Lunes. 22.10.2018

LA HOSTELERÍA TEME PAGAR MÁS POR MÚSICA Y TELEVISIÓN

La reforma de la Ley de propiedad intelectual puede afectar a tu negocio

La reforma de la Ley de propiedad intelectual puede afectar a tu negocio

Quizás muchos dueños de bares o locales de copas no lo sepan, pero lo más seguro es que la música, la radio o los vídeos que reproducen en sus negocios tengan derechos de autor, y es obligatorio pagar por ellos. Con la reforma de la ley de propiedad intelectual del pasado jueves, ciertos sectores vulnerables como el de la hostelería han quedado a merced de las decisiones de los gestores como la SGAE que, a partir de este momento, podrán imponer las tarifas que crean convenientes. La Federación Nacional de Hostelería se muestra preocupada ante una posible subida de los precios.

La reforma de la Ley de propiedad intelectual puede afectar a tu negocio

Si utilizas música o videos en tu local estás obligado a pagar una tarifa mensual a la SGAE. Desde música de ambiente, a canciones emitidas por la radio o videos en la televisión, la gran mayoría de ellos están sujetos a derechos de autor, y el negocio que los utiliza tiene la obligación de pagar por ellos.

Con la entrada de la ley 21/2014 sobre protección intelectual se consiguió introducir una regulación en estas tarifas gracias a un intermediario neutro entre los gestores como la SGAE o grandes discográficas y sectores como el de la hostelería. Sin embargo, la enmienda de esta ley el pasado jueves ha reavivado la polémica, la Federación Nacional de Hostelería se muestra inquieta por que “ahora los gestores pueden poner las tarifas que crean convenientes, y podemos volver a los precios de antes que eran muy elevados”.

Las asociaciones y grupos representativos de diversos sectores, especialmente el de hostelería, temen que tras aprobarse el pasado jueves por los cuatro principales partidos parlamentarios las enmiendas a la Ley de Propiedad Intelectual, se vuelva a la situación de desprotección jurídica anterior a 2014. “ Tras muchos años de lucha y conseguir equidad de precios de las entidades de la Ley de Propiedad Intelectual, mediante la creación de un organismo central llamado a ser árbitro del funcionamiento del mercado, que consensuara de manera imparcial los precios entre las empresas del sector y las entidades de gestión, el Gobierno ha abatido dicha posibilidad cediendo a favor de los intereses de las multinacionales discográficas, editoriales musicales y del posicionamiento de las entidades de dominio.”

En otras palabras, existe un temor en el sector de que, tras la reforma, los negocios de hostelería- entre otros establecimientos como comercios- vayan a estar sujetos a tarifas más altas que hasta la fecha. “Ante la reforma propuesta a la enmienda, se genera una grave inseguridad y sospecha de intromisión en procesos de determinación de tarifas hoy en marcha” indicó la Federación Nacional de Hostelería. Con la desaparición de este arbitraje neutro entre el sector y las entidades gestoras ha habido un retroceso, una posible vuelta a las tarifas anteriores que “eran muy altas”. Los negocios que pagaban estos derechos quizás tengan que pagar más por ellos, los que no lo hacían, tienen que saber que están obligados a abonarlos.

¿Cómo pagar los derechos de autor?

La nueva reforma llevada a cabo por unanimidad de los cuatro partidos mayoritarios del congreso ha recordado una realidad: La reproducción de música y vídeos en un negocio no es gratuita. Hasta la fecha, la SGAE ofrece licencias que unifican el pago de todos los derechos de autor en un negocio ya que tal y como índica “Somos conscientes de que es imposible conseguir uno por uno el permiso de todos los autores. Con nuestra licencia podrás utilizar cualquier obra musical o audiovisual que forme parte del repertorio de SGAE”.

Hay una licencia específica para cada negocio según su naturaleza. Dentro de esta licencia, la entidad de gestión ofrece tarifas fijas mensuales que incluyen contenido musical (posibilidad de reproducir música a través de cualquier medio como radio, tv, cd, internet o actuaciones en directo) y audiovisual (a través de medios como la televisión, laser disk o vídeos). A día de hoy, el precio de estas tarifas para un local de entre 50 y 100 metros cuadrados sería de alrededor de 30 euros mensuales por un contrato de un año. Este precio, a priori asequible, podría inflarse con la puesta en marcha de esta enmienda, que tal y como inciden las distintas asociaciones, va a dar completa libertad a las gestoras de imponer las tarifas que más les convenga.

La reforma de la Ley de propiedad intelectual puede afectar a tu negocio