Viernes. 18.01.2019

ACUERDO PARA LOS PRESUPUESTOS 2019

Los peluqueros están indignados porque el Gobierno no les bajará el IVA

Los peluqueros están indignados porque el Gobierno no les bajará el IVA

“No entendemos por qué llevar el perro, el gato, el periquito o el koala al veterinario se considera de primera necesidad y cortarse y arreglarse el pelo, no”. Esta frase refleja la indignación de los peluqueros españoles al comprobar que el Gobierno pretende bajar el IVA a los veterinarios de animales de compañía y, sin embargo, a ellos se les mantiene en el 21% pese a que llevan años luchando por esta misma rebaja y oyendo promesas al respecto.

Los peluqueros están indignados porque el Gobierno no les bajará el IVA

“Estamos super indignados, no entendemos nada”, declara Mariano Castaño, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Imagen Personal (Aneip). La noticia de que en el acuerdo presupuestario suscrito entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se incluye una bajada del tipo de IVA del 21% general al reducido del 10% sólo para el sector de servicios veterinarios para animales de compañía ha sentado como un jarro de agua fría a otro sector, el de las peluquerías, que lleva años luchando para conseguir dicha reducción. El acuerdo, ratificado en un Consejo de Ministros extraordinario, también contempla una bajada del tipo de IVA del 10% al superreducido del 4% para los productos de higiene femenina, pero ninguna más que afecte a los sectores profesionales que reivindican una disminución de tipo. 

El tipo reducido del IVA, situado en el 10% desde 2012, está destinado a servicios y productos básicos. Por eso, Mariano Castaño afirma que “no entendemos que llevar el perro, el gato, el periquito o el koala al veterinario se considere un servicio de primera necesidad y que cortarse o arreglarse el pelo, que sí es básico para cualquier persona, no lo sea”. 

Lucha sin tregua desde 2012

La extrañeza en el sector por esta disminución “selectiva” es mayúscula. Desde que en el año 2012 se aprobó la subida de tipos general y reducido del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), varios sectores profesionales han luchado por conseguir que su actividad se considere básica y dejar por ello su tipo de tributación en el 10%, el reducido, en vez del 21% general. Cine, espectáculos en vivo, peluqueros, veterinarios, servicios funerarios o gimnasios se han dirigido al Ministerio de Hacienda, ocupado hasta el pasado mes de junio por Cristóbal Montoro, con regularidad para hacerle llegar su reivindicación. Reivindicación que trabajaron de todas las formas posibles. El sector de la peluquería ha sido uno de los que más se ha movido en este sentido, teniendo en cuenta que las pérdidas generadas por la subida del IVA se han llevado por delante entre 35.000 y 40.000 empleos según datos de Aneip.

Hay quien ya lo ha conseguido, como los espectáculos en vivo (teatro, conciertos o corridas de toros) en la Ley de Presupuestos de 2017 y los cines, en la de 2018. Ante esto, la peluquería no se desanimó. Al contrario, las conquistas de los demás le animaba a seguir presionando. Hasta tal punto han defendido su demanda de un tipo reducido que se estaban convirtiendo en un referente para los demás, incluidos los veterinarios. Pero, desde la semana pasada, la realidad ha cambiado por completo.

“Intereses políticos”

Lo que ha dejado a los peluqueros en shock al conocer que no se ha contado con ellos en el borrador presupuestario es que el pasado mes de mayo fue el Grupo Socialista el que presentó una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso instando al Gobierno a que rebajara el IVA al sector de las peluquerías. El Ejecutivo de Mariano Rajoy acogió la propuesta con un talante distinto al mostrado hasta la fecha, pues hasta entonces se negaba por motivos de recaudación. Este cambio hizo concebir esperanzas a estos profesionales.

Otros partidos se encargaron de la defensa de la reivindicación de bajada del tipo de diversos sectores. Así, el Grupo de Esquerra Republicana (ERC) presentó una enmienda al proyecto de ley de Presupuestos para 2018 para lograr la reducción al 10% del IVA de los servicios veterinarios de animales de compañía. Mientras, el de Ciudadanos presentaba otra en la que se pedía lo mismo para los zoológicos y los parques de atracciones. Ambas enmiendas fueron rechazadas.

Ahora todo ha cambiado. El presidente de Aneip cree que el hecho de que ERC pueda votar a favor de los Presupuestos de 2019 en su tramitación parlamentaria es lo que ha influido para favorecer a los veterinarios. “Hay intereses políticos, claramente”. Sin embargo, Mariano Castaño está convencido de que el hecho de que uno de los firmantes del acuerdo presupuestario sea Podemos “explica muchas cosas, han podido vetarnos, porque de hecho nunca nos han apoyado cuando nos hemos dirigido a ayuntamientos y gobiernos autonómicos donde ellos estaban”.

Aún así, el sector seguirá emprendiendo acciones para lograr su objetivo. “Nos dirigiremos al PSOE de nuevo. Algo nos dirán sobre esto, que no entendemos y que nos ha dejado muy mal”. 

Los peluqueros están indignados porque el Gobierno no les bajará el IVA