miércoles. 20.11.2019

UNO DE CADA CUATRO LOGRA CUMPLIR 25 AÑOS

El quinto año de vida de un negocio es crucial, sólo la mitad sobrevive

El quinto año de vida de un negocio es crucial, sólo la mitad sobrevive
A la hora de emprender, los comienzos no son fáciles y alcanzar la madurez tampoco. Casi el 99% de los proyectos superan los dos primeros años de vida, Sin embargo, la tasa de mortalidad aumenta a partir de ese momento y entre el quinto y el octavo año la tasa de mortalidad lega al 50%, según un estudio de Iberinform.
El quinto año de vida de un negocio es crucial, sólo la mitad sobrevive

Si emprender no es fácil, consolidar un negocio, mantenerlo en el tiempo, aún menos. Uno de cada cuatro negocios españoles lo saben bien. Es ese el número de proyectos que logran sobrevivir 25 años, según el último estudio realizado por iberinform sobre longevidad empresarial. Para elaborarlo, la empresa de créditos  analizó los casi tres millones de negocios puestos en marcha en España desde 1990.

Entre los resultados más significativos del informe está que la mayoría de negocios españoles logran cumplir su primer y segundo año de vida sin mayor problema. Son concretamente el 99,4% y el 98,1% de proyectos los que sobreviven 12 y 24 meses respectivamente.

La situación da un vuelco al tercer año. Es este el punto en el que se registra mayor mortalidad entre los negocios españoles, la tasa de supervivencia cae más de 14 puntos, hasta el 84%. Esto -según la empresa que elaboró el informe- se debe, en buena medida, al progresivo agotamiento de recursos. La inyección inicial que da un impulso crucial a los negocios en sus dos primeros años de vida, se pierde en el tercero y da lugar al pico más alto de disolución.

En su cuarto año, la tasa de supervivencia de los negocios vuelve a caer otros 11 puntos, hasta situarse en el 73%. El pico de mortalidad se suaviza a partir de este momento.  En los cuatro años siguientes, del quinto al octavo, las tasas de cierre de proyectos se reducen ligeramente, aunque superan los cinco puntos porcentuales, hasta sobrepasar el 50%. Dicho de otra forma, dos de cada cuatro negocios no llegan a cumplir su octavo año de vida, quedándose en este año la tasa de supervivencia reducida al 49%.

A partir de este punto, conforme pasan los años, el ritmo de mortalidad en los negocios continúa descendiendo. Del noveno al duodécimo año, el estudio registra todavía tasas de mortalidad superiores a los tres puntos porcentuales. Llegados a este momento, son el 42% los negocios que cumplen su primera década, y dos años después, a los 12, la tasa de supervivencia baja hasta el 35%.

Éste es -según Iberinform, un punto decisivo para la madurez de los proyectos ya que la mayoría de las empresas que aguantan hasta los doce años suelen mantenerse en el tiempo. En los segundos doce años de vida (de los 12 a los 24), apenas se suman siete puntos a los ceses de actividad. Y es que, uno de cada cuatro negocios  logra alcanzar el cuarto de siglo.

Los datos cambian considerablemente si se dejan a un lado las formas  jurídicas y el análisis se centra tan solo en los autónomos. Atendiendo a los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y recogidos por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, más de la mitad de los negocios de trabajadores por cuenta propia en España superan los cinco años de vida.

Cada vez más autónomos logran consolidar sus negocios

A principios de este año,  ATA elaboró un informe que describía el perfil de los 1.993.902 autónomos persona física durante el pasado año. Entre los datos positivos destaca que, atendiendo a los años que los autónomos persona física llevan al frente de sus negocios, cada vez más trabajadores por cuenta propia logran consolidar sus negocios.

Según  los datos recogidos por la Federaciónse ha reducido la mortalidad de las actividades de autónomos ya que, dos de cada tres trabajadores por cuenta propia en nuestro país - concretamente el 66,7%- llevan afiliados al RETA tres años o más, y uno de cada dos (el 54,7%) lleva más de cinco años al frente de su negocio, siendo precisamente éste el colectivo que más creció (0,4%). Únicamente el 16,7% de los autónomos tiene menos de un año de antigüedad como trabajador por cuenta propia.

Otro de los datos que refleja el informe realizado desde ATA es cómo la ampliación de la tarifa plana no sólo ha funcionado (el número de afiliados al Régimen de Autónomos se incrementó un 40,6% con su entrada) sino que además ha hecho que los negocios aumenten su tasa de supervivencia. Así lo sostuvieron en un estudio elaborado  por la Universidad de Córdoba (UCO) contrastando sus datos con los de la Seguridad Social.

El resultado fue que la supervivencia de los autónomos acogidos a esta bonificación en Andalucía (ámbito del informe) es más de dos meses superior a la de aquellos que no disponen de ella. En concreto, y según el análisis elaborado por los profesores de la UCO, la vida media del grupo de emprendedores con Tarifa Plana sobrepasa los 890,72 días mientras que en el grupo no bonificado el tiempo se reduce a 823,64 días. Es decir, 67 días de diferencia.

El quinto año de vida de un negocio es crucial, sólo la mitad sobrevive