lunes. 30.11.2020

CLAVE PARA LA LUCHA CONTRA EL COVID EN ZONAS RURALES

Sanidad ya permite a los farmacéuticos realizar test de antígenos en sus negocios

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ya permite a los farmacéuticos realizar tests de antígenos para detectar el Covid-19 en sus negocios. Esto es especialmente importante en las zonas rurales donde, muchas veces, no cuentan con centros de salud cercanos. 
Sanidad ya permite a los farmacéuticos realizar test de antígenos en sus negocios

La petición de los farmacéuticos para poder participar en las labores de salud púbica, finalmente, ha sido escuchada por el Gobierno. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social autorizó a los gobiernos autonómicos a contar, si lo consideran necesario, con estos profesionales para que puedan realizar las pruebas de antígenos para la detección del Covid-19 en sus negocios. Algo que desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos llevaban meses pidiendo al Ejecutivo para que la red de farmacias -más de 22.000 pequeños negocios y más de 54.000 profesionales farmacéuticos- pudiese ayudar a la gestión de la pandemia.

Este nuevo servicio dentro de las farmacias será una de las claves para descongestionar los centros de salud de las comunidades que se sumen a la campaña pero, además, ayudará especialmente a las zonas rurales del país. "La utilidad de este mecanismo en aquellas poblaciones de la España Vaciada, dónde los habitantes tienen que desplazarse varios kilómetros para acudir a un centro de salud de atención primaria, es muy positivo tanto para esa población en concreto, como para el sistema nacional de salud", explicó Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

Por su parte, el presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Luis de Palacio, valoró como "fundamental" que los negocios de estos profesionales en las zonas con poca infraestructura pudiesen ofrecer esa opción. De igual forma, incidió en que las farmacias ubicadas en las zonas rurales deberían contar con muchas más habilidades. "Cuantas más competencias se les otorguen a las farmacias de estos territorios, menos incomodidades tendrán sus habitantes a la hora de llevar a cabo ciertos trámites, como la revisión de sus medicaciones o adquirir ciertos medicamentos que sólo se dispensan en hospitales", explicó de Palacio.

Empezó Galicia y quieren sumarse Madrid, Cataluña y Murcia

Una prueba fehaciente de que los profesionales farmacéuticos están capacitados para realizar tests rápidos de detección del coronavirus es la Comunidad Autónoma de Galicia, concretamente en Ourense. En este territorio, las farmacias llevan un mes participando en un programa de cribado, y realizando test de anticuerpos a sus ciudadanos. "En Galicia, la propia Concejalía de Sanidad habló con la red de farmacéuticos para solicitarles su ayuda ante la congestión de los centros sanitarios. Es el claro ejemplo de que el sector es capaz de llevar a cabo estas pruebas con total seguridad", explicó Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

Según apuntó López-Casero, "hemos ofrecido las farmacias a las comunidades autónomas como un recurso para ayudar a la gestión epidemiológica. Algunas como la Comunidad de Madrid, Cataluña y Murcia se han mostrado más receptivas a aceptarla al ver que su sistema de salud estaba saturado. Pero otras han decidido que tienen los recursos suficientes para realizar los test de antígenos, y que no tienen que recurrir a la red de farmacias", comentó la experta. 

De esta forma, y después de que la Comisión Europea haya aprobado unas recomendaciones sobre pruebas rápidas que incluyen la posibilidad de realizarlas en oficinas de farmacia, el Ministerio de Sanidad ha tenido que dar luz verde a estos profesionales. Bruselas reclamó que se capacite a "operadores de prueba adicionales que no sean personal sanitario", con el fin de "garantizar recursos suficientes para el muestreo, las pruebas y la presentación de informes".

Aliviar la situación de los centros de salud

Por otra parte, otra de las ventajas que tiene el hecho de que los profesionales farmacéuticos puedan realizar test para la detección del coronavirus es ayudar a la descongestión de los centros de salud. La atención primaria está sufriendo saturaciones en prácticamente todos los territorios del país, por lo que la red de farmacias "supondrá una fuerza asistencial y epidemiológica muy importante para superar esa situación", explicó López-Casero. 

Para la tesorera del Consejo es crucial, en la evolución de la pandemia y en la corrección de la curva, que las farmacias realicen los test: “de esta forma, el farmacéutico realizará el test y registrará los datos, sin necesidad de que el paciente tenga que acudir a su centro de salud. En los casos que haya un positivo, las farmacias se encargarán de comunicarlo, para que la autoridad sanitaria correspondiente ponga en marcha mecanismos de rastreo y control”.

