jueves. 17.10.2019

Salvador Marín (Cofides): “Hay que ayudar a crecer a las pymes para que puedan competir en el mercado global”

En tan sólo tres años (2012-205) la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) ha duplicado la actividad entre los más pequeños de nuestro tejido empresarial. Una tendencia que tuvo continudad el pasado ejercicio cuando apoyaron con más de 23 millones de euros a 31 pequeñas y medianas empresas que querían desarrollar su actividad en el mercado exterior. Además, con más de 1.064 millones de euros logró, en 2016, el máximo en cartera comprometida de inversiones propias y gestionadas.
Salvador Marín (Cofides): “Hay que ayudar a crecer a las pymes para que puedan competir en el mercado global”

Y durante la entrevista apareció Machado. “Se hace camino al andar”, así describe Salvador Marín, presidente de Cofides (Compañía Española de Financiación del Desarrollo) cómo han de plantearse la internacionalización las pymes y emprendedores españoles, que “son la siguiente oleada y deben atreverse”. Desde que tomó las riendas en 2012, y sólo en tres años, duplicó la actividad de la Compañía. Suma y sigue que continuó el pasado año, que cerró con una cartera comprometida un 5% superior a la de 2015. Logros que han convertido a Cofides en líderes en inversión directa en el exterior.

¿Cómo están funcionando programas como Pyme Invierte o Implantación Comercial 3.0?

Cada vez más empresas dan el salto de la exportación a la inversión directa en los mercados exteriores. En el periodo 2012-2015 duplicamos la actividad en pymes. En 2016 también batimos récords. Se formalizaron 31 operaciones a pequeñas y medianas empresas, con más de 23 millones de euros.

¿Están los emprendedores y las pymes más concienciados de la importancia de la internacionalización?

En los últimos años, se ha hecho una gran labor. Tanto la Administración y las instituciones como la sociedad y las empresas, independientemente de su tamaño. Se ha comprobado que la internacionalización es una forma de crecer, diversificarse y generar empleo. Hay que destacar especialmente el peso de las medianas empresas en el sector exterior, que cada vez son más competitivas.

¿Y qué ocurre con las pequeñas y los emprendedores?

Para que la internacionalización exista se ha de tener una mínima estructura. ¿Cómo? Entre otros, con financiación. Es fundamental. Además, tenemos que conseguir que las pequeñas empresas vayan adquiriendo tamaño para que sean capaces de competir mejor en el mercado global. Desde Cofides vamos a apoyar financieramente a todas aquellas pymes y emprendedores que cuenten con un buen plan estratégico y un buen producto o servicio.

“Cofides va a apoyar financieramente a las pymes y emprendedores que tengan un buen plan estratégico, un buen producto y un buen servicio”

¿Cuáles son los errores que cometen las empresas españolas a la hora de internacionalizarse?

Falta madurez. Se ha de contar con una estrategia muy bien definida, apostar por productos y servicios testados y consolidados, e ir sin prisa pero sin pausa. Además, han de mantener la parte de innovación en España y no escatimar en la formación de recursos humanos y en el talento. Independientemente de lo anterior, he de decir que las empresas que apuestan por la internacionalización suelen estar muy bien gestionadas, bien estructuradas, cuentan con personal cualificado y suficiente.

El comercio electrónico como herramienta de internacionalización, ¿financia Cofides estas operaciones?

Cofides apuesta tanto a nivel interno como externo por la digitalización. Nos gustan los proyectos que llevan aparejados algo de comercio electrónico porque suelen ser más rentables, tienen más posibilidades de crecer, consolidarse, generan empleo, etcétera. Es una oportunidad y no una amenaza para el comercio físico. Por ello, apoyamos plataformas y proyectos de comercio electrónico, siempre que cuenten con inversión exterior.

¿Han percibido cambios en el tipo de financiación, proyectos… que solicitan las empresas desde el inicio de la crisis hasta ahora?

Si. A fecha de hoy el 62% se han concretado en capital, justo al contrario de lo que ocurría cuando Cofides inició su actividad, entonces la mayor parte de los proyectos estaban orientados a conseguir financiación genérica. En el caso de la mediana empresa suele iniciar su actividad con nosotros con implantaciones comerciales para pasar a realizar inversión directa y cada vez se atreven más a que entremos en capital y cuasi capital. La financiación que solicitan es a medio y largo plazo, es decir, hay vocación de permanencia; se plantean la internacionalización como algo estructural.

En el caso de la internacionalización, ¿se está abriendo el grifo del crédito?

La banca ha cambiado. Hay mucha más financiación que en el periodo anterior. Dicho esto, Cofides es muy boutique o específica por el público al que nos dirigimos, somos la primera referencia de las empresas españolas que quieren iniciar o desarrollar su actividad en el exterior.

“En la internacionalización de las pymes falta madurez”

¿Cómo está funcionando la relación con las Comunidades Autónomas?

