jueves. 17.10.2019

ALGUNOS ESTUDIOS LO DEMUESTRAN

La peatonalización de zonas urbanas, una nueva oportunidad para los negocios

La peatonalización de zonas urbanas, una nueva oportunidad para los negocios
La peatonalización de zonas urbanas no tiene por qué suscitar recelos entre los comercios y actividades de la zona. Según datos de diferentes estudios y en distintas ciudades suele beneficiar a los negocios porque eleva el número de visitantes y el tiempo que dedican a la compra en un entorno más cercano al ocio.
La peatonalización de zonas urbanas, una nueva oportunidad para los negocios

A raíz del anuncio del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, de poner en marcha ‘Madrid 360’ para reducir la contaminación en la capital, han resurgido antiguos debates que la anterior iniciativa, ‘Madrid Central’ suscitó entre los autónomos y comerciantes: posibles pérdidas de clientes, restricciones para entrar con sus vehículos a sus negocios o la incapacidad de los consumidores para acceder desde zonas más lejanas a los comercios del centro, entre otros.

Los datos ambientales dejan clara la importancia de cualquiera de las dos medidas de restricción del tráfico: cada año, cerca de 400.000 personas mueren en la Unión Europea de forma prematura debido a las concentraciones excesivas de contaminantes atmosféricos, según cifras publicadas por el Tribunal de Cuentas Europeo. Además, los costes también son económicos: la contaminación en los centros urbanos genera cientos de miles de millones de euros en gastos externos relacionados con la salud.

Por este motivo, la Unión Europea lleva años legislando para obligar a sus Estados Miembros a que implanten medidas que reduzcan las tasas de contaminantes en la atmósfera. De hecho, España se encuentra en el punto de mira del Tribunal Europeo: hace sólo tres meses que el comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, advirtió a la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que de no rebajar los niveles límite fijados en la directiva de calidad del aire en Madrid y Barcelona, España se enfrentaría a una severa sanción económica.  

Por lo que parece que, guste más o guste menos, no quedará otra que adaptarse a las iniciativas medioambientales, que se van a multiplicar en un futuro cercano. Una de las mayores críticas a este tipo de medidas han sido los supuestos perjuicios que podrían estar causando a empresas, autónomos o consumidores. Sin embargo, hay datos que demuestran justo lo contrario: estas iniciativas podrían llegar a ser beneficiosas para los negocios, siempre y cuando, las administraciones velen por su correcta aplicación.

Aumento de la rentabilidad y del tráfico peatonal de zonas comerciales

Los datos demuestran que las medidas de sostenibilidad y la peatonalización de los centros urbanos sirve como efecto llamada para los consumidores, lo que deriva en el enriquecimiento de la zona y el aumento de su rentabilidad. Son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio elaborado por la entidad financiera BNP Paribas que situó a la Gran Vía madrileña-en la que se ensancharon las aceras y se incrementó el uso peatonal- como la octava calle más transitada de Europa y la cuarta de España en 2016.

Tres años después, otro estudio elaborado por la empresa de soluciones para el comercio TC Group no sólo definió esta calle como la más transitada de España, si no que la posicionó en el tercer puesto del ranking europeo (16.741 peatones al día). Aunque la peatonalización de esta calle no fue completa -sólo se ensancharon las aceras para que aumentase el espacio transitable para peatones-, aumentó considerablemente el número de transeúntes y, por tanto, el de clientes potenciales.

Otras calles de la capital, sí son completamente peatonales. Es el caso de Preciados. Este paseo se reformó en los años 70, y a pesar de las iniciales protestas de los comerciantes, en poco años se convirtió en una de las zonas más transitadas de Europa con el obvio beneficio para sus comercios. Hoy en día, ocupa el octavo puesto en el ranking de TC Group y se erige como una de las calles con el precio de alquiler de locales más caro de España (3.180 euros el metro cuadrado) .

Y es que, la gran mayoría de las calles con más afluencia de transeúntes al día son peatonales. De hecho, la primera es Carnaby Street, un rincón comercial de Londres que apenas tarda en recorrerse 5 minutos y, a pesar de ello, reúne a casi 20.000 visitantes al día alrededor de sus tiendas.

Lo mismo ocurre con la calle Portaferrissa de Barcelona. Esta zona peatonal de la ciudad condal es la quinta más transitada de Europa y la trigésimo quinta más rentable. O Portal de L’Ángel, esta calle comercial se sitúa como la sexta que más peatones recibe al día y la decimosexta más rentable del territorio europeo.

