viernes. 17.09.2021

PUEDEN ASCENDER HASTA LOS 9.180 EUROS AL AÑO

Los nuevos costes, no sólo la subida del SMI, que se avecinan para los autónomos después del verano

irpf-deducciones-autonomos

El Gobierno ahora plantea la posibilidad de que los autónomos deban enfrentarse a la subida del SMI después del verano, lo que puede ir emparejada a un incremento de las cuotas. Todo ello se unirá al precio de la luz y de la gasolina lo que puede suponer casi 9.180 euros más de costes anuales respecto al 2019. Hacemos los cálculos.

Los nuevos costes, no sólo la subida del SMI, que se avecinan para los autónomos después del verano

Si todo continúa según lo establecido, los autónomos podrían enfrentarse a la vuelta de vacaciones a cuatro importantes subidas, que harían que sus gastos fijos se incrementasen en, aproximadamente, 9.180 euros más al año. Aunque por el momento no hay nada definitivo, la intención del Gobierno es retomar en septiembre la negociación para la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), lo que puede hacer que también suba la cotización de los autónomos. Dos nuevos gastos, que se unen a los del incremento por el precio de la luz y la gasolina.

De esta manera, los pequeños negocios van a tener que enfrentarse a una subida de prácticamente todos sus costes fijos, cuando aún son muchos los que no se han recuperado de los efectos negativos que ha tenido el coronavirus en su actividad. Y que en estos momentos, hacen que se encuentren al filo entre la recuperación y el cierre, en función de la campaña de verano.

La consecuencia de estas cuatro subidas que se esperan después del verano podrían hacer a los autónomos tener que abonar más de 9.180 euros al año. Cifra que puede variar drásticamente en función de la base de cotización del profesional por cuenta propia, el número de empleados que tenga y la actividad a la que se dedique. 

La cuatro subidas a las que podrían enfrentarse los autónomos

Antes de realizar los cálculos de las cuatro subida en un ejemplo, vamos a conocer cuáles son las razones por las que se producen.

1.- La Subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es una medida que divide al Ejecutivo. Si bien, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha defendido en varias ocasiones su subida para este año, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación digital, Nadia Calviño, ha subrayado que antes hay que ver cómo evoluciona la recuperación en el tejido productivo.

Durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros de este martes, Calviño confirmó que el Ejecutivo volvería a retomar en septiembre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI): "a la luz de cómo evolucione el mercado de trabajo en las próximas semanas, en septiembre veremos si es posible retomar la senda de aumento del salario mínimo interprofesional". Cabe recordar que la subida del SMI podría afectar a los bolsillos de los empleadores por tres vías diferentes: el salario de sus empleados, las cotizaciones de los trabajadores y su propia cuota a la Seguridad Social.

En este sentido, hace poco más de un mes, la Comisión de expertos a los que se les encomendó el pasado enero estudiar la subida del SMI, llegó a la conclusión de que habría que subir el suelo salarial de los 950 euros actuales a una horquilla de entre 1.011 euros en 14 pagas -en el mejor de los escenarios para los empleadores- y 1.049 euros en 14 pagas -en el escenario más duro para los empleadores- hasta 2023, para poder alcanzar el 60% del salario medio en 2023.

Así pues, como ya avanzó este diario, teniendo en cuenta los tres escenarios de subida presentados por los expertos de la comisión, los autónomos empleadores se verían afectados en el más positivo de los escenarios con un incremento de 29 euros al mes, que se articularía a través de aumentos progresivos entre 2021 y 2023. Pero ésta sería sólo la subida sobre el propio salario. Sumando a esto, el 'plus' que debería pagar a la Seguridad Social el autónomo por las cotizaciones de sus empleados, de 9 euros más por cada trabajado, la subida de los costes mensuales por empleado terminaría siendo de 38 euros.

Esto significa que en el escenario más optimista de subida, incrementando hasta 1.137 euros el SMI - con pagas extra incluidas-, el autónomo vería subir sus costes anuales en 456 euros al año por trabajador.

Y en el peor de los escenarios para los empleadores, con una subida del Salario Mínimo Interprofesional entre 2021 y 2023 hasta los 1.155 euros al mes - pagas extra incluidas-, el incremento supondría un aumento para los autónomos de 47 euros al mes más 15 euros en cotizaciones. Esto supondría una subida total de los costes salariales de 755 euros al año por cada uno de los trabajadores.

  • Los pequeños negocios emplean a 10 millones de trabajadores

Cabe destacar, según los datos recopilados por el periódico El País, que la subida del SMI tendría una mayor incidencia entre los actores más pequeños del tejido productivos. Ya que son los autónomos y las pymes, las que aglutinan la mayor tasa de población activa del país. En concreto, los pequeños y medianos negocios dan empleo a 10.131.728 trabajadores, frente a los 5.658.917 trabajadores de las grandes empresas.

Por último, y siguiendo el mismo vídeo informativo, hay que señalar que el mayor porcentaje de pyme (el 55%) no tiene asalariados, seguidas de la micropymes (el 38%) que tienen entre uno y nueve trabajadores.