Uno de nuestros objetivos con el anterior Plan Estratégico era poner en valor Cofides fuera de Madrid y Barcelona. Hemos puesto en marcha varias vías de entrada a las comunidades autónomas, a las que hemos mimado. Hemos llegado a acuerdos con el 100% de las autonomías a través de las delegaciones territoriales del ICEX y de la Secretaría de Estado de Comercio, así como con las agencias de desarrollo de cada una de las regiones, asociaciones de empresarios o jóvenes empresarios y de las Cámaras de Comercio. Gracias a ello hemos crecido y duplicado la actividad.

¿Por qué la apuesta por el sector agroalimentario y gastronómico?

Es un sector que ha apostado claramente por la tecnología, la innovación, la digitalización y la industria 4.0. Es precisamente ahí donde entra Cofides: internacionalización ligada a innovación e industria. En cuanto a las líneas Finchef y Finfood, la gastronomía española es uno de nuestras mejores banderas en los mercados internacionales y por ello debemos apoyarla.

¿Qué otros sectores son prioritarios para Cofides?

Apoyamos 25, los más competitivos: industria, gestión, servicios, energía, infraestructuras, nuevas tecnologías, ingenierías, etc…

¿Está cambiando realmente el modelo productivo en España?

Creo que sí. Hay un crecimiento económico ordenado La internacionalización ya supone casi el 34% del PIB, el segundo país europeo por detrás de Alemania. Se percibe también la diversificación económica. La construcción ya no tiene tanto peso y servicios, turismo y nuevas actividades tecnológicas tienen cada vez más protagonismo.

¿Qué valoración hacen del ajuste que recogen los presupuestos de 2017 para los programas de internacionalización (-14%)?

En Cofides nunca hemos tenido problemas presupuestarios. Siempre que hemos tocado la puerta de nuestros socios públicos se nos ha abierto y cada vez que hemos necesitado financiación adicional la hemos tenido. Tenemos los instrumentos y el apoyo del Gobierno. Dicho esto, no es una cuestión tanto de dinero sino de gestión. Considero más importante que por cada euro que invirtamos desde Cofides se generen 12 que el que se pongan esos 12 de dinero público. Por otra parte, hay otros elementos de apoyo que no se tienen en cuenta y, sin embargo, son imprescindibles, le hablo de las consejerías económicas y comerciales.

¿Cómo va a afectar a la participación de Cofides el recorte de 63 millones de euros en el FIEX y FONPYME en los presupuestos de 2017?

Si hay algún Gobierno que haya apoyado y dotado estos fondos es el actual. Por su propia naturaleza son autosostenibles, y cuentan con una tesorería de 1.000 millones de euros, en el caso del FIEX y de 60 millones en el FONPYME.

Tras el resultado de las elecciones de Francia, ¿se disipa el fantasma del proteccionismo en Europa?

Se equivocan quienes no apuestan por el libre comercio. Es un error total. Los modelos proteccionistas son modelos obsoletos.

A este respecto, ¿cree que Trump llevará a cabo su amenaza de cerrar las fronteras comerciales?

Tenemos proyectos en estudio para Estados Unidos. Las empresas españolas siguen interesadas por el mercado americano. No olvidemos que es una economía muy potente. El negocio atrae al negocio, creo que por muchas amenazas la apertura comercial es difícil de parar.

“Los modelos proteccionistas son modelos obsoletos”

Parece además que las exportaciones españolas han contestado a Trump a ‘la asiática’, es decir, se han incrementado…

Sí. Pero no sólo eso, este interés se produce también a la inversa y las empresas americanas quieren que las españolas inviertan en el país. En el Foro que celebramos el pasado mes de abril y al que asistieron distintos representantes de agencias de Estados Unidos el mensaje fue claro “queremos que las empresas españolas vengan a invertir”.

Pese a haber riesgos, como Brasil o Argentina, sudamérica acapara el mayor número de proyectos financiados por Cofides…

Latinoamérica siempre va a ser el punto de entrada y los mismos acuerdos que se firman con las comunidades autónomas se hacen con los países. En cuanto a Brasil creo que es un gran país y puede salir adelante. En el caso de Argentina estamos viendo como el país va remontando y se está haciendo una apuesta muy fuerte por incentivar la inversión española.

¿Es Cuba la futura joya de la corona para las empresas españolas?

Es un país con gran potencial y si alguien debía estar en Cuba era Cofides. Fuimos pioneros con la línea de financiación que diseñamos para las inversiones en el país y tenemos casi una decena de proyectos allí entre aprobados y en estudio. Está funcionando muy bien. Además, cuenta con el apoyo de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

África y Asia, en concreto China, ¿tomarán el testigo de Estados Unidos?

No es cuestión de sustituir un mercado por otro. África es un continente en crecimiento, y esto no es ni novedad ni consecuencia del cambio de Administración en Estados Unidos. Ya se pensaba en África antes de Trump. En relación a regiones como Asia, India o Europa del Este, España es una de las economías más abiertas del mundo y siempre va a haber empresas españolas donde haya oportunidades.

Salvador Marín (Cofides): “Hay que ayudar a crecer a las pymes para que puedan competir en el mercado global”