En concreto, España cuenta con seis de las diez calles más transitadas y rentables de Europa, de las cuales tres son totalmente peatonales y las otras tres ofrecen más espacio para el viandante que para los vehículos.

Se prevén más medidas para peatonalizar más zonas

El pasado martes, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció que ‘Madrid 360’ pretende incluir la peatonalización de otros ejes vertebradores de la capital, además de la posible reforma de la Gran Vía. Entre ellos, destacan Marcelo Usera, Paseo de Extremadura y General Ricardos, que recorre el distrito de Carabanchel desde la glorieta del Marqués de Vadillo hasta la calle Eugenia de Montijo. El alcalde de la capital también informó de que se estudiará la idea de tomar medidas que “palien los posibles perjuicios a los afectados”.

En Granada también se está llevando a cabo un Plan de Movilidad Sostenible que, tras siete años de preparativos, parece que se pondrá en marcha para 2020. Este largo periodo de espera responde a la labor de la Administración de la Región para que todos los agentes afectados sufran las menores consecuencias. Y es que, en la iniciativa se ha contado con la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo, con un Consejo Social, con la Federación Provincial de Empresarios y Autónomos del Comercio o con la Asociación Gremial Provincial de Trabajadores Autónomos de Auto-Taxis Especiales, entre muchos otros agentes. Entre las medidas estará la promoción de la movilidad peatonal o en bicicleta con el desarrollo de carriles bici, mejora de los procesos de licitación del transporte público o el desarrollo de infraestructura de carga eléctrica.

En otras muchas ciudades de España se está impulsando la peatonalización de sus calles más comerciales. Aunque León ya cerró el casco histórico culminando con el cierre de tres calles más en 2018, en el pasado mes de agosto anunció que también limitaría el acceso a los vehículos la emblemática avenida Ordoño II "para facilitar su actividad comercial". De hecho, el 60% del comercio se manifestó favorable a la medida. José Antonio Díez, alcalde de León, se comprometió a tener en cuenta algunas de las sugerencias de los comerciantes de la zona, como bonificar las tarifas de los aparcamientos.

Del mismo modo, en Alicante prevén peatonalizar por completo la zona centro, una iniciativa que ven con buenos ojos tanto desde el Colectivo de Comerciantes Asociados por Alicante como desde la Plataforma Comarcal por la Movilidad Sostenible (PCM). Otro ejemplo es el de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, situada en pleno centro histórico. En este caso, son los propios comerciantes de la zona los que reclaman convertir la plaza en un lugar de tránsito exclusivo para peatones, así lo aseguraron desde la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, presentó hace ya cuatro meses el primer Plan Integral de Apoyo al Comercio de Proximidad, que busca promover mejoras en la competitividad del sector y facilitar un relanzamiento del pequeño comercio. En él, se recogían varias peticiones de los comerciantes y, entre ellas, destacaba la de estudiar una posible peatonalización de la calle María de Molina y sus alrededores; hecho que calificaron de "positivo" tras la buena acogida que tuvo el cierre al tráfico en la calle Regalado.

Hace 25 años comenzó la peatonalización del casco histórico de Sevilla y, pese a las críticas iniciales, poco a poco los comerciantes han visto como cada vez acudían más visitantes. Calles como Tetuán, que, desde que se cerró el trafico en la zona reúne a más de 12.000 peatones al día y se sitúa como la séptima calle más transitada de Europa y la décima más rentable de España. La peatonalización de ésta, trajo consigo las de O'Donnell, la Avenida de la Constitución, la calle Asunción o San Jacinto,en la que se cambió el tránsito de coches por el de posibles clientes. Además, el Ayuntamiento de Sevilla planea ampliar las zonas peatonales en un futuro próximo.

Vitoria fue una de las ciudades pioneras, allá por los años 70, en hacer más accesibles al peatón y al potencial cliente de los comercios sus calles más centrales. En la década de los 80 amplió esta peatonalización en todo el casco viejo y hoy han entrado a debate otras zonas de la capital de Álava. Otra de las que se lanzaron pronto a cerrar las zonas históricas para convertirlas en grandes centros comerciales abiertos fue Bilbao, también en los años 70. Es cierto que el comercio de esta zona fue muy castigado durante la crisis, pero también es verdad que la restauración se ha mantenido mejor que en el resto de la ciudad, según datos del ayuntamiento. Son muchas las ciudades en España que están optando por ampliar sus zonas peatonales y, en la mayoría de sitios, las iniciativas nacen a raíz de las reivindicaciones de los propios comerciantes de la zona.   

La peatonalización de zonas urbanas, una nueva oportunidad para los negocios