martes. 18.05.2021

LA CLAVE PODRÍA ESTAR EN LAS AYUDAS

A pesar de la crisis, Madrid y Andalucía han seguido aumentando en número de autónomos durante la pandemia

A pesar de la crisis económica, muchos profesionales han decidido darse de alta como autónomos. Destacan comunidades como Madrid y Andalucía donde se concentran dos de cada tres nuevos afiliados. 

A pesar de la crisis, Madrid y Andalucía han seguido aumentando en número de autónomos durante la pandemia

La pandemia ha sido un golpe miles de trabajadores por cuenta propia han tenido que bajar la persiana al verse incapaces de soportar tantos meses de restricciones y caída de actividad. Pero la imagen de locales cerrados contrasta con la de muchos otros emprendedores que, a pesar de la pandemia, apostaron por el trabajo por cuenta propia y decidieron darse de alta como autónomos.

Trece meses después del estallido de la pandemia, algunas Comunidades Autónomas siguen sumando nuevos autónomos. Este es el caso de Andalucía y Madrid, que en los últimos tres años han incrementado de manera casi constante su número de afiliados al RETA.

En el 2019, Andalucía contaba con 530.005 trabajadores por cuenta propia; cifra que creció hasta un 1,56% en 2020  y un 2,3% en lo que va de 2021, alcanzando un total de 550.640 afiliados en la actualidad. Es decir, la comunidad sumó 20.000 nuevos autónomos durante la pandemia.

Por otro lado, Madrid registró el pasado mes de marzo su segundo mejor dato de afiliación desde el 2008, en el que el número de afiliados al RETA creció en 2.225. Los datos aportados por la Seguridad Social muestran que entre el 2019 y 2021, Madrid sumó más de 7.000 nuevos autónomos, con una tasa interanual del 0,47% al 1,3%. 

Según los expertos consultados, el crecimiento constante en ambas comunidades no sólo responde a su gran cantidad de población, sino que también tiene que ver con la apuesta clara de las distintas administraciones por las ayudas al inicio de la actividad. Ambas tienen algo en común y es que han incrementado en los últimos meses la dotación de sus líneas de apoyo a la actividad por cuenta propia.

Dos de cada tres autónomos son de Andalucía y Madrid

La comunidad de Madrid es la tercera comunidad en número de autónomos. Y esto podría tener que ver con que, “desde hace cinco años, Madrid está poniendo muchas herramientas y ayudas para el inicio de actividad y apoyo al colectivo como son la tarifa plana, prorrogable hasta 24 meses y planes como Impulsa o Emprende que además buscan asentar a los autónomos en nuestra comunidad”, aseguró Elena Melgar, presidenta de ATA-Madrid. 

Lo mismo ocurre en Andalucía. La Junta aprobó más de 60 medidas específicas para el colectivo de trabajadores por cuenta propia desde que empezó la pandemia y es  la región en la que más ha crecido la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en los últimos meses.

De hecho, las decenas de ayudas para los autónomos que aprobó la Junta desde el pasado mes de marzo; desde líneas de avales para respaldar al colectivo a la hora de solicitar un crédito; hasta bonificaciones, incentivos y ayudas directas para los sectores más afectados, han hecho de esta comunidad, la región con más autónomos de España.  

Al igual que Madrid, Andalucía destacó por poner en marcha medidas pioneras en pro de los autónomos como  la ampliación de la tarifa plana de 60 euros para seis perfiles de trabajadores por cuenta propia, que complementa la bonificación del Gobierno central.

La crisis ha sido también una oportunidad para muchos emprendedores

En una crisis inédita como la actual, "es complicado buscar el porqué de los datos sin hacer un estudio en profundidad”, explicó en rueda de prensa el consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández- Lasquetty. Este fenómeno se puede explicar debido a que mucha gente va buscando resituarse y poder volver a estar en activo. Pero, "a pesar de que se tienda a pensar que el trabajador por cuenta propia en estos tiempos emprende por necesidad, también es cierto que muchos han aprovechado este momento para dar forma a los proyectos que ya tenían en mente”, explicó la presidenta de ATA Madrid.

Además, también hay que tener en cuenta que comunidades autónomas como Madrid o Andalucía albergan a miles de emprendedores extranjeros o de otras comunidades que ven oportunidades de crecimiento en estos territorios.

Los nuevos autónomos: tecnología, derecho, transporte o sanidad

Algunos de los colectivos que han engrosado la lista de nuevos afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) son los sanitarios, emprendedores del ámbito tecnológico, abogados, gestores o transportistas. Fundamentalmente, son sectores que se han beneficiado por el incremento de volumen de trabajo a raíz de la pandemia. En el caso de los sanitarios, gracias a la avalancha de solicitudes de test de detección del virus y a la saturación de la sanidad pública, muchos han visto una oportunidad en el sector privado. Ahí se encuentran también los fisioterapeutas o los dietistas,  

Por su lado, los abogados han visto cómo la cantidad de demandas y el aumento de gestiones han disparado su actividad. También la mensajería y la compra a domicilio han incrementado el número de transportistas o repartidores.

Además, todos los procesos de teletrabajo y digitalización han supuesto una oportunidad para los creadores web y gestores de redes sociales para así apoyar a los negocios en el tejido digital. Junto a ellos hay muchos negocios de venta de equipos informáticos, de telefonía o de instalación de redes que se han visto beneficiados por los confinamientos y la necesidad de seguir interconectados con la familia y con el trabajo. 

“Independientemente de este aumento de la demanda en algunos sectores, hay que destacar que todos  se han visto perjudicados de una u otra forma”, recalcó la presidenta de ATA Madrid, Elena Melgar. En el sector del transporte, por ejemplo, "los mensajeros se han visto beneficiados pero colectivos como los taxistas y la mercancía pesada se han visto muy dañados”, añadió Melgar.

Los datos de crecimiento, supeditados al cese de actividad

Una de las mayores preocupaciones de ATA Madrid y, en general, de la federación es la prolongación del cese actividad. Las nuevas altas, dependen en gran medida de la prórroga del cese de actividad, que ha permitido que muchos autónomos mantengan su actividad.

“Si en junio no se amplía la prestación por cese de actividad, nos veremos en la cuerda floja”, aseguró Melgar. “El 40% de los beneficiarios no podrán seguir si las ayudas no se amplían hasta el 31 de diciembre, como ha solicitado la Federación”.

Por ello, los datos de crecimiento “deben tomarse con prudencia”, comentó la presidenta de ATA-Madrid. A pesar de que aumenta el número de autónomos en estas comunidades, las cifras se pueden ver camufladas por el frenazo de las bajas gracias al cese. De cara al futuro, “el ritmo de vacunación y salvar el verano son las claves para que las cifras positivas no se descalabren y este buen ritmo de afiliación siga vigente”, afirmó Melgar.

A pesar de la crisis, Madrid y Andalucía han seguido aumentando en número de autónomos durante la pandemia