lunes. 26.08.2019

LA FACTURACIÓN MEDIA ALCANZA LOS 5.4 MILLONES DE EUROS

Las pequeñas agencias de viajes resurgen en la era de las plataformas digitales

Las pequeñas agencias de viajes resurgen en la era de las plataformas digitales
Cuando las agencias de viajes parecían abocadas al cierre por la tendencia de viajar utilizando las plataformas de internet, estos pequeños negocios han sabido reinventarse. Incluso su número sigue creciendo, hay un 14% más que el año pasado. Un 82% del total de estos negocios tienen menos de 10 trabajadores.
Las pequeñas agencias de viajes resurgen en la era de las plataformas digitales

Las pequeñas agencias de viajes sobreviven a los grandes competidores digitales del sector. Durante los últimos años, estos negocios parecían estar abocados al cierre por la llegada de algunos portales de contratación online, como Booking. Nada más lejos de la realidad, según un reciente estudio de Insight View, desde 2015,  la rentabilidad de los pequeños negocios ha pasado del signo negativo al positivo y su facturación media no ha dejado de crecer, hasta llegar a los 5,4 millones de euros.  

Para Iberinform, Crédito y Caución, el crecimiento acelerado de estos pequeños negocios se debe a la adaptación a los cambios del sector.  Los más pequeños han conseguido hacerse al entorno: “Las agencias de viaje han sabido reinventar su aportación de valor sobre los pilares de la experiencia de compra, la rapidez y sencillez de contratación, las recomendaciones de clientes, el asesoramiento especializado y el abaratamiento de sus costes”. 

Un sector en auge para los más pequeños 

A pesar de la entrada de estos grandes competidores, las pequeñas agencias de viaje han sabido no sólo mantenerse, sino también aportar valor añadido: sentarse a comer en la misma mesa que las grandes empresas del sector.  Y cada vez son más las que lo hacen. Tan sólo en el último año se crearon un 14% de los negocios que están ahora y un 38% tiene menos de cinco años, según el mismo informe de Insight View.

Los datos no dejan lugar a dudas, el sector no para de crecer. En tan sólo dos años, la creación de agencias de viajes ha aumentado un 2% (del 10 al 12%)  y los negocios de menos de cinco años un 16% (del 6 al 22%). Lo importante en el informe no es sólo 'cuánto' sino también 'quién'.

Lo sorprendente en este caso es que una buena parte del pastel se reparte entre los más pequeños, que además, son la gran mayoría; el 82% son 'micronegocios' (menos de 10 trabajadores) y el 13% pequeños (de 10 a 49). Restando un único 5% para las medianas (de 50 a 249) y grandes compañías (a partir de 250), con un 3% y un 2% respectivamente.

El análisis del segmento de micronegocios muestra una buena evolución en sus cuentas. Desde 2013, cuando su facturación media tocó fondo con 337.000 euros anuales, no ha dejado de crecer hasta ponerse en los 423.000 actuales. Más relevante aún son los ratios de rentabilidad, que recuperaron el signo positivo a partir de 2015.

Riesgos de impago y concentración

A pesar del buen momento de los pequeños agentes, el sector, en su conjunto, no ha conseguido librarse de ciertos riesgos de crédito que arrastran desde hace años: un 23% de sus negocios se encuentra en riesgo máximo o elevado de impago. Unas cifras que demuestran cómo ha empeorado la situación durante los últimos ejercicios, ya que en 2017 el número de agencias en riesgo máximo o elevado solo alcanzaba el 17%.

Aunque no cabe duda de que el sector está en alza, el crecimiento tiene algunos desequilibrios. Según los datos ofrecidos por Insight View, este sector muestra una importante concentración geográfica de la actividad en las grandes ciudades, especialmente en Madrid (21%) y Cataluña (20%).

Las pequeñas agencias de viajes resurgen en la era de las plataformas digitales