, indudablemente. Es un sector que da empleo al mas del 10% de los ocupados totales de la economía, supone el 12,3% del PIB nacional, y el minorista, en concreto, el 5% del PIB”.

Aseguró que, desde el Ministerio están trabajando en la actividad del retail (sector económico que engloba a las empresas especializadas en la comercialización masiva de productos o servicios a grandes cantidades de clientes).

Fundamental para el medio rural

La ministra también ha querido poner el foco sobre las zonas rurales y los pequeños distritos. Señaló la importancia de destinar ayudas a este sector de la población, incidiendo en el reto demográfico que afrontan: “se trata de un ámbito en el que se está produciendo una despoblación y, desde las administraciones, tenemos que luchar contra ello. Uno de nuestros principales objetivos es paliar la problemática de la despoblación territorial”.

A su juicio, el comercio es una de la principales anclas para evitar esa despoblación y crecimiento en estas zonas rurales podría hacerlas más atractivas para los consumidores: “El comercio es fundamental para facilitar el asentamiento de la población rural y de las personas que quieren salir de las ciudades. En primavera presentaremos medidas desde el Gobierno”, ha informado.

Atender al reto de la digitalización

“Hoy en día, el comercio es un sector que afronta difíciles retos, como el de las nuevas tecnologías y la digitalización”, afirmó  Maroto. También explicó que las TICs “han desbordado el entorno de los expertos” para convertirse en una herramienta con la que los individuos interactúan en su día a día. Del mismo modo, puso de manifiesto que la mitad de las pymes españoles considera que el Black Friday es una oportunidad para aumentar sus ventas y que se ha consolidado como una de las épocas mas importantes para el e-commerce.

“Las empresas que no se adapten a esta transformación digital se verán avocadas a su desaparición”, lamentó la ministra. “Hacer este cambio tecnológico supone un coste y un esfuerzo mayor para autónomos y microempresas, sobre todo en municipios pequeños y rurales, por eso las instituciones tenemos que ayudarles a dar el salto”.

Como ya informó ayer la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, el Gobierno pretende introducir en el Plan Bianual para el Comercio Minorista 2019-20 ayudas para facilitar el cambio generacional, la modernización del sector y una plataforma online que aglutine toda la información que necesite el pequeño comercio.

El primer objetivo, según ha señalado Maroto, es la introducción de las nuevas tecnologías y de la digitalización. “Esto aportará mas competitividad al comercio y generará unas nuevas formas de venta acordes al nuevo consumidor. Para ello, implementaremos ayudas directas a ayuntamientos, y a pymes y autónomos”.

El segundo objetivo es “potenciar la imagen de España como destino turístico de compras, con la intención de internacionalizar nuestros productos”.

Acabar con las falsificaciones

Como también avanzó ayer la Secretaria de Estado de Comercio en el mismo escenario, la ministra ha informado de que el Gobierno ha puesto ya en marcha importantes medidas para luchar contra la venta ambulante ilegal y las falsificaciones. “Es un tema que hemos considerado prioritario, porque se pierden 1.600 millones de euros al año en toda Europa por culpa de las falsificaciones de bolsos y maletas, por ejemplo. Se hubieran mantenido 12.100 puestos de trabajo”, señaló.

También explicó que, desde el Ejecutivo, están tramitando el proyecto de Ley de Marcas para poder intensificar el control de las falsificaciones. “Asimismo, crearemos una mesa de diálogo con los agentes del sector para evitar el intrusismo, con la participación de varios ministerios y administraciones regionales y locales, para aumentar las medidas y evitar prolifere la venta de falsificaciones”.

La ministra reconoce que se han destinado pocas ayudas al comercio