lunes. 08.03.2021

EL GOBIERNO RECHAZA LA PROPUESTA DE SU SOCIO

Podemos se une a las organizaciones de autónomos y pide ayudas directas para salvar a los pequeños negocios

pablo-iglesias-consejo-ministros

Unidas Podemos se ha unido a las peticiones de las organizaciones autónomos y solicitó la puesta en marcha ayudas directas para los autónomos afectados por las restricciones del Covid-19. El Gobierno ha rechazado la propuesta.

 

Podemos se une a las organizaciones de autónomos y pide ayudas directas para salvar a los pequeños negocios

Unidas Podemos se ha unido al clamor de las organizaciones que piden la puesta en marcha de ayudas directas a los autónomos más afectados por la crisis del Covid-19. El secretario de Estado de Derechos Sociales de esta formación política, Nacho Álvarez, defendió la necesidad de articular algún tipo de ayudas a fondo perdido para "compensar las pérdidas que están teniendo los pequeños negocios a raíz de las restricciones de movilidad y limitación de horarios". Una propuesta que tanto desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), como otras muchas organizaciones sectoriales llevan meses trasladándole al Ejecutivo.

Álvarez explicó que es "normal" que las comunidades autónomas traten de evitar el aumento de contagios limitando la actividad de ciertos sectores, pero que "esos cierres deben ir acompañados de medidas que compensen las pérdidas que conlleva mantener un negocio sin ingresos"

Unas palabras que ha pronunciado en numerosas ocasiones el presidente de ATA, Lorenzo Amor, quien alertó al Gobierno de la "sangría de trabajadores por cuenta propia que se producirá en caso de no activar un mecanismo de ayudas directas. El 2021 ha llegado con nuevas restricciones y nuevos cierres, será un año muy duro. Pese a que se han prorrogado los ERTE y se ha extendido el cese de actividad, es el momento de apoyar a los autónomos con medidas económicas que no tengan que devolver". 

Fuentes oficiales del partido presidido por Pablo Iglesias, aseguraron a este diario digital que aún no se ha formalizado esa propuesta, pero sí la voluntad de plantearla en Moncloa. De hecho, el secretario de Estado de Derechos Sociales de Unidas Podemos, recordó -como lo hicieron también organizaciones de autónomos como ATA- las ayudas directas que han aprobado muchos países de la Unión Europea, donde para garantizar la supervivencia de los pequeños negocios. Algo que no ha hecho España. "En países como Alemania, Francia u Holanda han cerrado la hostelería y el comercio, pero les han dado ayudas directas para mantenerse", recalcó Álvarez. Además, apuntó que la ausencia de estas ayudas "puede derivar en el aumento de quiebras de negocios en los próximos meses, y con ello el desempleo. Ese es el escenario que debemos evitar". 

De igual forma, este miércoles, la propia presidenta del Banco Santander, Ana Botín, también instó al Gobierno la puesta en marcha de ayudas directas al colectivo de autónomos y pymes afectados por las consecuencias de la pandemia"Necesitan apoyos que van más allá del crédito", aseguró. Además explicó que en caso de ponerse en marcha un mecanismo de ayudas directas, "los bancos podríamos ayudar". Según expuso, su idea se centra en ayudar a los negocios que tienen una proyección de viabilidad, "ya que eso contribuirá a que la economía se recupere más rápido".

Montero rechaza la propuesta de su socio en el Gobierno

No obstante, la respuesta por parte del Gobierno no ha tardado en llegar. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mostró su rechazo a la propuesta de su socio el pasado martes durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros. Desde Moncloa aseguraron que el Estado "ya ha puesto en marcha muchos mecanismo de ayuda a los sectores más afectados", y que, por el momento, no se plantean la puesta el marcha de ayudas directas, a pesar de las constantes peticiones por parte de las organizaciones y, ahora también, del partido que dirige su vicepresidente

"Se han destinado más de 62.000 millones de euros al tejido productivo para paliar y minimizar los efectos de las restricciones derivadas de la pandemia", explicó Montero. Además, la ministra recordó que "de los 42.500 millones destinados a la línea de avales del Instituto de Crédito Oficial, 17.000 han ido a parar al turismo, ocio y cultura. Y eso, sin olvidar, el desembolso de 40.000 millones que se ha hecho en los Expedientes de Regulación de Temporal Empleo", apuntó la ministra de Hacienda.

Según el Gobierno, una de sus medidas estrellas para paliar los efectos de la pandemia en los sectores de la hostelería comercio y turismo fue el Plan de Rescate dirigido al canal Horeca (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías). Un plan que, lejos de ser aplaudido por dicho profesionales, fue tachado de “insuficiente”, y desde las organizaciones insistieron en que lo que “verdaderamente necesitan los autónomos son ayudas directas, al igual que las que se han aprobado en otros países europeos”, explicaron desde la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE).

