sábado. 05.12.2020

MEDIDA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Hacienda obliga a Airbnb a informar de todos los alquileres turísticos a partir de julio

Fin de la barra libre de impuestos en los alquileres de pisos y otros alojamientos turísticos. Desde el 1 de julio de 2018 los intermediarios de los arrendamientos, como las plataformas Airbnb o HomeAway, también estarán obligados a comunicar a la Agencia Tributaria los datos de los inmuebles utilizados para esta actividad. Y tendrán hasta final de ese año para remitir los datos del primer semestre.

Hacienda obliga a Airbnb a informar de todos los alquileres turísticos a partir de julio

Según el real decreto por el que se prorrogan y aprueban diversas medidas tributarias y otras medidas urgentes en materia social, que ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE), las personas o entidades que intermedien viviendas con fines turísticos estarán obligadas a presentar trimestralmente una declaración informativa.

La norma ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, si bien ha requerido de un modelo de declaración informativa, el 179, que ha establecido los datos, condiciones y procedimiento para su presentación, un documento que ya ha elaborado el Ministerio de Hacienda y que está en audiencia e información pública. Las declaraciones podrán presentarse hasta el 31 de diciembre.

El nuevo modelo 179 tendrá una periodicidad trimestral y deberá presentarse durante el mes siguiente a la finalización de cada periodo, si bien se concede un plazo de adaptación de seis meses para esta nueva obligación. Por ello, pese a que la norma ya ha entrado en vigor el 1 de enero de 2018, las declaraciones correspondientes a los dos primeros trimestres podrán presentarse hasta el 31 de diciembre de ese año. Deberán presentar el modelo 179 las personas o entidades que presten el servicio de intermediación del uso de viviendas con fines turísticos, ya sea onerosa o gratuitamente.

El modelo deberá contener la identificación del titular de la vivienda, la de la persona que ostente el derecho de alquiler del inmueble (si son distintas) y la de las personas o entidades arrendatarias. También deberá especificar la identificación del inmueble, así como su referencia catastral, el número de días de alquiler, el importe percibido y el número de contrato de intermediación del arrendamiento. La puesta en marcha de esta obligación busca prevenir el fraude fiscal, ha explicado el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Hacienda obliga a Airbnb a informar de todos los alquileres turísticos a partir de julio