domingo. 09.08.2020

MIEDO AL CIERRE EN HOTELES, COMERCIOS Y HOSTELERÍA

Los negocios se juegan 18.000 millones si no vienen los turistas británicos

Los negocios se juegan 18.000 millones si no vienen los turistas británicos

El año pasado llegaron a nuestro país 18 millones de turistas británicos. Sin embargo, Reino Unido anunció recientemente que impondría una cuarentena de dos semanas a todos aquellos viajeros que volvieran de sus vacaciones en España. Los británicos gastaron el año pasado en España más de 17.986 millones de euros, a una media de casi 1.000 euros por turista.

Los negocios se juegan 18.000 millones si no vienen los turistas británicos

Cuando parecía que el turismo empezaba a remontar el vuelo, llega otro golpe. Esta vez, por la decisión del Gobierno británico de imponer un aislamiento preventivo de, al menos, dos semanas a todo aquel que venga de nuestro país. El posible veto de algunos países hacia el nuestro a raíz de los nuevos brotes de Coronavirus en algunas zonas ha provocado mucha incertidumbre en los negocios que viven del sector turístico y, especialmente, del gasto que dejan los británicos cada año.

Primero fueron países como Irlanda, Francia, Bélgica y Noruega los que recomendaron limitar los viajes a España. Esta vez, el golpe ha sido mucho mayor. El Gobierno del Reino Unido anunció que impondrá una cuarentena de 14 días a todos los viajeros procedentes de España. La decisión podría ser la puntilla definitiva que obligue a muchos autónomos a cerrar definitivamente, habida cuenta de que la mayor parte de turistas que llegan durante estas fechas a nuestro país son británicos.

Si llega a Inglaterra, Gales, Escocia o Irlanda del Norte desde España a partir del 26 de julio de 2020, deberá aislarse”, comunicó el domingo el Gobierno británico a través de una noticia oficial. De hecho, desaconsejan todos los viajes no esenciales a España, incluidas las Islas Baleares y Canarias, según la evaluación actual de los riesgos de COVID-19 en el país.

Los autónomos y los hoteles se repartían 18.000 millones de gasto

Las cancelaciones de reservas en España ya se habían disparado hace una semana ante el aumento de los rebrotes, pero el sector esperaba salvarse del desastre con el turista extranjero. Una esperanza que ahora podría esfumarse si salieran adelante las restricciones por parte del Ejecutivo británico.

Dicha medida amenaza con hundir al sector del turismo que podría perder a 18 millones de turistas británicos que llegaron a nuestras costas el año pasado y que dejaron miles de millones de euros. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 entraron en España 18,08 millones de británicos, un 21,6 % de todos los turistas que vinieron al país, aunque la cifra se quedó casi medio millón por debajo de la de 2018. Reino Unido sería el principal emisor de turistas extranjeros a nuestro país, seguido de Alemania, con 11,17 millones y Francia, con 11,15 millones.

Además, en 2019 los turistas de este país también fueron los que más gasto realizaron en España, con 17.986 millones de euros. El desembolso medio del turista británico rondó los 995 euros, con una media diaria de 135 euros y con 7,4 días de estancia media.

Hosteleros y comerciantes "alarmados" por la cuarentena británica

La medida se ha dado a conocer justo cuando empezaban a llegar los turistas extranjeros a España.“El turismo británico en Baleares, Costa Blanca, Costa del Sol y Canarias es determinante y apenas había empezado débilmente”, apuntaron desde Exceltur Alianza Turística. Por ello, estas comunidades autónomas, que son las principales receptoras de turistas británicos, han pedido al Gobierno de Boris Johnson que reconsideren la decisión.

De hecho, desde la Asociación de Hosteleros de Baleares explicaron que las islas presentan una incidencia acumulada de ocho casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que en Reino Unido esta cifra es del 14,1 y en el conjunto de España, del 37,9.

Por su lado, desde CEHAT - Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos – temen que esto “contagie a otros países y que terminen tomando la misma decisión". Por ello, indican que, como solución, “los hoteleros españoles se ofrecen a asumir el coste y realizar los test en destino a los turistas extranjeros cuando se marchen de sus alojamientos, para ofrecer la mayor seguridad a los clientes”.

Lo que dejan claro desde las patronales hosteleras es que las decisiones del Gobierno británico tienen "una consecuencia directa y negativa en las reservas"

Desde algunos bares y restaurantes de Palma de Mallorca aseguran estar alarmados. "Los británicos y alemanes son nuestros principales clientes. Muchos de los bares de la zona, sin ellos, podrían acabar echando el cierre", explicó un autónomo al frente de un pequeño bar en el centro de esta isla.

Para los comercios también podría ser la puntilla que les lleve al cierre. “Ya estábamos viendo que en zonas sensibles y que dependen del turismo como Balares, Canarias o Costa del Sol las pérdidas estaban empezando a ser muy grandes. Con la cuarentena británica puede ser  dramático. El conjunto del comercio español tuvo en julio caídas de la facturación cercanas al 30%, mientras que en estas zonas llegaban al 50%. Si el Gobierno británico no recula, la situación empeorará. Auguramos que muchísimas tiendas van a cerrar”, indicaron desde la Confederación Española del Comercio (CEC).

A lo que añadieron que “En agosto la caída estará por encima, porque los españoles no se están moviendo mucho de sus ciudades. Antes decíamos que una de cada cinco tiendas iba a bajar la persiana. Ahora puede que en estas zonas tengan que cerrar la mitad de ellas. De hecho, una de cada cuatro ni si quiera han abierto todavía”.

Estas son las normas que ha impuesto el Gobierno británico

Tal y como informó el Gobierno británico, los viajes están sujetos a restricciones de entrada. A su llegada a España, los viajeros que ingresen desde Reino Unido no estarán obligados a autoaislarse. Eso sí, estarán sujetos a los siguientes tres requisitos:

  • Proporcionar al Ministerio de Salud español información de contacto obligatoria y cualquier historial de exposición al COVID-19 48 horas antes del viaje
  •  Pasar por un control de temperatura
  • Someterse a una evaluación de salud visual.

Sin embargo, lo que de verdad desincentivaría por completo la llegada de turistas británicos a España serían las restricciones a la vuelta a su país. El viaje de regreso al Reino Unido estaría sujeto a requisitos de autoaislamiento. Tal y como informó el Gobierno británico: “si regresa al Reino Unido desde España, deberá proporcionar sus datos de contacto y autoaislarse durante 14 días”. Dicha medida se activó bajo una amenaza de multa de hasta mil libras (1.072 euros).

Los negocios se juegan 18.000 millones si no vienen los turistas británicos