domingo. 29.03.2020

Las pymes declaran que el acceso al crédito ya es el menor de sus problemas

Las pymes declaran que el acceso al crédito ya es el menor de sus problemas
Tres de cada diez perciben una mejora de la disponibilidad de financiación bancaria y sólo el 6% de las peticiones fueron rechazadas
Las pymes declaran que el acceso al crédito ya es el menor de sus problemas

Los bancos vuelven a abrir el grifo de la financiación. Así se deduce del resumen sobre la Evolución reciente del acceso de las pymes españolas a la financiación externa, que el Banco de España publica a partir de los datos de la Encuesta Semestral del BCE y que se realiza sobre una muestra de 10.712 empresas de menos de 250 empleados de toda la Unión Europea.

Uno de los gráficos incluidos en el estudio muestra que las pymes consultadas -tanto en España como en la UE- señalaron el acceso al crédito como el menos acuciante de sus problemas. Ocupa el sexto y último lugar, por detrás de otros como la búsqueda de clientes, los problemas de competencia, el acceso a personal cualificado, los costes laborales y las trabas derivadas de la regulación.

En el caso español, sólo el 6% de las pequeñas y medianas empresas que se acercaron al banco a pedir un crédito obtuvieron un no por respuesta. Una cifra que está en línea con la media de los Veintisiete. Otro dato que demuestra la mejor disposición de las entidades a conceder financiación es que apenas el 9% en España y el 10% en Europa declararon haber tenido dificultades a la hora de obtener un préstamo, continuando en ambos casos con la tendencia iniciada en marzo de 2013, cuando el porcentaje se situó en torno al 24%.

A priori se puede pensar que el optimismo crediticio se debe a que hay menos pymes que recurren a la financiación externa. Todo lo contrario, tal y como se extrae de la encuesta la proporción de pymes que llamaron a la puerta del banco fue del 36%, lo que supone seis puntos por encima de los resultados obtenidos en el informe anterior y que da cuenta de la mayor bancarización de las pymes españolas frente a las europeas, con una media del 32%.

 

El 10% destacaron que se aumentó el importe de los préstamos

 

A pesar de los requisitos de solvencia del Banco Central Europeo (BCE) y de que la pasada semana José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, afirmase que “en absoluto” se va a producir una relajación de las condiciones de acceso al crédito, la percepción entre las pymes va en la línea opuesta. El 10% señaló un aumento en la cuantía de los préstamos y el 5% afirmó haber obtenido un plazo de vencimiento mayor. Cifras que se completan con el hecho de que sólo el 3% destacó un endurecimiento de las garantías y el 8% en otras condiciones.

Cosa distinta es lo relativo a los tipos de interés. La congelación por parte del BCE no se está reflejando a pie de sucursal en el último año. Sólo el 11% de las pequeñas y medianas empresas asintió al ser preguntadas si se había experimentado un descenso, frente al 30% de la anterior encuesta.

Bancarización y costes laborales

 

Los dos folios que resumen la encuesta dan buena cuenta de que las pymes españolas tienen una mayor dependencia de la financiación externa. Sin embargo, el 42% de ellas reconoció que tiene interés en reducir su nivel de endeudamiento, frente al 5% de quienes querrían aumentarlo. El 42% restante lo consideró apropiado.

Por otra parte, el documento resalta la mejoría general de la posición económica de las pymes. El 22% afirmó que sus ventas han aumentado en los últimos seis meses, lo que no se corresponde con el de quienes vieron mejorar sus beneficios. La razón para algo más de cuatro de cada diez pymes radica en el aumento de los costes laborales.

Las pymes declaran que el acceso al crédito ya es el menor de sus problemas