martes. 20.08.2019

Las pensiones de los autónomos crecerán un 15%, según ATA

Desde que arrancó la crisis las bases medias de cotización al RETA han aumentado un 18%, seis puntos por encima de las del Régimen General.

Las pensiones de los autónomos crecerán un 15%, según ATA

Tras tempestad viene la calma, aunque sea en estado de alerta. Al menos en lo que toca a las pensiones de los autónomos. El presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos), Lorenzo Amor, ha querido enviar un mensaje de tranquilidad al colectivo. Según los cálculos de la Federación las pensiones de los trabajadores por cuenta propia ganarán un 15% de poder adquisitivo en los próximos cinco años. Con ello la pensión media (teniendo en cuenta tanto jubilación como orfandad, viudedad, incapacidad permanente y favor de familiares) se situarían en más de 730 euros. En el caso de la jubilación, está sería de unos 812 euros.

Una afirmación que choca frontalmente con las previsiones que ayer miércoles realizaba el presidente de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) durante su comparecencia en la Comisión de evaluación y seguimiento de los acuerdos del Pacto de Toledo, quien auguraba que “en ausencia de medidas” los pensionistas perderán un 7% de poder adquisitivo en el periodo 2013 – 2022.

Amor sostiene su tesis sobre la tendencia que se viene produciendo durante los últimos años. Desde que empezó la crisis las bases medias de cotización al reta han aumentado un 18%, seis puntos por encima de lo que lo han hecho las del Régimen General, y todo pese a la pérdida de 190.000 activos en el periodo. En términos contantes y sonantes éstas han pasado de 931 a 1.100 euros mensuales. A ello se añade que el gasto en la partida del complemento a mínimos, que afecta a más del 38% de los autónomos, se ha reducido a un ritmo de algo más del 2% en los nueve primeros meses del pasado año.

Favorecer la entrada al sistema

“Cada vez hay más autónomos que cotizan y cada vez hay más autónomos que cotizan más”, afirmaba el presidente de ATA durante la presentación del Informe sobre morosidad 2016. A la toma de conciencia que se viene produciendo en los últimos años, las medidas que se han adoptado para favorecer la entrada de nuevos activos al sistema han resultado ser decisivas.

Entre ellas la Tarifa Plana de 50 euros. Pese a los recelos que suscita entre algunos expertos -por los 1.400 millones de “supuestas pérdidas al sistema”, matiza Amor- lo cierto es que bonificar la cuota de cotización al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) ha pemitido la entrada de un millón de autónomos al sistema. De ellos el 30% provenían de la economía sumergida. “Se olvidan de que hay 300.000 autónomos que no se habrían dado de alta de no haberse puesto en marcha”, inisiste.

Por otra parte, un 65% de ellos siguen en activo, gran parte de ellos cotizando por la cuota ordinaria, ya que habrían superado no sólo los seis meses de vigencia de la bonificación del 80% sobre la cuota, sino los doce restantes en los que se aplican reducciones del 50% (del mes siete hasta cumplir el primer año) y del 30% (del 12 al 18).

Cabe recordar a este respecto que entre las actuaciones que se recogen en la Ley de medidas urgentes para el trabajo autónomo, propuesta por iniciativa de Ciudadanos y que se tramita actualmente en el Parlamento, está la de ampliar de seis a 12 meses el periodo de vigencia inicial. Con la extensión y según las estimaciones de ATA, se generarían entre 200.000 y 250.000 nuevas altas al Régimen de Autónomos en los próximos cuatro años.

Por otra parte, y además de la citada Ley, la pasada semana la Cámara Baja daba luz verde, por unanimidad, a la subcomisión para la reforma del RETA, en la que se debatirán, entre otras, cuestiones como la exención de la obligación de cotizar a quienes, por ingresos, no llegan al Salario Mínimo (SMI), el desarrollo de un sistema de elección de bases de cotización con mayor flexibilidad o el tiempo parcial.

Generadores de empleo

El 20% de los autónomos persona física cuenta con un trabajador a su cargo. Asimismo, el pasado año, el colectivo en su conjunto generó en torno a 680.000 puestos de trabajo, es decir, uno de cada cuatro. Cifras que no son fruto de la casualidad. Para Lorenzo Amor, pese a que “hay que arreglar lo que no ha funcionado”, la Reforma Laboral “ha dotado de flexibilidad al mercado, lo que ha permitido que los autónomos y las pequeñas empresas hayan tenido herramientas no solo para no destruir empleo, sino para mantenerlo y crear nuevos puestos de trabajo”.

Por ello no se entiende que “de golpe y porrazo quieran elminar lo que funciona. Los expertos deben buscar soluciones en lugar de poner piedras en el camino”, ha concluido.

Las pensiones de los autónomos crecerán un 15%, según ATA