jueves. 17.10.2019

EL 10 DE OCTUBRE EN EL CENTRO DE MADRID

Los pequeños agricultores protestarán por los precios injustos del aceite de oliva

Anterior manifestación de agricultores en Sevilla
Anterior manifestación de agricultores en Sevilla
España es el principal productor de aceite de oliva del mundo y el país con los precios de origen más bajos de la UE. Miles de pequeños agricultores se manifestarán el próximo 10 de octubre en Madrid para reclamar precios más justos por el aceite que ha caído casi un 50%. Protestarán contra las "prácticas especulativas y la banalización del producto por parte de grandes distribuidores".
Los pequeños agricultores protestarán por los precios injustos del aceite de oliva

España es el principal productor de aceite de oliva a nivel mundial y también el país con los precios de origen más bajos de toda la Unión Europea. Es el motivo por el que miles de agricultores saldrán a las calles de Madrid el próximo jueves 10 de octubre para "reivindicar unos precios justos; acabar con la venta a pérdidas; con la especulación y con la banalización de nuestro trabajo" según explicó a Unión de Pequeños Agricultores (UPA) a este periódico.

La asociación se ha unido en la convocatoria con las otras dos asociaciones más representativas del sector agrícola: ASAJA(Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) y COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos). Todas ellas se juntan para denunciar la “crítica situación” que atraviesan más de 250.000 familias por el hundimiento del precio del aceite. Y es que, la caída de los precios -a veces, por debajo del coste de producción- no afecta sólo a los pequeños agricultores , sino a toda la cadena productiva, incluidos algunos envasadores.

Desde ASAJA acusaron de la caída de los precios del aceite  "a la industria y a la distribución, que especulan y banalizan el producto". Y es que, el llamado oro líquido está lejos de valer como el oro. Con una media de 3,53 euros el kilo en 2018, según datos del Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura de Andalucía, su precio no ha hecho más que desplomarse desde la anterior campaña hasta llegar en junio de este año a 1,99 euros.

El precio de venta en esta campaña, según explicaron desde estas asociaciones, está situado en unos dos euros el kilo, muy por debajo de los costes de producción, que son de unos 2,7 euros. Y todo ello, en un entorno internacional con cada vez menos producción de aceite, lo que lleva a pensar a las principales asociaciones del sector que la caída no es casual, "esta situación de precios no obedece a razones de mercado, ya que no se trata de un sector en el que la demanda crece por encima de la oferta, sino a maniobras especulativas que buscan ganar hundiendo los precios en origen"

Desde UPA recordaron que la situación no es nueva. Llevan tiempo avisando de la precaria situación de los pequeños productores de aceite. Antes de convocar la manifestación en Madrid, se hizo también en Sevilla y Jaén - principales zonas de producción nacional- sin "ningún resultado".

Ante la falta de reacción de las instituciones, los olivareros saldrán a las calles el próximo jueves para exigir una base mínima, "no puede ser que un aceite de oliva virgen extra, de máxima calidad se venda a precios tan bajos, como producto reclamo por parte de las grandes distribuidoras" explicaron desde UPA. 

¿La solución? Los agricultores piden un mayor control de la trazabilidad y los etiquetados, e incrementar las políticas de intervención pública para que eviten caídas de precios en origen por debajo de los costes además de, por supuesto, "prohibir la venta a pérdidas, que banaliza nuestro producto a base de promociones" apuntaron desde la Unión de Pequeños Agricultores.

La caída de los precios cierra negocios y mata al olivar

Desde que las grandes corporaciones se instalaron en el sector del aceite, los negocios no paran de cerrar. Por un lado, los distribuidores les ofrecen cada vez menos precio por sus productos. Por otro lado, las grandes empresas  que se dedican al cultivo intensivo de olivar "han dejado sin ninguna posibilidad al cultivo sostenible, centenario y regentado por autónomos y pequeños empresarios que no encuentran la forma de sacar rentabilidad" explicaron desde UPA. 

"Sin precios justos, el olivar se muere" rezaba una pancarta en una de las últimas manifestaciones en Andalucía. La denuncia es compartida por todos los agricultores. El cultivo intensivo está sustituyendo al sostenible y dejando sin fuente de ingresos a miles de familias. Esto, por supuesto, "afecta al medioambiente, y a la población en el entorno rural".

Por eso, agricultores de toda España se reunirán en Madrid para reclamar que se regule el mercado, que se proteja a este sector "estratégico para muchas regiones de España y que es, muchas veces, la única fuente de ingresos de los agricultores" comentaron desde UPA.

Los olivareros y demás sectores de la cadena de producción reclaman un paquete de medidas que reactive los bajos precios en origen y garanticen un “futuro digno” para las explotaciones de olivar tradicional, desde  la modificación de la ley de cadena alimentaria para evitar la venta a pérdidas hasta más y mejores ayudas para el sector.

Soluciones "insuficientes" por parte del Ministerio

Tras reunirse con el MAPA ( Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), los agricultores han decidido seguir adelante con la manifestación. "La negociación no ha sido fructífera y las soluciones que propone el ministerio son insuficientes. Entendemos que el ministerio está en funciones y que tiene un margen de maniobra limitado pero el campo no tiene tiempo. Tenemos una situación crítica, está en juego el sustento de miles de agricultores y de cientos de miles de familias que viven del aceite de oliva" concluyeron desde UPA.

Los pequeños agricultores protestarán por los precios injustos del aceite de oliva