viernes. 25.09.2020

Rajoy cumplirá su promesa de incluir a los autónomos en el CES

Rajoy cumplirá su promesa de incluir a los autónomos en el CES
La Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo, que debe aprobar el Parlamento con apoyo del PP, incorpora una disposición adicional que garantiza la participación del colectivo en este órgano consultivo del Gobierno.
Rajoy cumplirá su promesa de incluir a los autónomos en el CES

Trece años llevan esperando los autónomos a que Mariano Rajoy cumpla con el compromiso que realizó en febrero del 2004 de incluirlos en el Consejo Económico y Social (CES), órgano consultivo del Gobierno en el que están representados el resto de colectivos, desde las patronales y los sindicatos a las organizaciones de consumidores, pasando por las cooperativas o los agricultores. Pero nunca es tarde y, cuando se apruebe la ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo, fruto del acuerdo entre Csy PP, los autónomos podrán entrar por fin en este consejo, adscrito al Ministerio de Empleo, en donde se emiten dictámenes sobre anteproyectos de ley encargados por el Gobierno e informes de materias que afectan al colectivo como son la fiscalidad, las pensiones, el mercado laboral, o la energía. Un club en el que ya están incluidos el resto de agentes económicos y sociales.

En el 2004, el actual presidente del Gobierno no era más que el candidato nombrado por José María Aznar para sucederle en el cargo. En aquellos momento previos a las elecciones, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, anunció diversas medidas en favor de los autónomos para los cinco próximos años. Fue entonces cuando el candidato Rajoy lanzó una promesa que fue recogida por los medios de comunicación nacionales: los autónomos entrarán a formar parte del Consejo Económico y Social, algo que, de alguna manera, daba un giro coperniquiano al reconocimiento del colectivo como agente social y comenzaba a situar a los 3 millones de trabajadores por cuenta propia, hasta entonces totalmente ignorados, en el lugar que les correspondía dentro de la economía española.

Pero el Partido Popular perdió aquellas elecciones del 2004 y comenzó a gobernar José Luis Rodríguez Zapatero. Lo hizo durante los siguientes 8 años. La promesa de Rajoy quedó en el limbo y, hasta ahora, no ha sido recuperada. Recientemente, la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, presentada en el Congreso por Ciudadanos y fruto de un acuerdo previo en matera de autónomos con el PP, incorpora una disposición adicional en el que insta al Gobierno a que asegure la presencia de los trabajadores autónomos, a través de las asociaciones intersectoriales que los representan a nivel estatal, en su órgano consultivo atendiendo a lo que establece el artículo 21.2 de la Ley 20/2007 de 11 de julio del Estatuto del Trabajo Autónomo.

Cuando esta ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo se apruebe, la inclusión de los autónomos en el CES también dará cumplimiento al punto octavo del apartado 33 del pacto para la gobernabilidad de España que el Partido Popular adquirió con C’s el pasado mes de agosto. El este punto se dice expresamente que ambos partidos abogarán por adecuar la composición del CES a las nuevas formas de organización del trabajo y, concretamente, permitirán la entrada a las organizaciones de autónomos. El trabajo por cuenta propia ha irrumpido con fuerza en España y las viejas estructuras basadas en las relaciones laborales patrón/obrero van dejado paso a un nuevo elemento en la ecuación como es el autoempleo y el trabajo autónomo. Algo que ya no puede ser ajeno al CES ni al diálogo social en general, como reconocen PP y Cs en su pacto de gobernabilidad.

Hace pocos días Albert Rivera, se mostraba dispuesto a ejercer de punta de lanza en esta reivindicación de los autónomos que, durante más de una década, nadie se había pronunciado. La inclusión de los autónomos en el CES fue uno de los temas que copó gran parte de la reunión que el líder de Ciudadanos mantuvo recientemente con ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) y UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) -las dos asociaciones con más representación de autónomos en España-. Ciudadanos afirmó que existe un compromiso más que firme para que los autónomos estén en el CES porque es necesario escuchar y dar voz al colectivo para poder dar soluciones realmente útiles. Además, en C’s tampoco comprenden por qué, después de tanto tiempo, los autónomos siguen sin participar en el CES.

Tras la reunión, Lorenzo Amor, presidente de ATA, hacía referencia con ironía a este tema al afirmar que “la iniciativa para que los autónomos estén en el CES ha logrado un récord de aplazamientos de enmiendas en esta casa -el Congreso de los Diputados- .

Aunque la inclusión de las organizaciones de autónomos en el CES no deja de ser un paso más para reconocer su papel como representantes de un numeroso colectivo que cumple un importante papel en la Economía, aún falta mucho para que se les considere como agentes sociales. La misma estructura que domina hasta ahora el CES --con 20 consejeros de los dos grandes sindicatos, 20 de las dos orgaizaciones patronales y 20 para repartir entre organizaciones de consumidores, asociaciones de trabajdores del mar y agrarios, cooperativas y expertos-- indica un modelo de diálogo social imperante en España en donde todo pasa por cuatro organizaciones: UGT, CCOO, CEOE y Cepyme. Precisamente, fuentes sindicales aseguran que fueron estos cuatro agentes sociales los que siempre pusieron trabas para que los autónomos participasen en el CES y en el diálogo social.

Pero cuando las organizaciones de autónomos entren en este órgano consultivo del Gobierno se romperá algo del status quo establecido. El diálogo social con las organizaciones que les representan, según en que etapas, ha sido muy fluido y, en otras como ahora, se ha relentizado. El nuevo Gobierno no ha llamado a las organizaciones de autónomos ni una sóla vez en los 100 días que lleva al frente del Ejecutivo.

Rajoy cumplirá su promesa de incluir a los autónomos en el CES