lunes. 24.02.2020

Pistoletazo de salida a la reforma del RETA

El Congreso aprobó ayer por unanimidad la propuesta presentada por Ciudadanos el pasado mes de noviembre

Pistoletazo de salida a la reforma del RETA

No hay marcha atrás. La reforma del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) es, desde ayer, una realidad. De forma unánime, todos los grupos políticos que participaron en la Mesa de la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados, dijeron sí a debatir cómo mejorar el sistema que regula la protección social de los autónomos, tanto por la vía de ingresos como por la vía de gastos y prestaciones. El objetivo, equipararlo con el Régimen General sin dejar de reconocer la particularidad propia del colectivo.

Entre los temas sobre los que los grupos deberán poner negro sobre blanco se encuentra el de eximir de la obligación de cotizar a quienes, por ingresos, no llegan al Salario Mínimo (SMI), así como el desarrollo de un sistema de elección de bases de cotización con mayor flexibilidad. Precisamente este es el punto que más divide tanto a los políticos como al propio colectivo. Mientras el presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos), durante su comparecencia en las Cortes el pasado diciembre, afirmaba que establecer tramos de cotización “es remar contracorriente”, el secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), Edudardo Abad Sabaris, no ve con malos ojos la propuesta.

El argumento de Amor se sostiene sobre cuatro pilares. Primero por la “prácticamente imposible” tarea de conocer los ingresos de los trabajadores por cuenta propia, segundo por los 24 meses de decalaje en la comprobaciones de Hacienda, tercero porque los autónomos colaboradores no están obligados a declarar y cuarto porque en el caso de los societarios éstos conocen los dato de facturación de su empresa, no sus rendimientos.

A este respecto, los grupos deberán decidir entre propuestas como las de UPTA, duplicar las bases de los autónomos que cotizan por la mínima pero cuyos rendimientos superan los 60.000 euros al año. O como las de ATA, que pasan porque la cuota de cotización a la Seguridad Social sea deducible en el Impuesto de Sociedades, destopar las bases máximas para los mayores de 47 años o incrementar las bases medias un 3% anual hasta llegar al 10% en cinco años.

Tiempo parcial

Otro de los retos a abordar por la Subcomisión es la regulación del tiempo parcial así como las fórmulas de cotización para aquellos autónomos que realizan su actividad ocasionalmente o como complemento a sus ingresos habituales (médicos, periodistas, profesores, etc…). La Federación que preside Lorenzo Amor propone fijar una cuota mínima, en la línea de la Tarifa Plana, con la que se recaudarían unos 900 millones de euros y que además permitiría aflorar muchos trabajadores que se mueven en la economía sumergida.

Compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con el desarrollo de actividad también será protagonista de un debate de cuyo dictamen y conlcusiones tendrán que ser aprobados por la Comisión de Empleo y Seguridad Social en un plazo máximo de seis meses.

Por otra parte, los grupos están de acuerdo en que se ha de fortalecer la protección social del colectivo, especialmente en materia de pensiones, respetando el principio de igualdad y equiparándolas con las del Régimen General. A este respecto, José Ignacio Conde-Ruíz, subdirector de FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada), también ayer en el Congreso, durante la Comisión del Pacto de Toledo, defendió el sistema de cuentas nocionales -el trabajador aporta una cantidad a una cuenta ficticia a su nombre sobre la que va realizando una serie de aportaciones en función de las cuales se calcula la prestación-. “Es perfecto. Lo que ahora ocurre con los autónomos es que cotizan por la mínima, que es la más rentable, y luego complementan con ahorro privado. Algunos lo hacen por necesidad, pero puedo asegurarles que hay autónomos que podrían cotizar por más, pero saben que optimizan haciéndolo así. Un sistema de cuentas nocionales sería perfecto porque él va cotizando lo que quiere; tiene un mínimo de cotización y va cotizando lo que quiere, lo va viendo cada año”.

Posible adelanto

Si bien a bote pronto la subcomisión tendrá materia sobre la que trabajar, ésta podría verse reducida en varias cuestiones. Según ha podido saber AyE, el Congreso podría incorporar algunas de las anteriores propuestas en la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, cuyo plazo de emiendas, que finalizaba el próximo lunes, se ha amplidado hasta el 14 de febrero.

Entre las medidas que se trasvasarían del debate a la acción estarían las de ampliar al 100% la posibilidad de compatibilizar pensión con el desarrollo de una actividad, mejorar el cese de actividad (paro de los autónomos) permitiendo su capitalización con el objetivo de favorecer la segunda oportunidad, regular el tiempo parcial e impulsar el IVA de caja.

Pistoletazo de salida a la reforma del RETA