domingo. 25.10.2020

HOSTELEROS, COMERCIANTES Y TAXISTAS DE BARCELONA

Los pequeños negocios han perdido más de 170 millones por la caída del Mobile

Los pequeños negocios han perdido más de 170 millones por la caída del Mobile
Restaurantes, comerciantes, taxistas o bares de ocio nocturno. Son las 'víctimas colaterales' de la cancelación del Mobile World Congress que debía celebrarse en Barcelona. Un evento que iba a reportar 492 millones de euros a la ciudad y que ha generado pérdidas de más de 170 a autónomos y pymes.
Los pequeños negocios han perdido más de 170 millones por la caída del Mobile

El pánico generado por el Coranavirus le ha ganado la batalla al Mobile World Congress, posiblemente, el evento más importante de tecnología a nivel mundial. En sólo cuatro días de celebración, del 24 al 28 de febrero, la gran feria de la innovación tecnológica hubiera reportado a Barcelona 492 millones de euros, según GSMA, la empresa organizadora del evento.

Stands desmontados, empleados colgando sus cascos y uniformes de trabajo, y pequeñas startups perdiendo su oportunidad de mostrarse a inversores internacionales. Son algunas de las consecuencias más visibles de la cancelación del evento. Otras, son menos evidentes. Muchos autónomos y pequeños negocios catalanes de sectores como la restauración podían haber hecho más de un cuarto de su facturación anual en unos pocos días. Lo tenían todo preparado: las mesas reservadas, el producto encargado, empleados temporales contratados e inversiones de todo tipo realizadas. 

Son ellos, pymes y autónomos de la capital catalana: hosteleros, taxistas, pequeños negocios de transporte, bares y discotecas de ocio nocturno, y comerciantes sin seguro que pueda resarcirles. Las víctimas colaterales de la cancelación del Mobile tienen rostro y sus pérdidas, lejos de ser colaterales, se estiman en millones de euros. 

Concretamente, las asociaciones representativas de los sectores afectados calcularon que la cancelación del MWC les costará 40 millones a los restaurantes; 117 a los bares de ocio nocturno y comercios de la capital y más de 12 a VTC y taxistas. Eso, sin contar los 15.000 empleos temporales que, según Foment de Treball, se dejarán de crear. 

La mala noticia salió a la luz hace escasos días a través de un comunicado emitido por la empresa organizadora del evento: "Con todo el respeto al ambiente seguro y saludable de Barcelona y el país anfitrión hoy, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible para la GSMA celebrarlo. Las partes anfitrionas respetan y entienden esta decisión". 

Una cancelación excesiva, según las asociaciones

Desde casi todos los sectores se ha tildado de excesiva la medida. En el sector del transporte -tanto taxis como VTC- "hay cierto descontento por como se ha gestionado el evento. En vez de cancelarlo, se podría haber dado una solución a la crisis del coronavirus, aplazándolo unos meses" explicó en declaraciones a EFE Josep María Goñi, presidente de la patronal Unauto en Cataluña.

Por su lado, también se dirigió a la misma agencia de información Roller Parols director del Gremio de la Restauración de Barcelona para denunciar que "la capital está pagando los platos rotos de una crisis que es internacional. Es injusto, la cancelación tendrá un efecto perjudicial en el sector del turismo de negocios, que causará daños que no se podrán compensar". Concretamente, estimaron que podrían ser alrededor de 9.500 las reservas anuladas en restaurantes de la zona. Muchas de ellas, estaban hechas desde hace casi un año.

También desde Comisiones Obreras (CCOO) de Cataluña criticaron la "gestión alarmista" de algunas empresas que ha provocado la cancelación del Mobile World Congress (MWC) y pidieron que las consecuencias de la anulación no afecten a los trabajadores. Sin embargo, ha afectado, y mucho. De forma directa a empleados -alrededor de 15.000- que no verán realizado el contrato temporal que se les prometió. También a autónomos de bares y restaurantes de los alrededores que no podrán generar los beneficios esperados para esos días y empleados que no realizarán las horas extras que tenían previstas para los días en los que se celebraría el evento.

Restaurantes y bares, los más afectados por la cancelación

El producto comprado, miles de mesas reservadas, refuerzos contratados. La hostelería estaba lista para hacer su particular agosto en febrero. El mazazo de la cancelación no sólo se mide en los más de 40 millones que ha perdido el sector -según el Gremio de Restauración de Barcelona- , también por lo que suponía ese incremento en uno de los meses más bajos para la hostelería de la capital. 

El director explicó que, próximamente, habrá una negociación con las empresas que habían reservado establecimientos en la ciudad. Aunque, para muchos no es suficiente. Las pérdidas van más allá de las reservas. 

La Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) explicó que la cancelación del MWC  afectará a restaurantes, bares y locales de ocio nocturno que dejarán de ingresar unos 117 millones de euros. Porque, según apuntaron desde varios sectores, el problema no son sólo las pérdidas de los negocios situados en los alrededores. La mayoría de los visitantes, atraídos por la feria, aprovechan todos los años para hacer turismo por la ciudad, por lo que el impacto también se ve reflejado en discotecas, comercios y restaurantes a varios kilómetros del evento.

Es exactamente lo mismo que destacaron los autónomos del taxi y pequeños negocios de VTC's: los viajes no iban a ser sólo a los alrededores de la feria. Las pérdidas se traducen en miles de trayectos por toda Barcelona que ya no tendrán lugar. 

Taxis y VTC's, las otra 'víctimas colateral' de la cancelación

Los taxistas ya estaban preparados para elevar su facturación en más de un 30% en unos pocos días. De hecho, según las asociaciones del sector, se esperaba incrementar la flota de vehículos disponibles durante estos días de 8.500 a 10.500.

El portavoz de Élite Taxi Barcelona, Tito Álvarez, explicó varias veces en los últimos días lo importante que es esta feria para el sector.  Es el arranque de la temporada para los taxistas, después de los peores meses del año, los de enero y febrero. Si bien Álvarez recordó que la cancelación supondrá dejar de ganar entre un 20% y un 30%, añadió que los taxistas han sufrido mucho menos que otros sectores esta situación.

Se refirió, además de a hoteles, restaurantes y apartamentos turísticos, a los VTC. Estos negocios de alquiler de vehículos funcionan por reserva previa. Dinero que no ganarán tras la cancelación del evento. El sector dejará de ingresar unos 12 millones de euros. Al menos 3.000 vehículos -que fueron los que se alquilaron por las compañías tecnológicas asistentes el pasado año- perderán los ingresos de las grandes empresas que habían reservado coches para sus directivos.

Posiblemente se cancele el 4YFN, el "hermano pequeño" del Mobile

Si los autónomos y pequeños negocios de Barcelona se han visto afectados por la cancelación del Mobile World Congress, miles de startups catalanas están viendo desaparecer una oportunidad de oro para mostrarse en el 4YFN, el evento paralelo al Mobile.  'Opositatus' es una de ellas.

"Con la caída del Mobile, es muy probable que tampoco se realice el 4YFN, que sería algo así como el hermano pequeño del MWC. Es una oportunidad perfecta para startups como la nuestra de dejarse ver y encontrarse con inversores nacionales y, sobretodo, internacionales" explicó Alejandro Izquierdo CEO y fundador de Opositatus, una página web que pone en contacto a academias y opositores y que, con menos de un mes de vida, ya tenía un stand reservado en este evento paralelo.

Es más, aunque finalmente saliera adelante, "lo más probable será que no asistamos. La mayoría de potenciales inversores y asistentes que iban a pasar por el 4YFN, venían por el Mobile. Las pérdidas son muy difíciles de determinar. Si los autónomos y pymes de los alrededores han perdido inversiones con la caída del Mobile, nosotros hemos perdido la oportunidad de encontrarnos con empresas punteras y startups tecnológicas, y de hacer networking con negocios del mismo sector. En definitiva, de hacernos ver y que nos conozcan tanto los inversores extranjeros, como el público en general" concluyó Izquierdo

¿A los autónomos quién les resarce? 

Ya han pasado unos días desde que se confirmó la cancelación. Ahora, lo que se preguntan miles de autónomos y pequeños negocios de estos sectores es ¿Quién paga esto? Está claro que "las pólizas de responsabilidad civil profesional de los expositores pueden cubrir los daños provocados por la cancelación del evento", según explicó Miquel Morales, asociado de AGM Abogados. Pero ¿Y los demás afectados? ¿Qué hay de aquellos que no estaban dentro de la feria pero que tienen que afrontar las mismas -o más- perdidas que los expositores? 

Desde AGM abogados ofrecen sus servicios a afectados por la cancelación. Desde el bufete catalán aseguraron a este periódico que, entre sus clientes, hay muchos negocios que han tenido que afrontar grandes pérdidas por la caída del Mobile. Sin embargo, no todos podrán recuperar lo que invirtieron ni, por supuesto, lo que han dejado de ganar. Todo depende del sector y el tipo de pérdida del que se trate. Pequeños negocios de alquiler de habitaciones y apartamentos turísticos son los que más han acudido a sus servicios, pero no los únicos.

También restaurantes y autónomos de diferentes sectores afectados quieren que se les devuelva parte de lo que han perdido. El servicio que más les solicitan es intentar que se resarzan los gastos de "cancelación de reservas de todos los clientes que vienen de China, que son muchos, y de otras partes del mundo". Para el abogado todo depende del caso, del sector del que venga el negocio en cuestión y lo que quiera conseguir. En función de esto, en ciertas ocasiones, se podría "reclamar una indemnización para recuperar los costes" concluyó el abogado.

Los pequeños negocios han perdido más de 170 millones por la caída del Mobile