Además, López-Casero destacó que, de esta forma, la sociedad podrá tener "más cercanía e incluso más rapidez en la realización de las pruebas".

Abogan por una competencia en los precios

Si bien desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos aseguraron que la entidad "no entra a decidir qué precios deben establecerse por realizar el test de antígenos en las farmacias"; desde FEFE abogan por una "competencia leal entre los negocios", explicó su presidente.

"Nosotros propondríamos que no nos regulasen los precios que debemos poner a las pruebas. Preferimos que se cree una competencia leal entre el colectivo, de manera que nosotros competiríamos entre nosotros, y a la vez con los demás profesionales que llevan a cabo los test, como los médicos privados", aseguró el presidente de la Federación. "Al final, esa es la mejor manera de que bajen los precios", añadió el experto. 

No obstante, de Palacio auguró que su precio rondaría los 30 euros, con lo que estarían "muy por debajo" del precio que cobran en el mercado privado por estas pruebas. Aunque el presidente de FEFE aclaró que la cuantía podría variar en función de los requisitos que impongan al profesional por hacer los test.

Deben presentar un plan de acción al Gobierno

La única que premisa que, por el momento, impone el Ejecutivo a las farmacias que quieran unirse a la campaña de salud pública y realizar test de antígenos es la presentación de un plan de acción o protocolo. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, explicó tras la reunión del Consejo Interterritorial, que estos profesionales deben presentar un plan "detallado" en el que se explique qué personal capacitado se encargará de las pruebas y si hay circuitos diferenciados para garantizar que no hay riesgo de contagio.

Algo que secundaron desde el Colegio de Farmacéuticos, "es muy importante que cuando una farmacia participe en esas campañas, cumpla con un protocolo muy estricto que deberá definir conjuntamente con las autoridades sanitarias", explicó la tesorera. "Los requisitos contemplan cómo tiene que ser el circuito dentro de la farmacia de las personas a las que se les va a realizar la prueba, y diferenciarlo del de las que van a la farmacia a adquirir medicamentos", añadió. 

Además, deberán incluir la protección del profesional, el procedimiento de eliminación de residuos o ventilación del establecimiento, entre otras cosas. Según López-Casero "no es técnicamente difícil, pero sí imprescindible para garantizar la seguridad del profesional, la del ciudadano y de la prueba que se extraiga. Los propios farmacéuticos sabemos el riesgo que conlleva y, por lo tanto, queremos hacerlo con todas las garantías".

Piden mayor acceso a la vacuna de la gripe

Los autónomos farmacéuticos no sólo piden a hacer tests, sino que quieren tener, en general, un papel mucho mayor en la lucha epidemiológica. El manifiesto del Consejo del Colegios Farmacéuticos es muy “ambicioso” y abarca otros aspectos del ámbito sanitario. En concreto, y aparte de poder realizar test rápidos de detección del virus, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos solicita al Gobierno que se asegure, en un futuro, el acceso a la vacuna contra la Covid-19 a los ciudadanos a través de la red de farmacias.

La tesorera contó que, aparte de luchar para que en un futuro ellos puedan distribuir la vacuna contra la Covid-19, “también estamos peleando para tener mayor acceso a la vacuna de la gripe, porque no todo el mundo puede acudir ahora mismo a los centros de salud, mientras que una farmacia siempre está cerca. Los establecimientos farmacéuticos podemos ser de gran ayuda en todas las estrategias de vacunación”.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha vuelto a poner en marcha una campaña para promover la vacunación antigripal, que tiene el objetivo de “sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de este tipo de vacunas y promover la participación activa de los farmacéuticos, como profesionales de Salud Pública, para incrementar exponencialmente la cobertura de la población de riesgo”, explicaron.

La campaña 2020-2021 de la vacuna contra la gripe “siempre ha sido muy importante, pero este año todavía lo es más. Porque busca evitar complicaciones derivadas de la coincidencia de ambas patologías: gripe y Covid-19. Ambas enfermedades tienen síntomas similares y, si conviven, pueden llegar a producir una sobrecarga mayor en el sistema sanitario”, concluyó López-Casero.

Sanidad ya permite a los farmacéuticos realizar test de antígenos en sus negocios