viernes. 13.12.2019

PROMETE ACORDARLO CON SINDICATOS Y PATRONAL

Sánchez anuncia que subirá el SMI por encima de los 1.000 euros

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, durante el debate de investidura.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, durante el debate de investidura.

El presidente del Gobierno en Funciones, Pedro Sánchez, ha avanzado en su discurso de investidura que, de lograr formar Gobierno, aumentará el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta el 60% del salario medio en España, tal y como recomienda la Carta Social Europea. El incremento será progresivo -"a lo largo de la Legislatura"- y se negociará bajo el marco del diálogo social.

Sánchez anuncia que subirá el SMI por encima de los 1.000 euros

Pasaba una hora y ocho minutos del inicio del debate de investidura cuando Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, anunció su intención de subir, de nuevo, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) si consigue renovar el cargo. Hay que recordar que el Gobierno elevó el SMI un 22% el SMI en diciembre del año pasado -hace siete meses- y éste pasó de 735,90 euros al mes a 900 euros mensuales

Ahora bien, con el objetivo de no perjudicar la competitividad y la productividad de las empresas y, por tanto, poner barreras al crecimiento de la economía  española, el aumento se hará de forma progresiva durante los cuatro años de la Legislatura y, esta vez, será acordado bajo el marco del diálogo social.  "Abordaremos junto a los agentes sociales un pacto de rentas cuya punta de lanza será, lógicamente, el crecimiento y la elevación del Salario Mínimo Interprofesional en consonancia con lo marcado por la Carta Social Europea”, afirmó el candidato a la Presidencia. Así, el incremento del SMI, deberá contar con la aquiescencia de las patronales CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) y de los sindicatos CCOO (Comisiones Obreras) y UGT (Unión General de Trabajadores).

La Carta Social Europea establece que el SMI deberá ser el 60% del salario medio de cada Estado de la Unión Europea. En el caso de España y, tomando como referencia los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2017 el citado salario medio fue de 23.646,5 euros anuales (1.689,04 euros mensuales en 14 pagas). Por tanto, de conseguir ser investido, de aquí a 2023 el nuevo Salario Mínimo en España pasará de los actuales 900 euros mensuales a superar por primera vez los 1.000 euros al mes. En concreto, se situará entre los 1.013 y los 1.020 euros según varíen los salarios, lo que significa unos 30 euros más cada mes por año.

Cotizar “de acuerdo” con los ingresos reales

La primera parte del discurso de Pedro Sánchez se centró en lo que el presidente del Gobierno explicó como la actualización del mercado laboral en función de los nuevos paradigmas que está imponiendo la revolución tecnológica.

Además de la citada subida del Salario Mínimo, el candidato a la presidencia avanzó otra decena medidas. Entre ellas “mejorar las condiciones de los trabajadores y trabajadoras autónomos, universalizando sus derechos laborales y reduciendo trabas y cargas administrativas”.

Asimismo, la intención firme del Gobierno socialista, según recalcó Sánchez, es la de “modificar” el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) para que los autónomos coticen “de acuerdo” con sus ingresos reales y poder seguir así “ampliando la protección social del colectivo con la intención de equipararla con la de los trabajadores por cuenta ajena”. “Esta vez sí”, aseguró.

La palabra "acorde" que dice el programa del PSOE o "de acuerdo" con los ingresos reales del autónomo, como dijo ayer Sánchez, es un matiz importante en lo que se refiere a la adecuación de las cuotas. Si bien en origen se planteó un sistema de cotización “en función” de los ingresos reales que venía suponer una regla basada en el principio "tantos rendimientos netos obtiene el autónomo, tanto debe cotizar", ahora la idea es que el parámetro de los ingresos reales se utilice como "referencia" para fijar las cuotas, explican en el PSOE. De hecho, Toni Ferrer, secretario general de empleo del Partido Socialista, durante los cursos de verano del El Escorial, organizados por la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), explicó que la idea del Gobierno era “tomar como base” los ingresos del autónomo para fijar la cotización, principalmente en aquellos que facturan por debajo del SMI, con el objetivo de que la cuota sea la mínima posible y rebajando sus costes. No obstante, el Gobierno ha dejado claro que esta reforma del RETA no se hará sin acuerdo con las principales organizaciones representativas de autónomos.

Bonificaciones, pensiones y parados de larga duración

Otro de los temas que mencionó Sánchez es la reordenación de las bonificaciones actuales, entre las que se encuentra la Tarifa Plana -que ha beneficiado a más de dos millones de emprendedores y en los últimos cuatro años ha aumentado un 11,6% los ingresos del RETA- o las de impulso de la contratación indefinida -que durante el mandato del Partido Popular llevó al crecimiento de esta modalidad de contratación a tasas superiores al 8% y que duplicó la conversión de contratos temporales en indefinidos entre 2011 y 2017-. La intención de Sánchez es orientarlas que la “inserción en el mercado laboral de los colectivos más vulnerables”.

En materia de pensiones ha afirmado que éstas se actualizarán según la evolución del IPC real, tal y como ya  se hizo  eliminará el índice de revalorización y el factor de sostenibilidad aprobado por el Partido Popular en 2012 y “reducir la brecha de género con especial atención a las pensiones mínimas y las no contributivas”. Es decir, las que se perciben sin haber cotizado previamente (invalidez o jubilación). “El acuerdo es más necesario que nunca y hay voluntad política”, destacó.

Por otra parte, también quiere “transformar” las Políticas Activas de Empleo (PAE) para que, por un lado, garanticen la formación continua durante “toda la vida” y, por otro, mejoren las oportunidades de acceso al mercado laboral de los parados de larga duración. Asimismo, el objetivo es ampliar la tasa de cobertura y la protección de los beneficiarios del subsidio por desempleo, para lo cual se procederá a la “reordenación y simplificación” de los criterios de acceso.

Un estatuto para las nuevas generaciones

Todo lo anterior quedará cubierto por el paraguas de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, “un Estatuto para las próximas generaciones”, recalcó Sánchez. En este punto se comprometió a llevar al Parlamento “en el menor tiempo posible” una propuesta de texto “basada en el diálogo social en la que la contratación indefinida sea la forma habitual y ordinaria” que empleen las empresas para sus trabajadores.

También se redactará un “Estatuto del becario” que  fomente la retribución de y evite el encadenamiento ilimitado de periodos de prácticas.

Además de todo lo anterior de conseguir el respaldo suficiente para formar Gobierno los socialistas llevarán adelante el Plan Estratégico de Retorno (para los españoles que tuvieron que irse a trabajar fuera de España por motivos de la crisis), la Ley de Igualdad del Mercado de Trabajo, el impulso de las empresas de la Economía Social, impulsarán un pacto social para la racionalización de horarios y llevarán adelante medidas que den un espaldarazo a la creación de empleo (principalmente autónomo) en el medio rural.

Sánchez anuncia que subirá el SMI por encima de los 1.000 euros