sábado. 05.12.2020

EL MINISTRO ÁLVARO NADAL, EN EL FORO EXCELTUR:

“Necesitamos inversión, tanto pública como privada, para mantener los logros actuales”

Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital en el Foro Exceltur.
Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital en el Foro Exceltur.

El presidente de Exceltur pide que el Gobierno central lidere el establecimiento de una normativa común para regular el turismo. 

“Necesitamos inversión, tanto pública como privada, para mantener los logros actuales”

“Tenemos un presente que va bien, con diversificación y mejoras de productos y mercados, y para mantener esto necesitamos inversión tanto pública como privada. Es lo que nos va a permitir seguir creciendo, solucionar y evitar cuellos de botella” como los generados por la masificación de algunos destinos. Así se expresó el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, este martes durante la inauguración del 9º Foro Exceltur en el Centro de Convenciones de IFEMA. Un evento en el que participan 1.900 personas y que en esta edición tiene como lema ‘Cómo crecer sosteniblemente y agilizar la transformación digital’ y que precede a la apertura de FITUR, la gran feria mundial del Turismo.

Álvaro Nadal compartió escenario en la apertura oficial del foro con José María González, presidente de Exceltur y CEO de Europcar; Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT; Luis Gallego, presidente del Comité Organizador de Fitur y Clemente González-Soler, presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital resaltó en su intervención la buena salud de que goza el sector turístico: “Desde 2013 -explicó- mejora en crecimiento y en ingresos”, lo que redunda para el conjunto de la economía en aspectos como la creación de empleo, la balanza de pagos y la generación de divisas. El ministro adelantó que el Instituto Nacional de Estadística confirmará en breve que en 2017 visitaron España 82 millones de turistas, siete millones más de lo previsto a comienzos de año. Asimismo, dijo que “con los datos adelantados por la OMT podemos confirmar que España ya es el segundo destino turístico mundial, acaba de sobrepasar a Estados Unidos”. Según Nadal, ese crecimiento alcanza a todos los productos turísticos, desde el tradicional de sol y playa hasta el turismo interior, el cultural, el gastronómico, de ventas y de ciudades.

Nadal aseguró que España recibe cada vez visitantes procedentes de mercados más lejanos como Rusia, Oriente medio y el Extremo Oriente, mercados que ahora registran los mayores crecimientos. “Esto marca una trayectoria de mejora del sector que es bueno que se mantenga”, subrayó el ministro.

No obstante, Álvaro Nadal explicó que “crecimientos tan amplios como estos que estamos teniendo hay que gestionarlos” y admitió que “es inevitable que en determinados momentos se produzca una cierta congestión”. “Lo que no es bueno -advirtió- es que eso se convierta en un arma política, eso que se ha llamado mal turismofobia, pero que yo llamaría vandalismo”.

El ministro recordó que para ordenar algunos de los aspectos que están tras ese fenómeno, entre ellos la proliferación de pisos de alquiler turístico, el Estado, a través de los ministerios de Hacienda e Interior, ha impulsado ya una regulación fiscal para que se controle “tanto al comprador como al vendedor del alquiler”, además de “un control exhaustivo del registro de las personas que están ahí, porque antes era relativamente fácil alquilar incluso con un seudónimo en internet”.

Respecto del futuro, el ministro pintó algunas sombras como el encarecimiento de los combustibles: “Vamos a empezar el año con una subida del petróleo y esto no es una buena noticia, para ser competitivos tendremos que ser vigilantes con los costes”. Asimismo, pidió “mejorar la eficiencia energética de nuestros alojamientos y nuestras instalaciones”. “Ya que somos los más competitivos, tenemos que tener también una imagen de ser los más eficientes”, destacó.