2.- La subida de la cuota por los tipos de 2021

La cuota de los autónomos quedó ligada a principios del año al SMI en el Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero. Según esta la norma, la subida del SMI influirá en el incremento de las bases de cotización mínimas y en los tipos de cotización de los trabajadores por cuenta propia. En concreto, se establece en la disposición transitoria cuarta que, "mientras no se lleve a cabo la subida del salario mínimo interprofesional para el año 2021 no será de aplicación" la subida de los tipos por cese de actividad y contingencias profesionales de 0,3% que recoge el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre. Que iba a a suponer un incremento de entre tres y 12 euros más al mes la cuota de autónomos.

Es decir, la cuota mínima pasaría de 286,1 euros/mes a 289 euros/mes. Y la cuota máxima de los 1233,2 euros/mes a 1.245,45 euros/mes. 

Asimismo, los autónomos podrían que seguir enfrentándose al pago de parte del importe de deuda pendiente por el incremento de los tipos acordados en 2018. Desde octubre de 2020, la Seguridad Social lleva cobrando en la cuota mensual correspondiente parte del importe no cobrado en los nueve meses anteriores de 2020 por la pandemia. La deuda podría no estar saldada aún en septiembre.  

3.- La subida de la factura de la luz

Desde el 1 el uno de junio todos los consumidores de electricidad hacen frente al nuevo modelo de consumo. Una nueva forma calcular el uso de corriente que afecta especialmente a los pequeños negocios, que ven incrementados sus costes. Si bien el Ejecutivo aprobó reducir del 21% al 10% el IVA para todos los consumidores con una potencia contratada de hasta 10KW, la medida deja fuera a la mayoría de pequeños negocios, que hacen un uso muy alto de este bien.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), calculó que sólo uno de cada cuatro autónomos (el 25%) podrá beneficiarse de esta rebaja del 11% en la factura eléctrica, ya que el otro 75% de trabajadores por cuenta propia, o bien no utilizan luz para sus negocios, como es el caso de los taxistas, por ejemplo, o bien tienen contratada una potencia eléctrica muy superior a los 10KW que se marcan como condición para acceder a la rebaja.

Asimismo, y según contaron varias de las organizaciones sectoriales de autónomos a este diario, el 40% de subida prevista para los próximos meses hará que la factura de la luz de los comercios pueda encarecerse hasta los 400 euros al mes. De media, el incremento oscilará entre 300 y 400 euros mensuales, ya que se produce en horarios comerciales. Lo mismo le ocurre a los sectores de la peluquería o la restauración, que justo ejercen su actividad en los tramos en los que el consumo de energía es más caro.

4.- La subida de la gasolina

También desde el mes de junio, toda la población se enfrenta al incremento de los precios de la gasolina, tanto diésel como gasoil, que aumentó hasta 14 euros por depósito respecto a 2020, según los datos recogidos en el Boletín Petrolero de la Unión Europea.

De manera que, en el caso de la gasolina, un depósito de 55 litros de combustible cuesta ya casi 75 euros. Cifra que es superior en 13,6 euros respecto al pasado año. Y en el diésel y empleando la misma cantidad de combustible, los trabajadores por cuenta propia deberán pagar 68 euros, casi 12 euros más por depósito que el anterior ejercicio.

Un total de 9.180 euros al año

De esta manera y teniendo en cuenta todos estos costes, vamos a calcular cuánto le supondría a un autónomo del sector del comercio, con dos empleados a su cargo, la subida de todos estos costes:

  • La subida SMI

Situándonos en el mejor de los caso, el el autónomo vería subir sus costes anuales en 456 euros al año por trabajador. Por los dos trabajadores que tiene esto sería: 912 euros adicionales

  • La subida cuota

Según lo establecido en la norma, la cuota subiría por el incremento de los tipos entre tres y 12 euros más al mes de cuota para el autónomo. De manera, que si el comerciante cotiza por la base mínima tendrán que hacer frente a 36 euros más al año, mientras que si lo hace por la máxima 144 euros más al año.

  • La subida luz

La subida de la luz es una de las variables más complejas de calcular, ya que depende de la potencia contratada -y si el autónomo puede acceder a esa rebaja del IVA -, del sector de actividad (no es lo mismo una peluquería que hace un gran consumo de luz, que una mercería).

Pero, y siguiendo el ejemplo y la información proporcionada por la Confederación Española de Comercio (CEC), que calcula que el recibo en los comercios, incluyendo la subida, puede alcanzar entre los 300 y 400 euros mensuales. El coste anual de luz para un autónomo comerciante, que consuma una media de 350 euros al mes, sería de 4.200 euros.

  • La subida de la gasolina

El consumo de gasolina también varía, especialmente para muchos autónomos como los transportistas, los taxistas o los agentes comercios. Pero vamos a suponer que el autónomo comerciante, realiza un consumo de gasoil de cuatro depósitos al mes.

Si antes el precio del combustible rondaba los 1,2 euros por litro, a los autónomos les costaba 72 euros llenar el depósito de 60 litros. Por los cuatro depósitos mensuales (288 euros), hace un gasto anual en gasolina de 3.456 euros.

Con la nueva subida de los precios a 1,4 el libro de gasolina, el coste de rellenar el mismo depósito asciende a 336 euros al mes. Y a 4.032 euros anuales.

Recopilando, las cuatro subidas tras el verano que se esperan tras el verano hará que los autónomos tengan que pagar un total - 912 (SMI) + 36 (cuota) + 4.200 euros (luz) + 4.032 (gasolina) – de 9.180 euros al años más.

Los nuevos costes, no sólo la subida del SMI, que se avecinan para los autónomos después del verano