miércoles. 18.09.2019

DIEZ RAZONES PARA EXPLICAR SUS CONSECUENCIAS

Los pequeños agricultores vuelven a exigir que se prohíba la venta a pérdidas

Los pequeños agricultores vuelven a exigir que se prohíba la venta a pérdidas

Vender un producto por debajo de su precio de compra. Se llama venta a pérdidas y es una práctica habitual en supermercados para captar la atención del consumidor. El riesgo es que pequeños agricultores deban echar el cierre. UPA da diez razones por las que debería prohibirse esta mala práctica.

 

Los pequeños agricultores vuelven a exigir que se prohíba la venta a pérdidas

“Gotas de pérdidas en un océano de beneficios”. Así definieron desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) una de las prácticas “más dañinas para el sector agrícola y ganadero”, que consiste en vender productos por debajo del precio al que se adquirieron. A priori parece ilógico: ¿Cómo va a vender un distribuidor un producto por menos precio del que le costó comprarlo?  

En realidad es una de las estrategias más comunes de las grandes cadenas distribuidoras. Hace escasas semanas que COAG Castilla y León, organización agraria que representa a cientos de agricultores ganaderos y silvicultores de la comunidad, denunciaba la venta a pérdidas de leche por parte de una conocida cadena de supermercados. No dudaron en decir el nombre. “Se llama Carrefour y está vendiendo cada litro de nuestra leche a 10 céntimos menos de lo que realmente cuesta producirla”.   

La estrategia es tan sencilla como efectiva. Las grandes distribuidoras compran al agricultor o ganadero un producto a un precio, de por sí, muy bajo. Después lo venden en el supermercado por un valor inferior al que lo compraron. ¿Para qué ? “Es una estrategia de reclamo. Se venden los productos más básicos a precios muy bajos para atraer al consumidor. Las pequeñas pérdidas en leche o aceite que llaman poderosamente la atención del cliente, se compensan después con la compra de otros productos mucho más caros y con mayores márgenes como pueden ser los cosméticos”  explicó Diego Juste Conesa, representante de la Unión de Pequeños Agricultores.  

Esta práctica no implicaría ningún problema si no fuera “porque hace que los productos del agricultor o ganadero pierdan valor en la mente del consumidor. Nadie aprecia algo que cuesta escasos céntimos de euro. Y ésto, está teniendo consecuencias devastadoras para el sector. Están cerrando decenas de pequeñas explotaciones” aseguraron desde UPA.  

Por esta razón, la asociación de autónomos y pymes agrícolas ha vuelto a la carga con la única voluntad de que se “prohíba y persiga la venta a pérdidas". Aunque reconocieron que ha habido ciertas novedades legislativas en nuestro país que han prohibido esta práctica, consideran que no se ha hecho de forma suficientemente contundente. “Exceptuando algunas comunidades, como Murcia o Cantabria, en las que sí se han tomado en serio esta prohibición, otras muchas ni si quiera la persiguen. Hay que modificar urgentemente la ley de cadena alimentaria aprobada hace cinco años para que prohíba y haga perseguir de forma explícita y contundente la venta a pérdidas” insistió Diego Juste de UPA.  

Las diez razones por las que, según la UPA, la venta a pérdidas debería estar prohibida 

1. Porque la ganadería y agricultura son actividades fundamentales para la sociedad y se encuentran en una situación crítica. Estos sectores necesitan de una especial protección "dados los innumerables beneficios que aportan a la sociedad: Nos alimentan; mantienen vivos los pueblos; vertebran el territorio; hacen que la cultura rural de nuestros pueblos siga viva;  ayudan a prevenir incendios forestales; y son el único antídoto para frenar el grave fenómeno de despoblación de la España vaciada" apuntaron desde UPA.

2. Porque la cadena agroalimentaria tiene un desequilibrio. Los que producen -que son la mayoría- son los que menos deciden. Por el contrario, "unas pocas grandes corporaciones de la distribución se reparten todo el mercado y son quienes verdaderamente deciden lo que se vende y se compra, y a qué precio." explicaron desde UPA.

3.Por que la Unión Europea y el Tribunal de Justicia de la UE va en contra de estas prácticas. "entre los objetivos de la UE están el garantizar un nivel de vida equitativo a la población agrícola, mediante el aumento de la renta individual de los que trabajan en la agricultura; así como estabilizar los mercados. Ya hay sentencias del TJUE contra la venta a pérdidas" aseguró la UPA en su decálogo. 

4. Porque la venta a pérdidas no beneficia realmente al consumidor. Al menos, eso aseguraron desde la Unión de Pequeños Agricultores: "Esta práctica no beneficia en ningún caso al consumidor, como algunos podrían pensar. Para las grandes cadenas de la distribución que la practican, las ventas a pérdidas son gotas de pérdidas en un océano de beneficios. El único objetivo es usar productos básicos de la cesta de la compra como reclamo, cuando el margen se recupera después con otros productos".

5 Porque esta práctica es potencial generadora de desigualdades, y los gobiernos deben luchar contra ella. "Hay una desigualdad en el poder de negociación entre los eslabones de la cadena agrícola. Las leyes están para frenar abusos y proteger a los desprotegidos, en este caso, los agricultores y ganaderos" apuntaron desde UPA.

6. Porque provoca el cierre de explotaciones ganaderas y agrícolas. "Esta práctica destruye el tejido productivo. La venta a pérdidas se traducirá a medio plazo en una menor soberanía alimentaria y una pérdida también de seguridad alimentaria, al perder control sobre el origen de los alimentos a disposición de la sociedad" aseguraron desde UPA.

7. Porque la propia ley reconoce al agroalimentario como un sector especial. "Como tal debe estar protegido frente a los abusos que se cometen en su seno. Por ello desde UPA seguimos exigiendo la prohibición de la venta a pérdidas mediante una modificación de esta Ley, que aplaudimos cuando se aprobó, pero que ahora debe ser reformada para que cumpla sus indiscutibles objetivos".

8.Porque es una práctica constantemente denunciada por parte de los productores pero que no se sanciona. "más del 15% de las reclamaciones que ha recibido el organismo de control, la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), desde su creación, son denuncias por venta a pérdidas" aseguraron desde UPA.

9.Porque es legal y jurídicamente viable prohibir estas prácticas. "Llevan a la destrucción de valor en la cadena agroalimentaria y se debe establecer modificaciones en las leyes de Comercio y de Cadena agroalimentaria, que serían perfectamente compatibles con la legislación europea" explicaron desde la Unión de Pequeños Agricultores en su decálogo.

10. Porque la ley debe estar de parte de la mayoría, "debe primar la protección de muchos frente al beneficio de unos pocos. La situación del eslabón productor es crítica, con rentabilidades bajo mínimos y un modelo familiar de producción que está en grave peligro de desaparición, lo que puede tener gravísimas implicaciones en nuestra sociedad y economía" concluyeron desde UPA. 

Los pequeños agricultores vuelven a exigir que se prohíba la venta a pérdidas