miércoles. 19.02.2020

POR LA PROHIBICIÓN DE MARRUECOS

Los pescaderos ceutíes pierden 1.500 euros diarios desde el pasado domingo

Los pescaderos ceutíes pierden 1.500 euros diarios desde el pasado domingo

Casi 3.000 pescaderos y restauradores ceutíes llevan desde el pasado domingo 9 de febrero sin poder abastecerse de peces ni marisco. Marruecos ha bloqueado, sin motivo aparente, la entrada de pescado marroquí a España. Estos autónomos no tienen producto que vender y cada pescadería está perdiendo hasta 1.500 euros al día. 

Los pescaderos ceutíes pierden 1.500 euros diarios desde el pasado domingo

La forma de ganarse la vida de casi 3.000 personas podría estar en peligro si continua mucho tiempo la situación que están padeciendo los pescaderos y restaurantes de Ceuta por el bloqueo comercial que ha impuesto Marruecos a la ciudad autónoma española. Sin motivo aparente, desde el país fronterizo han prohibido la entrada de productos frescos. Los pescaderos son incapaces de asumir el coste del producto español, más caro, y sustentan su actividad con el pescado marroquí.  

Los dueños de las pescaderías ceutíes se encontraron en la mañana del domingo pasado con la prohibición de traer hasta sus establecimientos cualquier producto de Marruecos. De hecho, los más madrugadores tuvieron un problema aún mayor: el pescado fresco que ya habían adquirido en Marruecos no podía salir del país vecino, lo que les hizo perder toda la inversión realizada.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) señalaron que, esta situación, todavía no puede definirse oficialmente como un bloqueo comercial  porque el Gobierno marroquí aún no ha dado información sobre sus motivos ni sus intenciones.

Desde la Delegación de Gobierno de Ceuta aseguraron que se tomarán medidas desde este próximo viernes, dada la gravedad del asunto y los miles de negocios y trabajadores que lo están sufriendo. De hecho, según cálculos de ATA, cada autónomo pescadero puede estar dejando de ingresar entre 1.000 y 1.500 euros al día por esta situación. 

El la prohibición de Marruecos no sólo afecta a los pescaderos. Otro sector que está notando los perjuicios del veto marroquí es la hostelería. El pescado es uno de los productos que más se consumen en los bares y restaurantes ceutíes y éstos están teniendo serios problemas para ofrecerlo dado que desde el domingo no entra a la ciudad autónoma desde Marruecos que es el origen de la gran mayoría de pescado y marisco que venden. 

La delegación del Gobierno explicó a este medio que está manteniendo conversaciones para solucionar el problema tanto con el Ministerio de Asuntos Exteriores como con el Ministerio del Interior. Cabe destacar que Fernando Grande-Marlaska, Ministro de Interior, estuvo reunido en con el país vecino el pasado jueves.

La Delegación pide 48 horas para encontrar una solución

La delegada de Gobierno ceutí, Salvadora Mateos, recibió este miércoles a primera hora de la mañana al presidente de los concesionarios del Mercado Central, Francisco Galán, y a varios adjudicatarios de puestos de pescadería. Ésta pidió a los afectados 48 horas para encontrar una solución al problema.

Galán aseguró que la Delegación ya “está manos a la obra. Están investigando para conocer las causas y nos han dado su palabra de que, antes del viernes, nos van a dar una solución o, por lo menos, una explicación de porqué está sucediendo esto”. Además, añadió que “se están realizando todas las gestiones necesarias para revertir la situación y normalizar la actividad de este sector”.

José Borrego, pescadero ceutí, señala que "no ve nada claro que se solucione el problema", aunque no ha dudado en mostrar su confianza en la delagada. No obstante, su preocupación es grande ya que, según cuenta a este medio, cada autónomo está dejando de vender entre 200 y 300 kilos de pescado diario. 

Entretanto, los comerciantes ceutíes se han visto obligados a abastecerse de producto peninsular, en concreto de pescado malagueño. No obstante, ya han advertido de que esto es una solución transitoria. No pueden adquirir producto español sin modificar sus precios, ya que los precios de nuestro pescado son mucho más altos que los del marroquí. "Invertimos entre 1.000 y 10.000 euros diarios en pescado, según la demanda; traer el producto de la península multiplicaría por cinco nuestros costes", señala Borrego. De momento, el Mercado de Abastos Central está totalmente desabastecido de productos frescos y más de veinte puestos han permanecido cerrados durante las últimas jornadas.

Los pescaderos ceutíes pierden 1.500 euros diarios desde el pasado domingo