España a la cola de Europa en ayudas a los autónomos

La crisis económica ha sido complicada para los autónomos de todos los países europeos. Sin embargo, no todos los gobiernos han aportado la misma cantidad en ayudas al colectivo para paliar sus pérdidas por el coronavirus. De hecho, mientras que el gobierno germánico abonó durante la crisis 74 euros por cada cien que perdieron los trabajadores por cuenta propia, el Gobierno español ofreció a sus autónomos apenas 14 euros por cada 100 de pérdidas, denunció el presidente  ATA.

España se convierte así en la excepción europea, ya que todos los países que obligaron a los locales a cerrar, les compensaron mediante subvenciones y ayudas directas por lo que perdieron. Para los expertos, esa es precisamente la asignatura pendiente del Ejecutivo español. Casi un año después de la irrupción del virus, el Gobierno central aún no ha puesto en marcha ninguna ayuda directa para el colectivo de autónomos

Algo de lo que el Banco de España lleva meses reclamando en sus informes, donde refleja que, comparando la gestión española con la de los demás gobiernos europeos, nuestro país se sitúa en muchos casos en las últimas posiciones: tanto en desembolso por ERTE, como ayudas directas. Esto es debido, según distintos informes publicados por el supervisor, a que el Estado español se ha centrado en lanzar medidas de aplazamientos de impuestos y nuevas líneas de avales de créditos, que a la larga, lo que hacen es generar más deudas en los negocios.

Algunos ejemplos de las ayudas que han puesto en marcha los países europeos

  • Alemania

El país germano atajó la crisis económica derivada de la pandemia con la puesta en marcha de un programa de garantías públicas dotado con 820.000 millones de euros, que equivale al 24% de su Producto Interior Bruto (PIB). Además, dentro de ese programa, incluyó un plan para paliar los estragos en autónomos y pymes con un fondo de rescate para el colectivo de 50.000 millones de euros.

La mayor parte de las ayudas que lanzó el Gobierno alemán fueron directas y a fondo perdido. Y, en los últimos días, junto a la obligación de cierre de los negocios por el aumento de contagios, estableció una medida de apoyo a los trabajadores por cuenta propia adelantándoles el 75% de la facturación respecto a la que tuvieron durante el ejercicio de 2019. La única condición que se fijó fue que el negocio se haya visto afectado por las consecuencias de la pandemia. Esta medida se prolongará hasta mediados de 2021.

  • Italia

El Gobierno italiano puso en marcha un plan dotado de 450.000 millones de euros -el 25% de su PIB-. El Estado centró sus ayudas en evitar los despidos de los trabajadores y suspendió el pago de facturas, impuestos e hipotecas a través de moratorias.

Para los autónomos lanzaron el 'Plan Cura Italia', dotado con un total de 25.000 millones de euros para financiar distintas medidas laborales del colectivo. Por otra parte, en el mes de julio, aprobó un presupuesto de 6.200 millones de euros en ayudas directas para apoyar a los trabajadores por cuenta propia y pymes afectados por la pandemia del coronavirus.

En el último mes, y con el fin de aliviar el cierre impuesto por el Gobierno a partir de las 18:00 horas en los negocios de la hostelería, Italia destinó 1.200 millones más de ayudas directas.

  • Francia

El Gobierno francés se caracteriza por ser uno de los primeros en apoyar a los autónomos y pymes desde los inicios de la pandemia. Movilizó 300.000 millones de euros para garantizar la liquidez del colectivo y, de esa cantidad, destinó una parte a aplazar las obligaciones fiscales y de la Seguridad Social. Además, activó una especie de 'fondo solidario' para brindar ayudas directas de de 1.500 euros para pymes y autónomos

Asimismo, con motivo del reciente confinamiento en el país decretado por el Gobierno hasta el 1 de diciembre, se anunció un plan especial para autónomos y pymes de hasta 10.000 euros mensuales en función de su pérdida de facturación.

  • Reino Unido

El Reino Unido ha puesto en marcha un plan dotado con 1.000 millones de libras -1.110 millones de euros- al mes en ayudas económicas en efectivo destinadas a los autónomos y pymes de los sectores de la hostelería y el ocio.  Por su parte, los trabajadores por cuenta propia al frente de otros negocios comerciales -gimnasios, tiendas, etc.- que se hayan visto obligados a cerrar a raíz de los nuevos rebrotes del virus, recibirán una ayuda directa de hasta 3.000 libras -3.320 euros- al mes.

Además, las empresas de hostelería, ocio y alojamiento que sufrieron restricciones locales más estrictas entre agosto y noviembre pueden solicitar subvenciones de hasta 2.100 libras -2.320 euros- por cada mes que soportaran dichas limitaciones en ese periodo. 

Podemos se une a las organizaciones de autónomos y pide ayudas directas para salvar a los pequeños negocios