Finalmente, el ministro señaló el “mal trimestre” para el turismo que sufrió Cataluña en el cierre del año, afectada en menor medida por el atentado terrorista del pasado verano y, mucho más, por “los acontecimientos políticos ocurridos desde octubre”, que obligaron al sector a “reaccionar con una bajada sustancial de precios”. Ese panorama, explicó, comenzó a mejorar tras el proceso de la “vuelta a la normalidad institucional” inaugurado por las elecciones del 21 de diciembre, normalidad que “también se ha reflejado en las cifras” de reservas y ocupación entre Año Nuevo y Reyes.

alvaro naval panel exceltur

El presidente de Exceltur, José María González, destacó el papel que ha desempeñado en los últimos 15 años el turismo como motor y “principal sector económico para sacar a España de la crisis”, un sector generador del 11,5% por ciento del PIB, que crece en tasas superiores a la media del conjunto de la economía española y que genera 134.000 millones de euros al año. Esas cifras, sin embargo, no deben llevar a la autocomplacencia, de ahí que el contenido de este 9º Foro Exceltur está centrado en cómo reorganizar el turismo para crecer de forma sostenible.

En ese sentido, José María González abogó por transformar y mejorar el sector, aprovechando las nuevas tecnologías y los procesos de digitalización, en aras de “cumplir las expectativas del turista, que es cada vez más digital”. Asimismo, consideró “que la gobernanza turística y la mayor empatía del ciudadano son vectores de primera magnitud”, por lo que pidió “abordar ciertos conatos de contestación contra el turismo”. En ese sentido, González pidió al Gobierno central que lidere el establecimiento de una regulación común para el sector del turismo.

“Este concepto de gobernanza así expresado nada tiene que ver con las improvisadas agendas locales que reordenan y, en su caso, restringen la actividad turística; nada con las ausencias de consenso público-privado ni con las discordancias entre las distintas administraciones; tampoco sería consecuente con decisiones de privatización de infraestructuras públicas que sólo buscan un retorno de capital y nada tienen que ver con la importancia estratégica del sector turístico, y por supuesto me refiero a AENA”, recalcó.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, que tomó posesión de su cargo el pasado 1 de enero, agradeció el “honor” de ser invitado al foro y destacó que el año pasado el turismo registró una expansión del 7%, ya que “1,3 billones de personas” viajaron más allá de sus países. Pololikashvili citó como desafíos para el futuro que gobiernos y empresas privadas trabajen juntos para “mejorar la seguridad en el turismo en todos los destinos” y para “limitar los impactos de esta actividad sobre el cambio climático”. “Debemos avanzar en sostenibilidad” y “usar las nuevas tecnologías para hacer el sector más innovador y sostenible, apoyar a las startups y destinos más ecológicos”.

Luis Gallego, presidente del Comité Organizador de Fitur y presidente de Iberia, reconoció en su discurso “el mérito” de foros como este de Exceltur, que contribuyen a que Fitur vaya más allá de su carácter exhibidor y tengamos oportunidades reales de debatir hacia dónde debe ir nuestro turismo”.

Gallego propuso “asegurarnos de que el crecimiento del sector conviva también con el bienestar de nuestros ciudadanos” y pidió “poner el foco en la innovación, para hacer un uso lo más eficiente posible de nuestros recursos, para que seamos más eficientes y podamos ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes”. “Nuestro sector afronta el importante reto de lograr ese crecimiento sostenible que necesita nuestra economía, que demanda nuestra sociedad y que nos impone nuestro entorno”, concluyó.

Por su parte, el presidente de IFEMA, Clemente González-Soler, expresó también su “agradecimiento a Exceltur por programar su 9º Foro de Liderazgo Turístico en la antesala de la celebración de Fitur”, la gran feria del sector que durante 5 días reunirá en IFEMA a más de 10.000 empresas de 165 países. “Madrid e IFEMA se sitúan esta semana en el centro de la industria turística mundial; turismo es riqueza, es generación de empleo y es desarrollo”. “Un contexto que exige situarse en la vanguardia de la innovación”, resaltó.

“Necesitamos inversión, tanto pública como privada, para mantener los logros actuales”