viernes. 19.07.2019

Las mutuas denegaron el paro a seis de cada diez autónomos

Las mutuas denegaron el paro a seis de cada diez autónomos

En 2016 la Seguridad Social recaudó 131 millones de euros, de los que sólo 11 se emplearon para pagar el Cese de Actividad.

Las mutuas denegaron el paro a seis de cada diez autónomos

El cese de actividad o paro de los autónomos es, quizá, la prestación más rentable para la Seguridad Social. De las 3.717 solicitudes resueltas por las mutuas de accidentes de trabajo -gestoras de dicha prestación- el 56,52% (1.616) obtuvieron un 'no' como respuesta. Porcentaje que podría ser algo superior si añadimos las 221 que no llegaron a tramitarse y las 340 pendientes todavía de acuerdo. Así se extrae del borrador del Informe sobre la prestación económica por cese de actividad de los trabajadores autónomos elaborado por AMAT (Asociación de Mutuas de Accidente de Trabajo) correspondiente al ejercicio 2016 y al que ha tenido acceso AyE.

A efectos de Seguridad Social, el paro de los autónomos aportó 130,90 millones de euros, casi cinco menos de lo que calculó el Gobierno en los Presupuestos del año pasado. Además, según el documento, las mutuas sólo desembolsaron 11,3 millones en concepto de cese de actividad, cantidad un 9,73% inferior a la de 2015. Cabe destacar, asimismo, que los Presupuesos Generales del Estado para 2017 recogen un recorte del 14,4% en la partida de ingresos por cese de actividad, que pasa de 135,12 millones a 132,66.

Pese a que desde hace dos años los autónomos no tienen la obligación de justificar pérdidas continuadas por un mínimo del 10% de su facturación, no acreditar correctamente las causas del cese fue el motivo por el que se destimaron el 85,10% de las solicitudes. Le siguen, muy de lejos el no tener cubierto el periodo mínimo de cotización (3,81%) y el no estar al corriente de pagos en las cuotas de la Seguridad Social (2,33%). El restante 8,76% queda dentro del cajón de sastre de “otras causas”.

No acreditar correctamente el cese fue el motivo por el que se denegaron la mayor parte de las solicitudes

Aún hay más. El año pasado, 387 afectados presentaron la correspondiente reclamación. De ellas, 274 (74,86%) continuaron con el sello rollo de “denegada”, frente a las 92 que pasaron a ser favorables. Además, a fecha de hoy hay 21 interesados que siguen a la espera de respuesta.

Nueve meses y 715 euros

Pese a lo poco alentador de los datos anteriores, el infome muestra una ligera mejora del 2,51% con respecto al año 2015 en el número de autónomos que obtuvieron acceso a la prestación. Así, de las 4.278 solicitudes presentadas, el 43,48% habrían resultado favorables, la mayor parte de ellas por “motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción”, o lo que es lo mismo, bien porque los gastos superan a los ingresos o bien porque la caída de la demanda ha obligado a reducir el volumen de producción.

Los 1.708 autónomos que pudieron cobrar el paro obtuvieron una prestación media de 715,30 euros al mes, importe que cae un 4,70% respecto al del año precedente. En cuanto a la duración media de ésta, fue de 9,25 meses.

Por otra parte, y en relación al total de solicitudes, cabe destacar que se presentaron un total de 4.278 (820 menos que en 2015).

Sin formación

Cotizar por cese de actividad queda, en el caso de los autónomos, a criterio de cada uno. Una voluntariedad que además de dar derecho a cobrar una prestación equivalente al paro del Régimen General debería permitir acceder a actuaciones formativas y de cualificación para la reincorporación al mundo laboral. Así, el 0,1% de los apenas 20 euros al mes que supone la cotización por paro (2,20% de la base elegida) debería destinarse, por Ley, a desarrollar cursos o actividades que permitan el reciclaje y el reemprendimiento.

Sin embargo, a fecha de hoy se desconoce cuál ha sido el uso de los 1,3 millones de euros recaudados anualmente por este concepto (unos 12 millones en el periodo 2009–2016) y que deberían haber sido transferidos desde la Seguridad Social a las comunidades autónomas a políticas de formación.

Las mutuas denegaron el paro a seis de cada diez autónomos