También fomentará el emprendimiento de los jóvenes del campo

La nueva PAC redistribuirá las ayudas europeas para que lleguen más a los pequeños agricultores

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha presentado a consulta pública el real decreto que regulará las ayudas y pagos directos de la nueva Política Agraria Común. Uno de los principales objetivos que se persigue es la redistribución de las ayudas para que puedan llegar más a los pequeños agricultores.

La nueva PAC redistribuirá las ayudas para que lleguen a los pequeños agricultores
La nueva PAC redistribuirá las ayudas para que lleguen a los pequeños agricultores
La nueva PAC redistribuirá las ayudas europeas para que lleguen más a los pequeños agricultores

Pese a la importancia de la producción alimentaria, los ingresos de los agricultores son alrededor de un 40% inferiores a los de los trabajadores de otros sectores, tal y como reflejan los datos presentados por la propia Comisión Europea. Además, se trata de un sector que depende de las condiciones meteorológicas, que en muchas ocasiones afectan gravemente a los autónomos que desarrollan una actividad. A esto se añade la necesidad cada vez mayor de trabajar de forma sostenible, algo que encarece los costes y, por tanto, supone un esfuerzo añadido para los autónomos agricultores.

Con el objetivo de apoyar al sector y acabar también con el impacto medioambiental de la agricultura, en 1962 se creó la Política Agraria Común (PAC), que ha ido evolucionando a lo largo de los años en respuesta a las circunstancias económicas cambiantes y a las exigencias de los agricultores. El próximo 1 de enero de 2023 se aplicará la nueva PAC. Uno de los cambios más importantes que se pretenden aplicar en esta nueva política tiene relación con la concesión de pagos directos y ayudas para los agricultores. 

Según el real decreto publicado por el ministerio, dos de los principales objetivos son redistribuir las ayudas para que puedan llegar más a los pequeños agricultores y fomentar el emprendimiento de los jóvenes del sector, con ayudas extraordinarias para ellos. 

La nueva política cambiará su enfoque y se basará en el rendimiento y la obtención de resultados

La PAC es una política común para todos los países de la Unión Europea y que, por tanto, es gestionado y financiado a través de los recursos del presupuesto de la UE. Su objetivo principal es garantizar la seguridad alimentaria de Europa, ayudar a los agricultores, mejorar su productividad, así como garantizarles un nivel de vida razonable. A su vez, también contribuye a mantener viva la economía rural impulsando el empleo, las industrias agroalimentarias y los sectores asociados.

La Política Agraria Común ha ido evolucionando a lo largo de los años en respuesta a las circunstancias económicas cambiantes y a las exigencias de los agricultores. A mediados de 2018, la Comisión Europea presentó una serie de propuestas legislativas para una nueva PAC, que pretendían que la política fuese más sencilla, eficiente y que, además, incluyera los principios sostenibles del Pacto Verde Europeo. Tras extensas negociaciones europeas, se alcanzó un acuerdo y se adoptó la nueva PAC en diciembre del año pasado. Será el próximo 1 de enero de 2023 cuando se aplique esta nueva política común. 

La gran novedad de la futura PAC es su cambio de enfoque, pasando de ser una política de cumplimiento de normas, fundamentalmente basada en la descripción de los requisitos que deben cumplir los beneficiarios finales de las ayudas, a una política centrada en el rendimiento y la obtención de resultados, mediante la consecución de unos objetivos generales y específicos. 

Reforzará la importancia de ejercer una actividad agraria

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación inició hace pocos días el procedimiento de consulta pública del real decreto que regulará estos cambios en la nueva PAC. Esta norma está incluida dentro del paquete legislativo que el ministerio ha puesto en marcha para la correcta ejecución en 2023 de la nueva política agraria.

Este real decreto establece, entre otros asuntos, nuevas definiciones para adaptar los conceptos del reglamento europeo a las especificidades del territorio nacional. Se han incluido términos como actividad agraria, superficie agrícola, joven agricultor y joven agricultora, entre otros. Además, se mantiene lo recogido en el reglamento comunitario, que busca destinar los pagos directos a los agricultores activos. Se considerará agricultor activo a todos aquellos que estén dados de alta en la Seguridad Social en la rama agraria o quienes obtengan, al menos, un 25% de sus ingresos de la actividad agraria. 

“En esta nueva norma se refuerza también la importancia de ejercer una actividad agraria real y asumir el riesgo empresarial derivado de esta”, explicaron desde el propio ministerio. 

Qué supondrá para el autónomo agricultor este nuevo real decreto

En este real decreto se han establecido las características, plazos y disposiciones aplicables a la solicitud única anual de ayudas, que supone un elemento “indispensable” para gestionar los pagos directos y las intervenciones para el desarrollo rural que el estado concede por superficie o por animales. Pero, ¿cómo afecta directamente esta nueva Política Agraria Común a los autónomos del sector? 

  • Se regulan los requisitos necesarios para poder acceder a los casi 3.000 millones de euros que anualmente se concederán para apoyar la renta de los agricultores y ganaderos. Esto significa que se regulará la ayuda básica a la renta para la sostenibilidad, que sustituye a la actual, y se establecerá el nuevo pago redistributivo, cuyo objetivo es lograr una redistribución de las ayudas de las explotaciones más grandes a las pequeñas y medianas. En otras palabras, la nueva PAC redistribuirá las ayudas para beneficiar a los agricultores más pequeños.
  • Con el objetivo de impulsar el relevo generacional, se regulará un nuevo pago complementario a la renta para los jóvenes agricultores, con un importe anual de 96 millones de euros. Este nuevo presupuesto supone un importante aumento del apoyo actual, ya que se incrementa la ayuda concedida por hectárea (al doble de la actual), así como en la superficie máxima que puede beneficiarse de la ayuda para cada joven agricultor (será de hasta 100 hectáreas).
  • Estas ayudas se incrementarán en un 15% para las mujeres jóvenes agricultoras, con el objetivo de incorporar en la política un enfoque de género.
  • Se incluyen también las nuevas ayudas asociadas a la producción para aquellos sectores cuya viabilidad y competitividad se encuentra más comprometida (vacuno de leche, vacuno de carne, ovino y caprino, arroz, remolacha azucarera, tomate para transformación, frutos secos, olivar tradicional y uva pasa). El presupuesto de estas ayudas será de 625,97 millones de euros.
  • Se mantendrá el pago específico para el sector del algodón, con casi 60 millones de euros adicionales, y se establecerá un apoyo para aquellos agricultores que produzcan proteínas vegetales. 
  • Se regularán los nuevos ecorregímenes, que remuneran las prácticas beneficiosas para el clima y el medio ambiente que de forma voluntaria realicen los agricultores y que vayan más allá de la línea de base de los compromisos establecidos por la condicionalidad de las ayudas. Según el ministerio, “constituyen un importante elemento de apoyo en línea con la mayor ambición ambiental de la nueva PAC”.

La nueva PAC redistribuirá las ayudas europeas para que lleguen más a los pequeños agricultores
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad